Cientos de tortugas mueren envenenadas por algas tóxicas en El Salvador
Si por si no tuvieran bastante las tortugas con la falta de hábitat y con las muertes producidas por las redes de pesca o por la ingestión de plástico, recientemente se ha producido un hecho insólito: centenares de ellas han muerto por la proliferación de un alga tóxica. Esta vez no se puede echar la culpa al ser humano. Al menos, no directamente. Aunque, indirectamente…

La muerte masiva de tortugas ha ocurrido en la costa del Pacífico de El Salvador. Desde finales de septiembre, un tipo de alga muy tóxica ha ido aumentando su presencia en las aguas de la región. De momento, han muerto más de doscientas tortugas. La viceministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, ha declarado que podían aparecer más tortugas muertas debido a esta “floración de algas tóxicas en alta mar”.

Cientos de tortugas mueren envenenadas por algas tóxicas en El Salvador

Sorprendente descubrimiento de la mayor masa de fitoplancton del mundo en el ÁrticoEl descubrimiento intriga a los científicos hasta decir basta, y no es para menos, porque el helado mar Ártico no es tan estéril para la vida como se pensaba. Todo lo contrario, justo allí, bajo sus gruesas capas de hielo se ha encontrado una gigantesca biomasa marina, una explosión de vida que ha dejado atónitos a sus descubridores primero, y al mundo entero después. Con sus más de cien kilómetros de extensión, estaríamos ante la mayor masa de fitoplancton del mundo. Y, por supuesto, este hallazgo ha provocado un cambio fundamental en la comprensión del ecosistema del Ártico.

Extrañamente, debajo de una capa de hielo de cinco metros late la vida late con toda su fuerza en forma de plancton marino (organismos vegetales, como ciertas algas microscópicas), según encontró un equipo de investigación de la NASA enviado al mar de Chukchi, en la costa de Alaska. “Nos quedamos atónitos. Fue completamente inesperado. Ha sido el florecimiento de fitoplancton más intenso que he visto en los 25 años que llevo haciendo este tipo de investigaciones. Es más, este sería el lugar con mayor concentración de fitoplancton en el mundo”, dijo Arrigo, un científico de la Universidad de Stanford en California.

Sorprendente descubrimiento de la mayor masa de fitoplancton del mundo en el Ártico

Microorganismos para la producción de biodiésel
La mayor parte del biodiésel que se produce en la actualidad proviene de la combustión de aceites vegetales de distinta procedencia o de los desechos de aceite que producen algunas industrias. El problema de los primeros es la necesidad de grandes extensiones de cultivo. Por ello, se investigan nuevas materias primas que sustituyan a los aceites convencionales en la producción de energía sostenible. Es el caso de los microorganismos oleaginosos, que también pueden ser una fuente para la producción de biodiésel.

Los microorganismos oleaginosos son los que acumulan más de un 20% de lípidos. En la mayor parte de los casos, el aceite que se puede extraer de ellos está en forma de triglicéridos, igual que en los aceites vegetales y las grasas animales. Por tanto, los lípidos de los microorganismos podrían utilizarse en el proceso de producción de biodiésel en la industria.

Microorganismos para la producción de biodiésel

Biocombustible a partir de algas de la Patagonia
El mundo de los biocombustibles está evolucionando a pasos agigantados y es por eso que hoy traemos una noticia más referente a este tema.

El proyecto, cuyo nombre es “Desarrollo de metodologías para el empleo de microalgas como fuente renovable de biocumbustible”, tiene nivel internacional y sus investigadores son en parte de origen italiano, pero también argentinos.

Por lo que respecta a la investigación en sí, según nos cuentan los investigadores es un proyecto sobre la selección de especies de microalgas como productoras potenciales de lípidos que más tarde serán utilizados para extraer materia prima para la elaboración de biocombustibles.

Los investigadores también han indicado que sus áreas de estudio brindan las muestra de cultivo de muy variadas clases de microalgas tanto nativas como extranjeras y éstas componen el cepario del laboratorio. La función principal del proyecto es colaborar en lo que es la selección de especies de microalgas de los diferentes lugares del mundo. Este laboratorio de microalgas del que estamos hablando es único que hay en la Patagonia y el único también que desarrolla este trabajo.

Lo más novedoso que realizan con estas muestras de microalgas es que además de aislar y seleccionar las especies que puedan ser productoras de biodiesel en potencia también las cultivan, por lo que utilizan siempre medios enriquecidos. La base de todo el proyecto es la selección y posterior cultivo de microalgas que crecen en desechos que más tarde generarán biomasa.

Según sus propias palabras “lo que hacemos en este proyecto es seleccionar microalgas que se reproducen en desechos que en estos momentos molestan al ambiente”. Ellos tratan de captar esos desechos y obtener de ellos un recurso que será la biomasa algas. Esta materia obtenida es la que se aprovechará posteriormente para la producción de biocombustibles.

Biocombustible a partir de algas de la Patagonia
Las ventajas que plantea este método de obtención de biocumbustible son varias ya que según han explicado los expertos, la producción de biocombustibles a base de microalgas resulta una opción complementaria a los proyectos que se están llevando a cabo actualmente para obtener energías renovables.

En la actualidad hay proyectos importantes sobre microalgas y biocombustibles de grandes cultivos como por ejemplo puedan ser los de soja o colza, pero el inconveniente de estos es que necesitan de terrenos con determinadas condiciones que permitan a las plantas desarrollarse adecuadamente.
Por el contrario esto con las microalgas no sucede, pues pueden crecer en tierras no aptas para el cultivo, con un nivel de PH extremadamente alto o extremadamente bajo.

Biomasa de microalgas para obtener alimento de calidad en la acuicultura
El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) se encuentra estudiando en su centro de El Toruño (Almería) la producción de biomasa de microalgas con el objetivo de obtener un alimento de máxima calidad para su utilización en la acuicultura marina.

Desde el Ifapa, las líneas de investigación que siguen actualmente tienen entre sus objetivos el de acreditar propiedades nutricionales específicas de las microalgas que otorgan caracteres especiales de calidad en los productos procedentes de la acuicultura.

Al mismo tiempo se pretende también evaluar las posibilidades que tiene la producción de biomasa de microalgas con el objetivo de reducir la dependencia existente en la alimentación de los peces marinos, sobre material primas de origen pesquero, como puedan ser piensos o compuestos que no respetan el equilibrio nutricional, ni miran por la calidad y que actualmente se encuentran en una situación al límite de explotación.

Estas investigaciones que se están llevando a cabo han dado lugar a una nueva actividad industrial, antes inexistente, que se basa en el desarrollo simultáneo de sistemas para la concentración, procesado y conservación de biomasa, así como la validación científico tecnológica del empleo en acuicultura.

Biomasa de microalgas para obtener alimento de calidad en la acuicultura