Más de la mitad de la tierra necesaria para el consumo europeo se encuentra en otros continentes
Unos consumen y otros producen. Así funciona el sistema económico de este planeta. Europa posee una huella ecológica de tierra muy elevada. O, dicho de otra forma, poco (o nada) ecológica. Europa es el continente que más depende de la tierra de otras regiones del mundo. Así se desprende de un informe publicado por la organización Amigos de la Tierra.

El informe elaborado por Amigos de la Tierra y el Sustainable Research Institute concluye que los ciudadanos europeos consumen más de lo necesario. La excesiva demanda de carne, de otros derivados de animales, de madera y de otros productos requieren una enorme cantidad de superficie de tierra para su producción, lo que, a la postre, supone una de las huellas de uso de tierra más altas del mundo. Europa utiliza 640 millones de hectáreas de tierra cada año, el equivalente a 1,5 veces su propia superficie. La media de tierra para producir bienes de consumo por cada europeo es de 1,3 hectáreas, mientras que países como China y la India usan menos de 0,4 hectáreas. En medio ambiente, no sólo importa la emisión de gases de efecto invernadero.
Seguir leyendo