El Mediterráneo, en las últimas
Los ecologistas no ven futuro para el Mediterráneo. No, si las cosas siguen siendo como hasta ahora. El informe del WWF lo deja bien claro: Solo reaccionando a tiempo conseguiremos salvarlo.

La advertencia del grupo ecologista viene acompañada de su nuevo proyecto, bautizado como MedTrends, un completo análisis en el que la organización analiza los diez sectores económicos más importantes de este mar, cuna de la civilización occidental, actualmente una de las regiones con mayor diversidad marina del planeta y fuente de riqueza económica.

Sus conclusiones y predicciones para 2030, en efecto, son más bien apocalípticas. No dejar que siga muriendo es el reto al que deben enfrentarse los diferentes usos y abusos que soporta por parte de sectores como el turístico, acuicultura, la pesca comercial y recreativa, la búsqueda de hidrocarburos o, entre otros, el tráfico marítimo.

El Mediterráneo, en las últimas
Además de recalcar la importancia de su biodiversidad, con unas 17.000 especies, WWF define el Mediterráneo como “uno de los activos económicos más valiosos que atesora Europa”, y precisamente por ello se hace necesario conjugar ambos elementos para lograr la tan necesaria sosteniblidad.
Seguir leyendo

El Líbano protegerá los hábitats marinos de sus costas
El Ministerio de Medio Ambiente del Líbano y la UICN (Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza), contando con el apoyo de otras instituciones internacionales, como el Centro de Actividad Regional para Áreas Especialmente Protegidas y el Programa de Desarrollo de la ONU, han diseñado una estrategia para proteger áreas marinas y conservar la biodiversidad de las aguas libanesas.

El país mediterráneo tiene dos áreas marinas protegidas: la Reserva Natural de Palm Islands, en el norte, y la reserva natural de Costa de Tiro, en el sur. Además del diseño y desarrollo de un programa para la protección de los hábitats marinos, se llevará a cabo una vigilancia conjunta para evaluar la eficacia del proyecto.
Seguir leyendo

Festival ecológico Posidonia
La posidonia oceánica es una planta acuática propia del Mediterráneo con algunas características parecidas a las plantas terrestres, ya que tiene raíces, tallo y hojas en forma de cintas de hasta un metro de longitud y dispuestas en matas de hasta siete cintas. En Italia se la conoce como “oliva de mar”.

Para los organizadores del Festival Posidonia, que se celebrará los primeros días de octubre en Formentera (Islas Baleares, España), la posidonia oceánica desempeña un papel fundamental como reguladora de los ecosistemas propios de la isla y de gran parte de la costa mediterránea, ya que contribuye enormemente a la espectacular belleza marina de Formentera, lo oxigena, forma refugios para su fauna, compacta la arena de sus playas y las protege del oleaje erosionante. Por tanto, la planta se convierte en un símbolo de la importancia de preservar el medio ambiente marino de todo el mar Mediterráneo.

Este III Festival Internacional de Arte, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible apuesta por una unión de la cultura y la educación como base para conseguir una efectiva preservación del medio ambiente y como transición hacia un planeta sostenible. Además, según los organizadores, Formentera es un paraíso ecológico con una riqueza medioambiental extraordinaria, tanto a nivel marino y submarino como a nivel terrestre: el marco perfecto donde celebrar un evento de estas características.

Durante los tres días en que tiene lugar el festival se proyectarán películas y documentales, como La terra habitada, El estado del planeta 2010 (producido por National Geographic) o Adictos al plástico; conferencias sobre, entre otros temas, el cambio climático marino en el Mediterráneo, mesas redondas donde se debatirá la gestión de Parques Naturales y su relación con el desarrollo turístico, talleres para niños, actividades para adultos y, además, buena música y una ecoferia.

Entre las islas de Ibiza y Formentera hay una planta de Posidonia de 8 kilómetros y una edad de 100.000 años que podría ser el ser vivo más grande y más viejo del mundo.

Clonan pinos más resistentes
La Associació d’Amics de Palanques (ADP) ha conseguido clonar árboles resistentes a graves alteraciones del medio. El principal objetivo del proyecto llamado Fènix Verd es aislar una raza de árboles que lograra, junto con otras especies, proteger mejor las montañas del litoral mediterráneo, así como otras zonas de la Península Ibérica y del arco mediterráneo. Estos nuevos “superárboles” (como les llaman en la asociación) son más resistentes a la permanente amenaza de los incendios, las sequías, la erosión, la pérdida de hábitats (mejorando la recarga de acuíferos), y, además, mejoran la biodiversidad de zonas degradadas en extremo. El próximo objetivo es poder obtener un rendimiento económico con el aprovechamiento directo de la excelente madera producida por esta nueva generación de árboles, así como otros productos obtenidos a partir de ellos.

Tras siete largos años de trabajo y un apoyo mínimo, aunque crucial, la Associació d’Amics de Palanques (ADP) ha conseguido crear unos treinta diminutos pedacitos de tejido vivo, que se están desarrollando, obtenidos a partir de una compleja selección de árboles que han demostrado en infinidad de pruebas y evidencias que están mucho mejor adaptados que sus congéneres a unas condiciones extremadamente hostiles para toda la especie. La asociación de Castellón ha logrado estas treinta copias de ejemplares de la especie pinus alba. “Se trata de obtener copias de los mejores árboles, mezclarlos entre ellos para no perder variabilidad genética porque así se multiplican las posibilidades de que se adapten a los cambios ambientales», ha comentado David Molinos, portavoz de la Associació d’Amics de Palanques.

El siguiente paso consiste en plantar la colección de clones en un determinado lugar “con el fin de que se polinicen entre ellos. La semilla hereda la carga y el potencial genético de sus padres y se fomenta una especie mejor adaptada a las condiciones de la zona mediterránea, sobre todo, a los incendios y a las sequías”, continúa Molinos, ingeniero forestal de ADP. Los clones del pinus alba presentan, además de la tolerancia a las condiciones adversas, “una producción de piñones aptos para el consumo humano y una madera muy resistente, lo que puede facilitar un aprovechamiento económico de este recurso”.

El mar Mediterráneo aumentará su nivel
El mar Mediterráneo es uno de los mares con mayor valor ecológico del mundo. Sus aguas podrían aumentar su nivel entre 3 y 61 centímetros de media en los próximos 90 años en tres escenarios diferentes relacionados con el cambio climático y el aumento de gases de efecto invernadero.

Las investigaciones más optimistas prevén que el Mediterráneo registre a finales del presente siglo un aumento de la temperatura de menos de un 1ºC. Los otros dos escenarios contemplan un aumento sustancial de los gases de contaminantes en las próximas décadas y predicen un incremento de la temperatura del mar de hasta 2,5ºC. Además, confirman que el aumento de la temperatura se acelerará en el siglo XXI de forma notable.

Por otro lado, los aportes de masa por deshielo de los polos y de los glaciares continentales siguen siendo un misterio, pero está claro que el aumento del nivel del mar en las costas es algo inevitable. ¿Qué sucederá? Desaparecerán gran cantidad de especies tanto animales como vegetales y muchas ciudades costeras se verán inundadas.