Casas flotantes y sumergidas para dormir con los peces
Las casas que hunden sus cimientos bajo el mar son hoy en día algo insólito, pero el imparable aumento de la población mundial, que para 2050 superará los 9,6 mil millones de personas, bien podría convertirlas en viviendas de lo más habituales.

Colonizar las aguas para levantar ciudades no es una idea nueva. De hecho, la primera urbe submarina está ya planeada al detalle y se construirá en Japón en apenas dos décadas.

Si todo marcha según lo previsto, para 2035 el país nipón será el primero en tener una ciudad submarina, y en ella se prevé que puedan vivir en torno a 5.000 personas. Y, por ejemplo, Foating City, una isla flotante en la que poder residir, que tendrá un sistema de autoabastecimiento y ocupará de cuatro a diez kilómetros cuadrados, comenzará a construirse este mismo año en China.

Mientras estos colosales proyectos avanzan, los proyectos de construcción de casas acuáticas, ya sean flotantes o con sus primeros pisos sumergidos, no cesan de multiplicarse y también de sorprendernos.

Las primeras son proyectos antiguos. Básicamente, en este grupo entra cualquier vivienda que se levanta sobre tierra que no sea firme. Lógicamente, pueden flotar, literalmente, pero también levantarse sobre una estructura fijada de madera u hormigón sobre el fondo de un río, agua dulce o incluso el mar, obviamente en zonas costeras poco profundas.

Casas flotantes y sumergidas para dormir con los peces
Las casas semi sumergidas, por contra, son proyectos innovadores, con un aire futurista, reservado solo a unos pocos privilegiados. Con el tiempo, su necesidad podría hacerlas más accesibles e incluso popularizarlas mucho antes de lo que imaginamos.
Seguir leyendo

Convertir plataformas petrolíferas en refugios para la vida marina
Aunque a primera vista lo parezca, esta no es una propuesta de reciclaje, sino de cambio de concepto en el diseño y reconstrucción de plataformas petrolíferas en funcionamiento, con el fin de que resulten bastante más amigables con el entorno.

¿Pero, cómo unas torres petrolíferas, un auténtico peligro ambiental, va a tener utilidad ecológica? Como dice la famosa frase, si no puedes vencer a tu ememigo, únete a él. O, lo que es lo mismo, sin dejar de ser lo que son añaden características que las convierten en refugios para la vida marina y también para las aves migratorias.
Seguir leyendo

Indonesia crea el mayor santuario del mundo de mantarrayas
El litoral indonesio alberga la friolera de 17.000 islas, suma unos seis millones de metros cuadrados y, desde ahora, es el santuario más grande del mundo de mantarrayas, un animal amenazado por la explotación pesquera.

Desde hoy el archipiélago entero ha consagrado sus aguas a la preservación de la especie, como ya lo hicieran antes otros países aprobando una nueva legislación que garantice su protección. ¿Pero, qué motiva este cambio, quizás el amor por la naturaleza?
Seguir leyendo

Arrecifes artificiales marinos
Los arrecifes artificiales marinos permiten contrarrestar la degradación de los ecosistemas marinos y recuperar especies en peligro de extinción. El sistema consiste en sumergir diversos objetos, como bloques de hormigón cúbicos, vigas de hierro en cruz o incluso barcos hundidos, para que se conviertan en un hogar para los seres vivos de la zona en peligro. Además, impiden el uso de las destructivas redes de los buques arrastreros. Por suerte, países de todo el mundo han introducido en sus aguas cientos de estas estructuras. En algunos casos, su uso tiene también una parte turística, ya que permite la práctica del buceo o del surf.

Es bien sabido que la pesca de arrastre es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad submarina, es por eso que la colocación arrecifes en el fondo del mar impide la erosión de los suelos submarinos y por lo tanto, de los ecosistemas. Bastantes estudios han demostrado que los arrecifes artificiales favorecen después de unos pocos años la recuperación de la zona dañada, así como la pesca artesanal y sostenible.

Arrecifes artificiales marinos

España cuenta en la actualidad con 130 arrecifes artificiales repartidos por toda su costa.