Así nos ayudará la tecnología a cultivar nuestros propios alimentos
No es casual la tendencia de los huertos urbanos e incluso de los micro huertos, que podemos tener en espacios tan reducidos como el balcón o incluso en el alféizar de las ventanas.

Cultivar nuestros propios alimentos obedece a muy distintas razones y ninguna de ellas parece estar en horas bajas. Muy al contrario, si de modas que han llegado para quedarse se trata, el cultivo de alimentos es un firme candidato.

Sin embargo, mucho queda que avanzar para que los resultados nos permitan poder prescindir de los supermercados. El entramado industrial del sector agrícola sigue siendo, con diferencia, la fórmula dominante. Cuesta imaginar otra realidad, en verdad.

Pero las cosas podrían cambiar. La tecnología podría ayudarnos a que los auto cultivos se conviertan en realmente productivos. A darnos la clave de la autosuficiencia.

Así nos ayudará la tecnología a cultivar nuestros propios alimentos
Gracias a sensores, la elaboración de algoritmos y, por ejemplo, a software, entre otros apps y sistemas o marcos de trabajo de código abierto, se podrán recrear las condiciones idóneas para que nuestras frutas y verduras crezcan en un entorno idóneo. Sin fallos, y en nuestro hogar.

Si bien en cada área tenemos una climatología distinta, es posible crear nuestros propios alimentos en invernaderos, lugares cerrados en los que podemos controlar muy distintos parámetros, entre otros éste.

La revolución de los datos

¿Ciencia ficción? En el actual mundo de Big Data, de Internet de las cosas y de la ingeniería agrícola, también los cultivos caseros pueden beneficiarse de los adelantos tecnológicos. Eso sí, las herramientas o, si se quiere, piezas de un puzzle no garantizan un buen resultado de por sí.
Seguir leyendo

Consejos prácticos para iniciar un huerto bio
Las razones por las que iniciar un huerto orgánico pueden ser muy distintas. Desde realizar una idea que nos resulta atractiva hasta ahorrar dinero, ayudar al cuidado del planeta, distraer la mente, divertirse, estar en contacto con la naturaleza, disoner de productos bio…

Al margen del motivo, lo cierto es que cualquier persona que disponga de un trozo de tierra soleado y de ilusión encontrará sencillo dar sus primeros pasos. Eso sí, hay que tener unos mínimos conocimientos de agricultura.

O, al menos, saber qué no hemos de hacer para evitar errores de principiante. En este post te vamos a dar unos cuantos consejos útiles para empezar una vez tengamos la tierra esperándonos con los brazos abiertos.

Consejos prácticos para iniciar un huerto bio

Piano piano si arriva lontano

En efecto, si no tenemos conocimientos ni experiencia, lo suyo es dar un paso tras otro. El primero ha de ser tan sencillo como podamos para ir aprendiendo sobre la marcha, pero centrándonos en un tipo de verdura o dos.

No pretendamos llenar la cesta de verduras de todos los colores. Eso no va a funcionar. Será más sencillo documentarnos sobre un tipo de verdura, hortaliza, hierbas o árboles frutales. Como máximo un par de ellos e iniciar nuestra aventura.

Cada conocimiento que adquiramos en realidad irá mucho más allá de lo particular. Será una buena manera de ir adquiriendo la soltura necesaria. No olvidemos que hay que estar atentos a distintos aspectos relacionados con el cultivo libre de químicos.
Seguir leyendo

Cómo iniciar tu huerto orgánico en el balcón
Decidirse a plantar un huertecito es un proyecto que llena de ilusión. Sin embargo, cuando se dispone de muy poco espacio (apenas un balcón y algún que otro alféizar) suele pensarse que es imposible llegar a cultivar vegetales porque, simplemente, se necesita de más sitio. Afortunadamente, no es así, y en este post vamos a hacer algunas sugerencias para que puedas empezar a cultivar de una manera fácil frutas y verduras en cualquier lugar.

De hecho, la horticultura urbana está ganando popularidad, y la razón no es otra que la gran oportunidad que n os brindan para plantar nuestras propias verduras y hierbas frescas en lugares reducidos, como un balcón o terraza. Eso sí, es fundamental que ese espacio tenga un mínimo de unas horas diarias de sol, un requisito esencial que, si lo cumplimos habremos dado uno de los pasos clave.
Seguir leyendo

Huertos ecológicos y urbanos de alquilerAnimarse a cultivar nuestros propios alimentos no sólo es una moda sino una posibilidad cada vez más al alcance de todo el mundo gracias a los huertos urbanos de alquiler. Además, lógicamente, si es de cultivo ecológico nos beneficiaremos de las ventajas de las frutas y verduras orgánicas a un menor precio que si las adquirimos en el mercado.

Cercanos a las ciudades o incluso en áreas metropolitanas, los huertos de alquiler son pequeños trozos de tierra de unos 40 metros cuadrados aptos para la agricultura que podemos tener a nuestra disposición por módicos precios, que rondan los 30-40 euros al mes, pero hay que tener en cuenta que se exige una cuota de inscripción y un tiempo mínimo de permanencia de unos seis meses.
Seguir leyendo

Semillas ecológicas para huerto o jardín
Elegir semillas ecológicas para nuestro huerto o jardín es optar por la opción más natural, de eso no cabe duda, pero también constituye un requisito esencial si practicamos formas de cultivo orgánicas y deseamos obtener los mejores resultados.

Frente a las semillas híbridas, transgénicas o tratadas con componentes sintéticos, las bio no han sufrido modificaciones genéticas ni han sido alteradas con fertilizantes, pesticidas u otros tratamientos químicos. Así, más allá de su característica orgánica, su uso es conveniente si queremos cuidar las plantas de un modo acorde. Tengamos en cuenta que la jardinería o agricultura orgánicas utiliza formas de cultivo alternativas a la convencional, ya sea en jardinería como en huertos.
Seguir leyendo

Huertos verticales como solución a la falta de espacio en Singapur
Singapur está formada por un conjunto de sesenta y tres islas. En total, tiene una superficie de poco más de 700 kilómetros cuadrados. Es un pequeño país soberano superpoblado y que no tiene más espacio útil. Se convierte así en una metáfora de lo que sucederá en muchas regiones del mundo en el futuro: ciudades superpobladas sin sitio para construir más edificios y sin espacio para cultivar alimentos que cubran las necesidades de la población.

Singapur sólo se puede expandir en una dirección: hacia el cielo, hacia arriba. Esta suerte de ciudad-estado en la que viven unos cinco millones de habitantes está plagada de rascacielos. El 93% de los alimentos consumidos en Singapur son importados. ¿Cómo alimentar a la población si no hay espacio? Cultivando verduras en huertos verticales.
Seguir leyendo

Nourishmat, un método para crear huertos urbanos sin conocimientos de jardinería
Nourishmat es un método que nace con el objetivo de desarrollar huertos urbanos y ayudar a alimentar de forma sana a las comunidades. Con Nourishmat cualquier persona o comunidad que tenga un pequeño trozo de tierra puede cultivar comida saludable. Se trata de una especie de alfombra que hay que desplegar en el suelo con las semillas y la información de cada planta.

Por otra parte, la técnica evita la necesidad de usar pesticidas, así que las verduras que se cultivan son ecológicas. Nourishmat tiene un diseño intuitivo para que el usuario sepa lo que planta y cómo hacerlo y sirve como barrera para que no salgan malas hierbas. Tiene las semillas y un sistema de riego por goteo.
Seguir leyendo

Enseñar a los niños a cuidar un huerto orgánico
Si tenemos un huertecito y uno o más niños, puede decirse que ya contamos con todo lo necesario para pasar momentos inolvidables, para disfrutar de él con los peques al mismo tiempo que cultivamos alimentos y les enseñamos respeto por la naturaleza.

Es beneficioso para su desarrollo físico, intelectual y sobre todo espiritual, el simple hecho de poder tocar la tierra, de estar al aire libre, de observar cómo va creciendo una planta, cayendo o brotando sus hojas, sus flores, formándose los frutos o, por ejemplo, la magia de ver a una linda mariposa flotando en el aire.
Seguir leyendo