Frutas de temporada: cómo comerlas

Hay algunas acciones tremendamente ecológicas que no sólo no requieren gran esfuerzo, sino que además nos aportan un gran placer. Una de ellas es intentar siempre tomar las frutas de temporada, porque esto hará menos daño al planeta, además de favorecernos a nosotros.

Aunque hoy en día, con la globalización, hay frutas y verduras que nos la encontramos en cualquier momento del año, debes saber que las frutas y vegetales tienen su ciclo y que, por ello, sólo están en su mejor momento durante una temporada o estación concreta. Además, ¡estarán mucho más sabrosas si te los comes en el momento idóneo!

Hay frutas que han sido manipuladas para que duren todo el año, sobre todo aquellas que encontramos en grandes superficies, como es el ejemplo de las uvas sin semillas que vemos en el supermercado en pleno agosto. Esta manipulación ha hecho que se gastasen muchas materias primas como agua, además de pesticidas o aditivos. Además, un alimento de temporada conserva todos los nutrientes, es mejor para nuestra salud y, como hemos dicho, es mucho más fresco y delicioso. Un alimento manipulado que se vende a pesar de no ser su estación no puede ser natural.

Para ello, es una buena idea saber qué frutas están ahora de temporada (en los meses de verano: junio, julio y agosto). Te enseñamos cuáles son las mejores para comer y cómo puedes prepararlas y comerlas para un verano sano y fresquito plagado de alimentos naturales. Si tienes la oportunidad, cómpralas a un productor pequeño, intentando que sea local para que tu comportamiento sea aún más responsable y ecológico.

A la rica cereza

Como sabes, en verano la cereza recupera todo su esplendor. En esta época, son más rojas, grandes y brillantes que nunca. Se trata de una fruta dulce, jugosa, fácil de comer, bella y con un pequeño rabito. Las más dulces sólo tienen 63 kilocalorías por cada 100 gramos.
Seguir leyendo