Parodia del fracking en México (vídeo)
Ya que parece que los argumentos científicos no sirven para detener a empresas y Gobiernos que quieren apostar por el la fractura hidráulica o fracking, contaminando el medio ambiente y con la posibilidad de generar terremotos, quizá no sea mala idea recurrir al humor. Es lo que han hecho en México, donde se ha grabado un vídeo llamado “Frack U”.

El vídeo, de siete minutos, muestra, usando la parodio, los peligros del fracking. Como ocurre en muchos otros países, como Argentina, Gran Bretaña o España, las empresas que buscan ganar mucho dinero a costa de destrozar el medio ambiente están llegando a acuerdos con el Gobierno de México para poder llevar a cabo sus proyectos.

Parodia del fracking en México (vídeo)

Massachusetts quiere prohibir el fracking por los terremotos
El Estado de Massachusetts, en Estados Unidos, quiere prohibir la fracturación hidráulica, al menos, durante diez años. Así lo ha planteado la Comisión Mixta de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Agricultura, que aprobó un proyecto de ley. Además, se prohibiría el vertido de aguas residuales provenientes del fracking en el estado.

No es uno de los Estados con más reservas de gas de esquisto, pero podría haber cierta cantidad en el oeste de Massachusetts. En Estados Unidos hay una preocupación cada vez mayor por esta técnica de extracción de hidrocarburos. En el Estado colindante, Nueva York, hay planeados proyectos de fracking a gran escala. Massachusetts no quiere convertirse en el vertedero de sus aguas residuales y tóxicas.

Massachusetts quiere prohibir el fracking por los terremotos

Pozos de gas en Doñana pueden provocar terremotos
Como ocurre en Canarias, la petrolera Repsol quiere pasar por encima de la gente que defiende el Parque Natural de Doñana para llevar a cabo sus proyectos de extracción de energía sucia. En medio de la disputa, los políticos. En España, tanto el Gobierno central (del PP) como la Junta de Andalucía (del PSOE) parece que prefieren apoyar a la multinacional que a sus votantes.

Así que el colectivo Mesa de la Ría, que lucha por la defensa de Doñana, ha recurrido a los políticos europeos y el Parlamento Europeo debatirá la última semana de noviembre el proyecto de extracción de gas que Repsol quiere desarrollar en la costa de Doñana. Lo debatirá. Lo que no significa que lo paralice, claro.

Pozos de gas en Doñana pueden provocar terremotos

Las mentiras del fracking
El sábado 19 de octubre se celebró el Día Mundial contra el Fracking. Hubo manifestaciones por todo el mundo: Irlanda, Nueva York, Lituania, Inglaterra y, en España, en Gijón, Murcia, Sevilla, Soria, Burgos, León…

Es un buen momento para analizar las razones que esgrimen los que defienden esta peligrosa técnica de extracción de gas no convencional. En los debates que se celebran en los medios de comunicación y en artículos de opinión, los expertos de petroleras, empresas energéticas y los ingenieros de minas y geólogos, defienden la fractura hidráulica con un discurso muy bien estructurado y llevado a su terreno que puede convencer a los más incautos. Es hora de desmontar las mentiras de los que defienden la fractura hidráulica.

Las mentiras del fracking

Los ciudadanos de Inglaterra contra el fracking
En Inglaterra, como en España o Estados Unidos, hay una enorme brecha entre el Gobierno y los ciudadanos. El primero opina que es muy conveniente llevar a cabo proyectos de fractura hidráulica o fracking, los segundos no lo ven nada claro. El primer ministro británico, David Cameron, se ha posicionado claramente a favor de la extracción de gas de pizarra, asegurando que generará beneficios económicos (¿para él, para las empresas de energéticas?) y que no hay que preocuparse por el daño medioambiental.

Sin embargo, la gente ha salido a la calle para manifestarse en contra de este peligroso método de extracción de hidrocarburos. Un grupo de activistas acudieron a una manifestación en la localidad de Lichfield, en el condado de Staffordshire. También en Londres se produjo una manifestación contra el fracking.

Los ciudadanos de Inglaterra contra el fracking

Trabajadores de la industria del fracking contaminados con benceno en Colorado
La fractura hidráulica o fracking, no es sólo perjudicial para el medio ambiente y para las personas que viven cerca de los pozos de extracción, sino también para los trabajadores de la industria. En Colorado, Estados Unidos, se produjo un vertido de 241 barriles de líquidos usados para la extracción de gas natural de pizarra.

Entre los químicos del derrame, había benceno, una sustancia cancerígena. Se sabia que el incidente había contaminado el medio ambiente que rodea a Parachute Creek, la localidad cercana al pozo de fracking, así como a la fauna de la región. Pero ahora se sabe que también los trabajadores de la empresa que explota el pozo han estado expuestos a la sustancia cancerígena.

Trabajadores de la industria del fracking contaminados con benceno en Colorado

El fracking contamina el agua de los pozos cercanos
La polémica sobre la fractura hidráulica o fracking es totalmente inexplicable. Si se trata de dilucidar si perjudica al medio ambiente, no puede existir tal polémica. Ya lo puso de manifiesto el documental Gasland y ahora lo ratifica un grupo de científicos: esta técnica de extracción de gas natural contamina con químicos las aguas subterráneas de los pozos cercanos.

Ecologistas y ciudadanos en contra del fracking. A favor, las empresas que van a ganar dinero con ello, los políticos que siguen el dictado de las multinacionales de la energía (también ganarán) y colectivos como los geólogos (un sector beneficiado porque les da trabajo). Todos ellos tratan de crear el debate sobre si el fracking contamina o no. Pero, lo cierto es que es un hecho y que cualquiera que no reconozca que la fractura hidráulica contamina los acuíferos cercanos, hablando, claro, miente.

El fracking contamina el agua de los pozos cercanos

La humanidad seguirá dependiendo de los combustibles fósiles durante décadas
Los combustibles fósiles siguen siendo la base de la economía. Incluso ahora, cuando se sabe que perjudican al medio ambiente y hay evidencias claras de que son los máximos responsables del cambio climático, incluso ahora, cuando las renovables podrían ser una alternativa, no se está realizando la transición energética que tanto necesita el planeta.

Las minas de carbón continúan en funcionamiento y ese carbón alimenta a centrales térmicas que contribuyen al calentamiento global. Los coches eléctricos no acaban de imponerse y los de hidrógeno son poco más que una utopía, así que seguimos quemando gasolina y diésel (por no hablar de los aviones y otros medios de transporte). El fracking o fractura hidráulica se está extendiendo por todo el mundo (hoy mismo, el Gobierno de España, ha legislado para facilitar esta peligrosa técnica de extracción de hidrocarburos), lo que significa que ni las empresas ni los Gobiernos están dispuestos a dejar de usar los combustibles fósiles.

La humanidad seguirá dependiendo de los combustibles fósiles durante décadas