Ideas para reciclar juguetes viejos
En cierto modo, reciclar juguetes es como volver a ser niños, tirar de imaginación y convertir el momento en un auténtico juego, sin más reglas que nuestras ganas de salvarlos de la basura o de acabar olvidados en el cuarto trastero. Afortunadamente, las posibilidades de ser originales con acierto son muchas, y los resultados pueden llegar a ser muy prácticos y decorativos, incluso pequeñas-grandes obras de arte.

Hay veces que el reciclaje simplemente consiste en restaurar o arreglar un juguete viejo, que ha acabado estropeándose de tanto uso o por el mero paso del tiempo. Si además somos manitas, unir varios juguetes para hacer otro nuevo o añadirles alguna función mediante un gadget inesperado será todo un desafío.
Seguir leyendo

Ideas para reutilizar cajas de zapatos
A la hora de reciclar, una caja de zapatos es todo un reto a la imaginación porque, aunque cueste creerlo, con ella podemos hacer tantísimas cosas que ni mil posts bastarían para llegar a enumerarlas.

Sin duda, la opción más básica consiste en utilizarlas para algo distinto, sin más. Es decir, si guardábamos zapatos, ahora guardamos otra cosa, utilizándolas con o sin tapa. De este modo, si nos satisface el resultado puede afirmarse que cumple su nueva función a las mil maravillas, sin necesidad de forrarla o tunearla de cualquier modo, si bien debemos elegir cajas que no contuvieran zapatos usados por una simple cuestión de higiene.
Seguir leyendo

Generar energía jugando al fútbol
Conseguir electricidad verde y gratuita a patada limpia es posible gracias a Soccket, un balón de fútbol que utiliza la energía cinética de un modo eficiente.

Tras un periodo de creación de prototipos y demás fases de prueba, por fin la Fundación Uncharted Play lanza su pelota capaz de aprovechar la energía que recibe con cada pase, paradón o chupinazo para que muchas comunidades pobres puedan tener acceso a fuentes de energía fiables, económicas y, por supuesto, también ecológicas.
Seguir leyendo

Donar o reciclar juguetes
Ya pasó el atracón navideño, los excesos de consumo y comida. Los niños han recibido sus regalos y, en muchos casos, ya se han cansado de ellos. Las habitaciones han quedado llenas de juguetes que no se usarán nunca más. A no ser que se donen. Al fin y al cabo, el espacio de una casa es finito y, además, se puede dar una alegría a niños cuyos padres no pueden permitirse comprar juguetes. Donar juguetes es ayudar a que se reutilicen. Regalar juguetes es ecológico.

Hay organizaciones que recogen juguetes, las obras sociales de algunas empresas, parroquias, algunas ONG, etc. En España, esta Navidad, aun con la crisis, se gastarán, de media, entre 50 y 70 euros en juguetes por niño. Eso es la media. Algunos gastan mucho más… y otros no tienen nada para gastar.
Seguir leyendo