Mamíferos en peligro de extinción
Como muchas otras especies de flora y fauna, hay mamíferos que se encuentran en una situación de peligro de extinción. Quizá debido a su tamaño, a su belleza o a algunos famosos documentales, algunos de estos mamíferos se han convertido en símbolos de la importancia de conservar la naturaleza, como el oso panda, el oso polar, el koala o grandes felinos que viven en Asia, África o América.

Los mamíferos han sobrevivido a dos extinciones masivas ocurrida en el planeta. La pregunta que cabe hacerse es: ¿serán capaces de sobrevivir al ser humano? Hace más de 200 millones de años que viven en este planeta. Algunos científicos creen que, dentro de millones de años, solo habrá unas pocas especies de mamíferos.
Seguir leyendo

El oso pardo huye del hombre
Los grandes depredadores, que antes vivían con total tranquilidad en la naturaleza, sin miedo a que ningún otro animal supusiera un peligro para su vida, ahora se ven obligados a cambiar sus hábitos ante el comportamiento del depredador más destructor de todos: el hombre. Los osos pardos (Ursus arctos) de Europa vivían sin enfrentarse a ningún peligro procedente de otro animal, se encontraban en la cúspide del reino animal. Pero un equipo internacional de investigadores ha analizado 440 lugares de descanso en Suecia y ha confirmado que los osos evitan cualquier contacto con el humano, aunque eso suponga un cambio en sus hábitos. Nos tienen miedo. No es de extrañar.

El hombre se convierte así en el predador universal. Pero no por supervivencia, como el resto de las especies, no por conseguir la comida necesaria para alimentarse y no morir de hambre, ni siquiera para defender su territorio, ya que, al fin y al cabo, el hombre se ha adaptado a cualquier tipo de clima, altitud, alimentación… Simplemente es un peligro por existir.
Seguir leyendo

Desciende la población de grandes mamíferos en África
El número de cebras, jirafas, leones y otros grandes mamíferos ha disminuido en una proporción de casi un 60% en los parques nacionales africanos desde 1970. Este dato se desprende de un estudio realizado por científicos británicos de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, y la Sociedad Zoológica de Londres. El estudio, además, advierte sobre la pérdida de biodiversidad en África y señala la sobreexplotación de la caza como la causa de este gran descenso y de los cambios de hábitat. En cambio, cada vez hay más población humana en el continente.

El estudio, publicado en la revista Biological Conservation, se ha centrado en observar la trayectoria de 69 de las 78 especies de mamíferos protegidos en Africa y, lamentablemente, concluye que los responsables de parques como los del Serengeti o el Masai Mara, zonas que reciben muchos turistas, no son capaces de preservar la supervivencia de estas especies.

La red de parques nacionales africanos se extiende por el 15% del continente, lo que suponen 5 millones de metros cuadrados (una extensión como diez veces la del Reino Unido o algo más que la Unión Europea de los 27). En estos parques nacionales viven animales como el búfalo, el antílope, el leopardo, el elefante, el ñu o el guepardo. El problema que existe en muchos de estos parques es que no es fácil gestionar (y costear) la vigilancia. En muchos casos, son necesarias inspecciones aéreas y son muy costosas (hay que tener en cuenta que muchos de estos países son de los más pobres del mundo y no hay recursos suficientes para controlar la actividad de los cazadores, además de estar superpoblados).

“Existen literalmente cientos de parques en África, pero la mayoría no vigilan a sus animales lo suficientemente cerca. Se necesitan inspecciones aéreas, que son costosas”, comentó Ian Craigie, autor principal de la investigación.

Los investigadores observaron que la región donde más población de animales se había perdido, hasta un 85% de descenso en algunas especies, se situaba en la zona más pobre, en África occidental, mientras que el único lugar en el que se habían producidos aumentos de población era en el sur del continente.

El 25% de los mamíferos están en peligro de extinción
Según la nueva lista roja elaborada por los expertos de la UICN, el 38% de las especies del planeta están en peligro de extinción. En cuanto a los mamíferos se refiere, ese dato es de un 25%, es decir, uno de cada cuatro mamíferos corre serio peligro.

El 25% de los mamíferos están en peligro de extinción
Los principales problemas que están afectando a los mamíferos son la caza furtiva y la desaparición de los hábitats naturales. Además, si sumamos algunas especies de mamíferos sobre los que no se dispone suficiente información, esa espeluznante cifra sube del 25 al 36%.

El 25% de los mamíferos están en peligro de extinción
De entre la larga lista de mamíferos en peligro de extinción, 188 especies están en amenaza máxima, peligro crítico de extinción. El lince ibérico, la foca del mar Caspio o el ciervo del padre David son especies que se encuentran en esa delicada situación. Además, dentro de poco tiempo se podría incluir a los primates, pues su situación se está agravando mucho después de que grandes zonas de la sabana se estén utilizando para la agricultura.