Energía verde a partir de desechos nucleares
Utilizar los residuos nucleares para fines ecológicos, a priori, al menos, siempre es todo un acierto. Aunque resulta obvio que en este campo el gesto realmente ecológico es el apagón nuclear, no por ello hay que descartar nuevas tecnologías que consiguen dar salida a este tipo de desechos.

El desarrollo de una novedosa tecnología que utiliza los residuos nucleares para generar electricidad mediante una batería es noticia esta semana. Lo han hecho posible e físicos y químicos de la Universidad de Bristol, en Reino Unido.

Básicamente, se ha creado un diamante artificial que, cuando se coloca en un campo radioactivo, encapsula este tipo de materiales y genera una pequeña corriente eléctrica. Es decir, el diamante artificial puede producir una carga cuando está cerca de una fuente radiactiva.

O, lo que es lo mismo: cuando está próxima a este tipo de desechos genera electricidad limpia. “Al encapsular materiales radiactivos dentro de diamantes, transformamos el problema a largo plazo de los desechos nucleares en una batería nuclear y un suministro a largo plazo de energía limpia”, apunta Tom Scott, miembro del Instituto Cabot y profesor de Materiales en la Universidad de Bristol.

Energía verde a partir de desechos nucleares
Al margen de más detalles, lo cierto es que las tecnologías de generación de electricidad ahora suman una más a la lista, y además lleva la etiqueta verde, pues permite reciclar un material tremendamente tóxico, no se generan emisiones y tampoco necesita mantenimiento.

Tan solo se produce la generación de electricidad de forma directa a partir de un diamante producido en un laboratorio que establece un “diálogo eléctrico” con residuos radioactivos, dicho en clave de humor. Ya en serio, se ha creado un prototipo de “batería de diamante” que utiliza como fuente de radiación el níquel-63, con resultados en eficiencia no todo lo positivos que sería deseable.
Seguir leyendo

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Los científicos han tenido un éxito inesperado al poder transformar el CO2 en etanol. Ha sido de un modo casual, gracias a un afortunado accidente. Ahora, la pregunta es: ¿el hallazgo podría suponer el principio del fin del problema del cambio climático?

Todavía es muy pronto para responder a esta pregunta, pero plantearla es inevitable. Dicho de otro modo: ¿Este descubrimiento significa una pequeña gran revolución que la ciencia haya logrado convertir el CO2 en carburante? En concreto, en etanol, un biocombustible que si bien no contribuye al calentamiento global, contaminar, contamina lo suyo.

Vaya por delante que no es la primera vez que se consigue algo parecido. Como noticia, eso sí, lo tiene todo para convertirse en viral. No en vano, se está proponiendo el proceso inverso, casi casi la panacea.

Si un vehículo, pongamos por caso, supone emisiones a la atmósfera, en este caso el proceso sería justo el contrario. Es decir, aspiraríamos el gas de ese coche para convertirlo en carburante, en una suerte de reciclaje constante que no dañaría la atmósfera en lo referente al cambio climático. Además, quizás también podríamos abaratar tremendamente el precio del carburante.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Suena estupendo, sin duda. Con la ventaja, además de que también podría capturarse el CO2 que se encuentra en la atmósfera y luego transformarlo en biocombustible. Y, para acabar de pintar de rosa el invento, la técnica es sencilla y nada cara, según se explica en la revista científica Chemistry Select.

Convertir el CO2 en combustible

¿Pero, cómo surgió todo? Este prometedor hallazgo vino por casualidad. “Hemos encontrado algo por accidente que ha funcionado”, dice Adam Rondinone, uno de sus inventores, científico del Departamento de Estado de Energía y del laboratorio Oak Ridge.

Estaban intentando estudiar “el primer paso para conseguir la reacción” cuando se dieron cuenta de que no eran necesarios más. “El primer catalizador, formado por carbono, nitrógeno y cobre, hacía todo el trabajo por sí solo”, explica el experto.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Durante el proceso es suficiente el uso de muy poca energía para revertir el proceso de combustión, al tiempo que se consigue combustible. En concreto, cuando se le aplica al catalizador una corriente de 1,2 voltios obtenemos una mezcla de agua y dióxido de carbono que se traduce en etanol en un 63 por ciento.
Seguir leyendo

Ella inventó una lavadora a pedales cuando era una niña
El objetivo, la gran prioridad, era solucionar los problemas de la familia, pero ahora su invento, una lavadora que puede lavar la ropa sin electricidad, es una solución universal para hacer la colada de forma sostenible.

Si bien hay distintas iniciativas similares, ésta es diferente por quién la ha inventado, y en qué circunstancias, así como por la peculiaridad que supone su funcionamiento a golpe de pedal. A su vez, se trata de un eco invento que puede ayudar a poblaciones rurales y, en general, a personas que no tengan acceso a la electricidad por cualquier motivo.

Empecemos respondiendo a la primera pregunta: quién la ha inventado. Se llama Remia Jose, vive en Kizhattoor, Panchayat, en la India, y ahora supera la veintena. Siendo una escolar, cuando apenas tenía 14 años, esta jovencita india hizo una pequeña gran proeza que acabó dando como resultado esta curiosa lavadora.

Todo sucedió del modo más inesperado. Buscó una solución estupenda a un problema que se le vino encima. Tanto ella como su hermana gemela tuvieron que cargar con todo el peso de las tareas domésticas cuando su madre cayó enferma. Su padre, enfermo de cáncer en tratamiento médico, tampoco podía ayudarles, con lo que los asuntos domésticos pasaron a ser un problema importante.

Ella inventó una lavadora a pedales cuando era una niña

Sobre todo, habida cuenta de que las chicas tenían que tomar tres autobuses para ir y volver de la escuela, realizando un trayecto que les ocupaba dos horas en cada sentido. Así las cosas, cualquier ayuda que permitiera ahorrar tiempo en las actividades del hogar sería bienvenida. Y quién mejor que ellas mismas, concretamente Ramya, para sacarse de la manga una gran idea.
Seguir leyendo

Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sabemos que el mar es fuente de vida, y también de energía renovable. Como fuente de vida, obtenemos de ella recursos naturales de un modo abusivo, las más de las veces, al tiempo que contaminamos sus aguas y ponemos contra las cuerdas a buena parte de su flora y fauna.

Como vamos a ver en este post, su potencial como fuente de energía va más allá de la energía marina tradicional, basada en las subidas y bajadas del nivel del mar o mareas, la acción del viento sobre las olas, las corrientes marinas, o la diferencia entre las temperaturas de las aguas superficiales y profundas o salinidad, conocida como gradiente térmico y salino, respectivamente.

El gran potencial de la energía marina

Sobre todo, se tienen mayores expectativas en las dos primeras (maremotriz, la energía obtenida de las mareas y undimotriz o de las olas), así como en las tecnologías diseñadas para sacarles partido. Son formas de obtención de energía que puede considerarse renovable, pero siempre ecológica, habida cuenta del coste ambiental que supone la instalación y funcionamiento de los diferentes dispositivos creados para su explotación.

Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sus posibilidades son enormes, no cabe duda. De hecho, estamos hablando de un tipo de energía limpia con un potencial mucho mayor que el que nos proporciona cualquier otro tipo de energía verde, y la razón es sencilla: los billones de litros de agua marina que alberga el planeta están siempre en movimiento, y la densidad de energía (así se mide su capacidad energética) que puede obtenerse siempre será mucho mayor que la que nos proporcionan otras alternativas.
Seguir leyendo

Un estudiante inventa una máquina que produce agua potable a bajo costo
Los grandes inventos, esos que acaban difundiéndose de forma exponencial, suelen tener en común varias características. Entre ellas, los inventos redondos solucionan un problema común y lo hacen de forma eficiente. Es decir, con eficacia y a bajo coste.

La propuesta de un estudiante vietnamita, Nguyen Tan Loi, de 17 años, podría formar parte de estas grandes ideas que se plasman en ingenios portentosos, tan simples como geniales. En este caso, nuestro protagonista afirma haber inventado una máquina que produce agua dulce a partir de agua salada.

Además, asegura que si llega a la fase de producción industrial su comercialización sería una gran oportunidad para millones de personas que carecen de agua potable. En particular, por su bajo precio, que calcula inferior a los 45 dólares la unidad.

La chispa de la solidaridad

¿Pero, cómo surgió la idea? El lugar donde reside Loi tiene mucho que ver con la decisión de crear un artefacto como este. No tanto su ciudad, sino una zona cercana que visitó casualmente este estudiante del Instituto Nguyen Dinh Chieu de la localidad de Ben Tre, capital de la sureña provincia del mismo nombre.

Un estudiante inventa una máquina que produce agua potable a bajo costo
La idea se le ocurrió tras visitar una población marginal costera, donde el agua potable es un auténtico lujo. Quedó sorprendido y al tiempo entristecido al ver con sus propios ojos las penurias que tenía que pasar aquella gente.

Tanto por el contraste que suponía su carestía con respecto a la infinita abundancia de agua que había en el mar como por lo cara que les costaba el agua dulce. Sobre todo, teniendo en cuenta que eran familias muy humildes y que la sequía era un mal endémico de la zona.
Seguir leyendo

Grandes inventos ecológicos para el hogar

Hoy te presentamos una serie de objetos y aparatos ecológicos para incorporar a nuestro hogar. Con ellos, no sólo estaremos minimizando nuestra huella ambiental y contribuyendo a dañar menos el planeta, sino que nos acabarán haciendo la vida mucho más práctica. ¿Quieres saber cuáles son?

El lavaplatos Gota portátil

Uno de los grandes inventos en cuanto a electrodomésticos caseros, ya que viene cargado de ventajas. Al verlo, nos parece tan pequeño que juzgamos imposible que pueda cumplir su función, pero luego nos damos cuenta de que es muy efectivo, además de que apenas nos robará espacio en la cocina. Limpia platos, vasos y cubiertos usando el lavado al vapor, pero además recicla el agua después de cada lavado en su propio tanque para usarlo en próximas ocasiones.

Las pilas recargables, para no contaminar en exceso

Se acabó eso de acumular montañas de pilas usadas y de estar siempre preocupándonos de comprar unas nuevas. Es mucho menos contaminante y simple usar las pilas recargables que, aunque cuesten un poquito más, te facilitarán la vida y estarás evitando al medio ambiente el daño que le hacen todos los metales peligrosos que se usan en la fabricación de pilas. Y recuerda que los aparatos que no usan pilas son una gran opción de cara al futuro.

Grandes inventos ecológicos para el hogar

Cargador de móvil solar, la solución definitiva a los móviles con poca batería

¡Existen! Con este cargador solar, se acabó la pesadilla de ver cómo nuestro móvil tiene 3% de batería justo el día que esperamos esa llamada tan importante y volvernos locos/as buscando un enchufe. Lo único que necesitas es poner el enchufe en el sol y podrás recargar tu teléfono siempre que lo necesites.
Seguir leyendo

5 inventos para limpiar los océanos de plástico
La limpieza de plástico de los mares es un imperativo ineludible al que el mundo todavía no ha respondido. Muy al contrario, los desechos no cesan de verterse en sus aguas, y la situación hace ya tiempo que ha dejado de ser grave para pasar a ser simplemente dramática.

Si no actuamos, la situación acabará llegando a un punto de no retorno. Por lo pronto, los parques de basura plástica ocupan buena parte del planeta. Giran sin control, pues queda atrapada por las corrientes de los cinco mayores giros o torbellinos oceánicos. Aunque nos detuviéramos, los plásticos que hay no se descompondrán hasta dentro de mil años.

Al hacerlo, por otra parte, no se soluciona el problema. Su degradación altera el ecosistema marino de un modo terrible, pues se liberan productos químicos tóxicos cuyos efectos están estudiándose con resultados muy feos. Se sabe, por ejemplo, que algunos plásticos que se degradan de forma temprana han liberado BPA o derivados del estireno, y las consecuencias alteran el funcionamiento de diversas hormonas y causan problemas en la reproducción en la fauna.

Dimensiones desconocidas

“Se ha creado un nuevo hábitat, una situación horrible sin precedentes en la historia del planeta”, afirma Mike Moore, investigador del Instituto de Investigación Marina Algalita, en California, Estados Unidos. El experto hace hincapié en las conocidas como “sopas de plástico”, en las que la fauna marina se ve obligada a vivir, en un entorno que además entraña riesgos de ahogamiento y de accidentes que acaban con la vida de muchos animales.

Experimentos realizados en laboratorio señalan como especialmente peligroso el polistierno, cuya degradación está contaminando el agua con productos tóxicos que provienen de ingentes cantidades de productos plásticos a la deriva. Sus dimensiones son desconocidas, pues debajo de la superficie, es decir, en los fondos, poco explorados, puede llegar a haber una cantidad inimaginable.

5 inventos para limpiar los océanos de plástico
Para hacernos una idea, se estima que la basura plástica oceánica supera los 5 billones de trozos de plástico, cuyo peso rondará los más de 150 millones de toneladas, según cifras de la fundación Ellen MacArthur y del Instituto Five Gyres Institute en Los Ángeles.

Más basura que peces

Si no hacemos nada por retirar esta basura y frentar nuestro ritmo de vertidos, la situación podría írsenos de las manos definitivamente. Como ejemplo gráfico, también según la misma fundación, vertemos un camión de basura plástica cada minuto, y de seguir así en 2050 doblaremos la cifra. Para entonces, los océanos podrían tener más plástico que peces, concluyen.

A nivel de salud pública, la situación abarca también la problemática de la seguridad alimentaria. No en vano, las reservas pesqueras se resienten con esta degradación del ecosistema. Pero no solo eso, porque la salubridad del pescado es otra cuestión que directamente pone a temblar.
Seguir leyendo

La fotosíntesis podría generar la energía del futuro
La energía solar podría ser el biocombustible del futuro. O quizá una fuente inagotable de electricidad verde y económica, pero no a través de paneles solares fotovoltaicos ni similares. En particular, si la recién descubierta fotosíntesis inversa da los resultados esperados, las expectativas podrían superarse hasta llegar a convertirse en el santo grial de la energía limpia del mañana.

La fotosíntesis ha inspirado a la ciencia y, en muchos sentidos, la biomimética se ha convertido en la gran esperanza de una sociedad moderna baja en carbono. Veamos tres avances recientes en este campo, proyectos científicos que andan a vueltas con la fotosíntesis, confiando ciegamente en ella y logrando grandes avances.

Los tres son tan sorprendentes como prometedores. Las preguntas ahora son: ¿lograrán optimizarse, estallarán? ¿Dejarán obsoletos los combustibles fósiles e incluso otras energías verdes?, ¿Realmente conseguirán cambiar el mundo, se convertirán en energías revolucionarias salvadoras del planeta? Muchas preguntas, cuando además son experimentos muy nuevos. Solo el tiempo tiene la respuesta…

Fotosíntesis inversa como biocombustible

La propuesta de científicos daneses, cuyo resultado han publicado en la revisa Nature Communication, consiste en darle la vuelta a la tortilla. En lugar de reproducir el mecanismo de la fotosíntesis en el laboratorio siguiendo las leyes de la naturaleza, lo han hecho a la inversa.

No puede negarse que la idea es ingeniosa. El proceso mental que ha inspirado esta idea está lleno de lógica. A saber: si las plantas fabrican su alimento a partir de sustancias inorgánicas (razón por la que se les llama seres autótrofos) mediante la fotosíntesis, en la que se utiliza el sol como fuente de energía, nosotros vamos a ponernos como objetivo convertir aquella en generadora de energía.

La fotosíntesis podría generar la energía del futuro
¿Pero, cómo hacerlo? Responder a esta pregunta del millón ha sido posible tirando de biomimética, la apasionante ciencia que se inspira en la naturaleza para encontrar respuestas increíbles a preguntas que parecían no tenerlas. En este caso, la tecnología de la fotosíntesis inversa es capaz de obtener energía verde.

En concreto, se ha conseguido utilizando la biomasa procedente de las plantas, pero entenderlo requiere partir del concepto de fotosíntesis. Bastará con recordar que la clorofila les ayuda a captar la luz del sol, y es a través de su captura las plantas pueden llevar a cabo el proceso que les permite alimentarse.
Seguir leyendo