Las latas de aluminio recicladas ahorran agua y energía
Se pueden fabricar latas de bebidas con aluminio reciclado y ahorrar, de esta forma, un 95% de energía en comparación con un método que use directamente el mineral, y, en el caso del acero, el ahorro alcanza el 75%. Estos datos han sido publicados por la Asociación de Fabricantes de Latas de Bebidas en Europa (BCME). Además, han querido recordar que las latas son el envase más reciclado del mundo.

La asociación BCME defiende que las latas ofrecen comodidad, eficiencia en la cadena de suministro y una mejor conservación del producto a embotelladores, distribuidores y consumidores. Además, son materiales sostenibles, en el sentido de que se fabrican con materiales 100% reciclables, con los que se pueden fabricar nuevas latas u otros productos.
Seguir leyendo

Brasil demuestra que reciclar es un buen negocio
El reciclado, además de contribuir a la reducción de la huella ambiental de un país, puede generar puestos de trabajo y, en definitiva, contribuir al crecimiento de la economía. Brasil es uno de los países que más esfuerzos está realizando en el sector del reciclado: es líder mundial en el reciclado de las latas de aluminio y en 2006 se recogieron en este país más de 10.000 millones de latas. El reciclado permite a Brasil ahorrar 1.976 GWh/año de electricidad, que es la cantidad que se habría necesitado para producir aluminio nuevo.

Pero, al mayor cuidado del medio ambiente, hay que sumar los beneficios económicos: emplea a casi 170.000 personas en el país suramericano. Según datos de 2005, Brasil tiene casi 2.400 compañías y cooperativas que participan en el sector del reciclado y el comercio de desechos metálicos. Además, en la mayoría de los casos son empresas pequeñas. Así, el país alcanzó una tasa de reciclado del 94%. Otros países con altas tasas de reciclado son Japón, con una tasa del 91%, y los países escandinavos, con un 88%, mientras que en toda Europa occidental la tasa es del 58%.

Brasil no sólo apuesta por el reciclado de aluminio. En 2004, se recicló el 96% de las latas de aluminio, el 49% de las latas de acero, el 48% de los plásticos PET, el 46% de los envases de cristal, el 39% de los neumáticos y el 33% del papel. Se estima que todo el sector del reciclado da empleo a medio millón de personas en Brasil. Así mismo, se intentan mejorar las condiciones de trabajo del sector y se crean cooperativas para la recolección de desechos. En de una cinta transportadora de un vertedero de Río de Janeiro, el 90% del material es recuperado por estos recolectores de basuras, organizados en un movimiento cooperativo nacional que cuenta con 500 cooperativas y 60.000 recolectores. En 2005, Belo Horizonte, una de las mayores ciudades del Brasil, inauguró la primera planta de reciclado administrada por asociaciones de recolectores de basura independientes. La planta tiene un objetivo: prescindir de la presencia de intermediarios y conseguir un aumento de, aproximadamente, el 30% en los ingresos de los recolectores.

Reciclar latas de aluminio
El aluminio es uno de los metales no férreos más utilizados del mundo. Se estima que cada español consume cerca de 100 latas al año y genera un total de 14 kilos de residuos tipo envases que suelen tardar unos 400 años en degradarse. Sin embargo, el impacto ambiental se puede reducir considerablemente si son recicladas.

El papel de los consumidores es fundamental, para ello es importante que el proceso de selección y preparación se realice desde los propios hogares, ese es el único modo de evitar que acabe abandonado o depositado en el lugar que no le corresponde. Recuerda que las latas se deben depositar en el contenedor amarillo.

Lo bueno del reciclaje del aluminio es que se aprovecha el 100% del material, lo que supone un ahorro energético importante. Además, las latas vacías se pueden aplastar sin problemas, lo que permite su almacenamiento en muy poco espacio y permiten un transportado bastante ágil.

Finalmente, después de todo el proceso, el aluminio ya reciclado no tiene menos calidad, es decir mantiene las mismas propiedades. Por lo tanto, los residuos de este material se pueden aprovechar tantas veces como se quiera, de forma casi indefinida.

Moda ecológica: El reciclaje de la alta costura
Los diseñadores de moda son de lo más conscientes con el cambio climático. Lo demuestran presentado colecciones cada vez más ecológicas y la moda ahora es más green que nunca.

Todo lo que antes se tiraba a la basura, puede servir para confeccionar bellos diseños. Latas de refrescos convertidas en bolsos o carteras, toallas convertidas en chaquetas, gorras usadas en bolsos, envases de cualquier tipo, plásticos, metales se convierten con imaginación en de moda.

La cultura verde se está extendiendo entre los más importantes diseñadores para dar un paso más en la labor de sensibilización.

Giorgio Armani ya se ha puesto a diseñar vaqueros ecológicamente sostenibles confeccionados con algodón orgánico. ¡Bravo Giorgio!

Reciclaje de latas de bebidas
Las latas de bebidas es el envase más reciclado y reutilizado. Concretamente el 68% de las latas consumidas en España se reciclan. Esta cifra se ha ido duplicando en los últimos años, pues en e l año 2000 sólo se reciclaban el 30% de las latas en el mercado.

Recoger una lata desde la basura y reutilizarla es muy beneficioso desde el punto de vista medioambiental y económico.

Si los envases acaban en el sitio correcto (contenedores amarillos, separadores magnéticos o plantas de compostaje), se podrán fundir y transformar en cualquier otro objeto metálico. El 72% de las 19 toneladas de acero que se fabrican en España al año procede de chatarra.
En conclusión, como todo en esta vida, la lata también ha mejorado con el tiempo para ser más ecológica y más barata.

Reciclaje de latas de bebidas