Grandes inventos ecológicos

Muchos creadores o inventores han querido poner su talento y sus buenas ideas al servicio de la protección del medio ambiente. Aunque afortunadamente hay muchos más, hemos seleccionado esta lista de ingeniosos eventos ecológicos que posiblemente no conocías. Ideas geniales que suponen un pequeño paso en el gran camino que el ser humano aún debe de hacer para adoptar hábitos más verdes y sostenibles.

Cubiertos comestibles

Esta opción resulta, sin duda,, mucho mejor que usar un cubierto de plástico cada vez que necesitamos comer fuera o tomar aperitivos o comidas rápidas. Un ejemplo de ello son las cucharas para el helado en tarrina. ¿Te has parado a pensar la cantidad de cucharas de plástico que una heladería de ciudad utiliza en solo una hora sirviendo helados? Es un producto de vida muy corta, que está condenado a acabar en la basura tras haber consumido un helado pequeño. Un hábito por desgracia muy frecuente que tiene serias consecuencias para el planeta.
Seguir leyendo

5 árboles artificiales que generan electricidad
Son árboles artificiales de muy distintos tipos, que generar energía a partir del sol o del aire, al tiempo que se integran en el paisaje urbano, con lo que son doblemente ecológicos.

No pueden reemplazar a las turbinas de viento ni a los paneles fotovoltaicos, aunque algunos se basan en los principios de estas tecnologías, e incluso las incluyen. Sin embargo, su productividad todavía es menor.

Pero también tienen ventajas con respecto a las instalaciones convencionales de energía eólica y solar, como su mayor integración en la ciudad y, en muchos casos, su posible uso por parte de los ciudadanos como proyectos destinados a formar parte del mobiliario urbano.

Por otra parte, en ningún caso se trata de sustituir los árboles normales por éstos. No es, al menos, la idea que impulsó su creación. Se trata, sobre todo, se ofrecer una solución para la creación de energía en entornos habitables sin suponer un problema estético o de espacio, aunque las políticas urbanas son las que tienen, finalmente, la última palabra.

Igualmente, los árboles que atrapan CO2 son otra opción, aunque un híbrido entre éstos y aquellos podría resultar la mar de interesante. No tanto para los insectos y demás biodiversidad urbana, con lo que ene este sentido los árboles naturales no tienen punto de comparación. Sea como fuere, y habida cuenta de que nada es perfecto, estas propuestas permiten producir energía e integrarse en el entorno. Veamos 5 proyectos que giran en torno a esta feliz idea.

5 árboles artificiales que generan electricidad

1. Energía a partir de pequeñas corrientes de aire

Un equipo de ingenieros parisinos desarrolló un árbol artificial que trabaja de forma silenciosa para extraer energía del viento. Se trata de un árbol de metal todavía en fase de prototipo, que se ha instalado a modo de prueba en la comuna Pleumeur Bodou, en el noroeste de Francia.
Seguir leyendo

5 sorprendentes inventos para enfriar el planeta
Si el calentamiento global tiene un origen humano, -eso que se ha convenido en llamar cambio climático antropogénico-, por suerte también nosotros podemos ayudar a ralentizarlo, detenerlo e idealmente revertirlo. ¿Pero, cómo hacerlo? Además de las conocidas propuestas que persiguen la tan traída y llevada transición a una sociedad baja en carbono, la tecnología orientada a enfriar el planeta puede hacer una gran diferencia.

Las aportaciones tecnológicas puede suponer una pequeña o gran ayuda, todo depende de cómo resulten y de lo que nos depare el futuro. Y es que en cuestión de innovaciones, los inventos que están por probar y por venir son una gran incógnita, tanto para lo bueno como para lo malo.

¿Contaremos con tecnología capaz de enfriar el planeta? Es la pregunta del millón y, como tal, hoy por hoy sin respuesta. Sea como fuere, no cabe duda de que las propuestas no faltan. Algunas son locas y otras muy locas, pero pero ser inesperadas y sorprendentes hasta decir basta no significa que no puedan ser la mar de efectivas.

1. Un aerosol de calcita

Un aerosol de base antiácido, concretamente de calcita, sería permitiría bloquear el sol tanto para proteger la capa de ozono y, por otro lado, lograr neutralizar la acidez perjudicial debido a la contaminación.

Es la propuesta de geoingenieros de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de la Universidad de Harvard, quienes sugieren usar este componente de la piedra caliza como un agente enfriador una vez inyectado en la atmósfera. Su efecto, afirman en un artículo que se publica en “Proceedings of the National Academy of Sciences”, sería suficientemente eficaz como para neutralizar el calentamiento global.

5 sorprendentes inventos para enfriar el planeta
Así de complicado y de sencillo: una especie de aerosol que nos librara del daño a la capa de ozono y del calentamiento global. Sobre el papel puede parecer muy sencillo, pero a bote pronto surgen muchas preguntas. Por ejemplo, si no se ha hecho ya, habría que estudiar los efectos colaterales y modos de aplicación.

2. Erupciones volcánicas

El científico Paul Crutzen y su equipo proponen inyectar de forma periódica dióxido de azufre en la estratosfera, justo donde no pudiera afectar a nuestra salud, supuestamente, con el fin de refrigerar el planeta.
Seguir leyendo

Energía verde a partir de desechos nucleares
Utilizar los residuos nucleares para fines ecológicos, a priori, al menos, siempre es todo un acierto. Aunque resulta obvio que en este campo el gesto realmente ecológico es el apagón nuclear, no por ello hay que descartar nuevas tecnologías que consiguen dar salida a este tipo de desechos.

El desarrollo de una novedosa tecnología que utiliza los residuos nucleares para generar electricidad mediante una batería es noticia esta semana. Lo han hecho posible e físicos y químicos de la Universidad de Bristol, en Reino Unido.

Básicamente, se ha creado un diamante artificial que, cuando se coloca en un campo radioactivo, encapsula este tipo de materiales y genera una pequeña corriente eléctrica. Es decir, el diamante artificial puede producir una carga cuando está cerca de una fuente radiactiva.

O, lo que es lo mismo: cuando está próxima a este tipo de desechos genera electricidad limpia. “Al encapsular materiales radiactivos dentro de diamantes, transformamos el problema a largo plazo de los desechos nucleares en una batería nuclear y un suministro a largo plazo de energía limpia”, apunta Tom Scott, miembro del Instituto Cabot y profesor de Materiales en la Universidad de Bristol.

Energía verde a partir de desechos nucleares
Al margen de más detalles, lo cierto es que las tecnologías de generación de electricidad ahora suman una más a la lista, y además lleva la etiqueta verde, pues permite reciclar un material tremendamente tóxico, no se generan emisiones y tampoco necesita mantenimiento.

Tan solo se produce la generación de electricidad de forma directa a partir de un diamante producido en un laboratorio que establece un “diálogo eléctrico” con residuos radioactivos, dicho en clave de humor. Ya en serio, se ha creado un prototipo de “batería de diamante” que utiliza como fuente de radiación el níquel-63, con resultados en eficiencia no todo lo positivos que sería deseable.
Seguir leyendo

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Los científicos han tenido un éxito inesperado al poder transformar el CO2 en etanol. Ha sido de un modo casual, gracias a un afortunado accidente. Ahora, la pregunta es: ¿el hallazgo podría suponer el principio del fin del problema del cambio climático?

Todavía es muy pronto para responder a esta pregunta, pero plantearla es inevitable. Dicho de otro modo: ¿Este descubrimiento significa una pequeña gran revolución que la ciencia haya logrado convertir el CO2 en carburante? En concreto, en etanol, un biocombustible que si bien no contribuye al calentamiento global, contaminar, contamina lo suyo.

Vaya por delante que no es la primera vez que se consigue algo parecido. Como noticia, eso sí, lo tiene todo para convertirse en viral. No en vano, se está proponiendo el proceso inverso, casi casi la panacea.

Si un vehículo, pongamos por caso, supone emisiones a la atmósfera, en este caso el proceso sería justo el contrario. Es decir, aspiraríamos el gas de ese coche para convertirlo en carburante, en una suerte de reciclaje constante que no dañaría la atmósfera en lo referente al cambio climático. Además, quizás también podríamos abaratar tremendamente el precio del carburante.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Suena estupendo, sin duda. Con la ventaja, además de que también podría capturarse el CO2 que se encuentra en la atmósfera y luego transformarlo en biocombustible. Y, para acabar de pintar de rosa el invento, la técnica es sencilla y nada cara, según se explica en la revista científica Chemistry Select.

Convertir el CO2 en combustible

¿Pero, cómo surgió todo? Este prometedor hallazgo vino por casualidad. “Hemos encontrado algo por accidente que ha funcionado”, dice Adam Rondinone, uno de sus inventores, científico del Departamento de Estado de Energía y del laboratorio Oak Ridge.

Estaban intentando estudiar “el primer paso para conseguir la reacción” cuando se dieron cuenta de que no eran necesarios más. “El primer catalizador, formado por carbono, nitrógeno y cobre, hacía todo el trabajo por sí solo”, explica el experto.

Científicos logran convertir la contaminación en combustible
Durante el proceso es suficiente el uso de muy poca energía para revertir el proceso de combustión, al tiempo que se consigue combustible. En concreto, cuando se le aplica al catalizador una corriente de 1,2 voltios obtenemos una mezcla de agua y dióxido de carbono que se traduce en etanol en un 63 por ciento.
Seguir leyendo

Ella inventó una lavadora a pedales cuando era una niña
El objetivo, la gran prioridad, era solucionar los problemas de la familia, pero ahora su invento, una lavadora que puede lavar la ropa sin electricidad, es una solución universal para hacer la colada de forma sostenible.

Si bien hay distintas iniciativas similares, ésta es diferente por quién la ha inventado, y en qué circunstancias, así como por la peculiaridad que supone su funcionamiento a golpe de pedal. A su vez, se trata de un eco invento que puede ayudar a poblaciones rurales y, en general, a personas que no tengan acceso a la electricidad por cualquier motivo.

Empecemos respondiendo a la primera pregunta: quién la ha inventado. Se llama Remia Jose, vive en Kizhattoor, Panchayat, en la India, y ahora supera la veintena. Siendo una escolar, cuando apenas tenía 14 años, esta jovencita india hizo una pequeña gran proeza que acabó dando como resultado esta curiosa lavadora.

Todo sucedió del modo más inesperado. Buscó una solución estupenda a un problema que se le vino encima. Tanto ella como su hermana gemela tuvieron que cargar con todo el peso de las tareas domésticas cuando su madre cayó enferma. Su padre, enfermo de cáncer en tratamiento médico, tampoco podía ayudarles, con lo que los asuntos domésticos pasaron a ser un problema importante.

Ella inventó una lavadora a pedales cuando era una niña

Sobre todo, habida cuenta de que las chicas tenían que tomar tres autobuses para ir y volver de la escuela, realizando un trayecto que les ocupaba dos horas en cada sentido. Así las cosas, cualquier ayuda que permitiera ahorrar tiempo en las actividades del hogar sería bienvenida. Y quién mejor que ellas mismas, concretamente Ramya, para sacarse de la manga una gran idea.
Seguir leyendo

Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sabemos que el mar es fuente de vida, y también de energía renovable. Como fuente de vida, obtenemos de ella recursos naturales de un modo abusivo, las más de las veces, al tiempo que contaminamos sus aguas y ponemos contra las cuerdas a buena parte de su flora y fauna.

Como vamos a ver en este post, su potencial como fuente de energía va más allá de la energía marina tradicional, basada en las subidas y bajadas del nivel del mar o mareas, la acción del viento sobre las olas, las corrientes marinas, o la diferencia entre las temperaturas de las aguas superficiales y profundas o salinidad, conocida como gradiente térmico y salino, respectivamente.

El gran potencial de la energía marina

Sobre todo, se tienen mayores expectativas en las dos primeras (maremotriz, la energía obtenida de las mareas y undimotriz o de las olas), así como en las tecnologías diseñadas para sacarles partido. Son formas de obtención de energía que puede considerarse renovable, pero siempre ecológica, habida cuenta del coste ambiental que supone la instalación y funcionamiento de los diferentes dispositivos creados para su explotación.

Uranio extraído del mar, fuente de energía durante miles de años
Sus posibilidades son enormes, no cabe duda. De hecho, estamos hablando de un tipo de energía limpia con un potencial mucho mayor que el que nos proporciona cualquier otro tipo de energía verde, y la razón es sencilla: los billones de litros de agua marina que alberga el planeta están siempre en movimiento, y la densidad de energía (así se mide su capacidad energética) que puede obtenerse siempre será mucho mayor que la que nos proporcionan otras alternativas.
Seguir leyendo

Un estudiante inventa una máquina que produce agua potable a bajo costo
Los grandes inventos, esos que acaban difundiéndose de forma exponencial, suelen tener en común varias características. Entre ellas, los inventos redondos solucionan un problema común y lo hacen de forma eficiente. Es decir, con eficacia y a bajo coste.

La propuesta de un estudiante vietnamita, Nguyen Tan Loi, de 17 años, podría formar parte de estas grandes ideas que se plasman en ingenios portentosos, tan simples como geniales. En este caso, nuestro protagonista afirma haber inventado una máquina que produce agua dulce a partir de agua salada.

Además, asegura que si llega a la fase de producción industrial su comercialización sería una gran oportunidad para millones de personas que carecen de agua potable. En particular, por su bajo precio, que calcula inferior a los 45 dólares la unidad.

La chispa de la solidaridad

¿Pero, cómo surgió la idea? El lugar donde reside Loi tiene mucho que ver con la decisión de crear un artefacto como este. No tanto su ciudad, sino una zona cercana que visitó casualmente este estudiante del Instituto Nguyen Dinh Chieu de la localidad de Ben Tre, capital de la sureña provincia del mismo nombre.

Un estudiante inventa una máquina que produce agua potable a bajo costo
La idea se le ocurrió tras visitar una población marginal costera, donde el agua potable es un auténtico lujo. Quedó sorprendido y al tiempo entristecido al ver con sus propios ojos las penurias que tenía que pasar aquella gente.

Tanto por el contraste que suponía su carestía con respecto a la infinita abundancia de agua que había en el mar como por lo cara que les costaba el agua dulce. Sobre todo, teniendo en cuenta que eran familias muy humildes y que la sequía era un mal endémico de la zona.
Seguir leyendo