China quiere acabar con cientos de montañas para construir ciudades
El avance de las ciudades se ha convertido en China en un peligro ambiental que va más allá de la contaminación atmosférica urbana o de la explotación de recursos. Sin exagerar lo más mínimo, puede afirmarse que el mapa político amenaza con engullir el mapa físico a golpe de eliminar cientos, incluso miles de montañas en un futuro próximo.

El proceso de aplanamiento se inició en distintos puntos del país en 2012 con el fin de convertirlas en planicies sobre las que construir, un objetivo que ha alarmado a los científicos por las nefastas consecuencias que ello supondría para el entorno.
Seguir leyendo

Los alpinistas limpiarán la basura del Everest
No es una multa, pero casi, y opino que bien merecida. Podría decirse que unos pagan por otros, pero también es cierto que pocos escaladores cumplen su sueño de coronar el Everest sin dejar tras de sí un reguero de desechos. Por lo tanto, lógico era que una nueva regulación intentara acabar con el “vertedero de basura más alto del mundo” recurriendo a ellos.

¿El vertedero más alto del mundo, en el Everest? Desde hace años, así es. Bautizado así por los ecologistas en un guiño irónico no exento de crítica, además de sufrir el cambio climático, el punto geográfico más alto del planeta está lleno de porquería, sobre todo desde que se convirtiera en destino turístico y su ascenso perdiera la dificultad que tuvo antaño.
Seguir leyendo

Bosques y montes son patrimonio de todos
No contentos con el sacrificio de, con los impuestos de todos, arreglar la crisis económica creada por bancos y el sistema financiero en general, los más acérrimos defensores del neoliberalismo quieren aplicar la receta (por otra parte, la que siempre han defendido) de vender lo que es de todos para paliar el déficit público. Si Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid, aún no ha descartado vender parte del Canal de Isabel II, es decir, de vender el agua que nos pertenece a todos, el Gobierno de Reino Unido ha decidido vender uno de los más preciados recursos naturales de este país, los bosques, bosques que son de todos y de nadie y con los que no se tendría que permitir ningún tipo de comercio.

Mientras tanto, en España, expertos forestales y ecologistas coinciden en que sería un inmenso error que se siguiera el ejemplo de Reino Unido. Para estos grupos los montes son el mayor patrimonio del Estado y, por tanto, consideran que sería lo mismo que vender La Alhambra de Granada, el Monasterio de El Escorial o el Museo del Prado.
Seguir leyendo

La sierra de Aubenç: refugio de fauna y flora
En el Prepirineo de la provincia de Lleida se encuentra una sierra de la que seguramente no habréis oído hablar, pero que vale la pena conocer. Se trata de la Sierra de Aubenç.

No encontraréis montañas espectacularmente altas; el pico más elevado es el Coscollet, que mide 1610 metros. Pero a cambio, la sierra de Aubenç nos ofrece naturaleza en su estado más virgen, ya que se trata de un espacio muy deshabitado. El pueblo más habitado de la sierra es Valldarques, en el que aparecen como empadronados 18 habitantes, pero me consta que el número de vecinos que vive durante todo el año es menor. Sí que hay varias masías o casas de campo diseminadas por todo el territorio, aunque la mayoría están abandonadas.

La vegetación es muy variada. En las cotas bajas encontraréis pino rojo y encina mezclados con grandes extensiones de robles (algunos de más de 500 años, como el roble de La Oliva). También hay muchos arces de Montpellier, árbol caduco cuyas hojas adoptan en otoño un color rojo impresionante, que hace que divises el árbol a gran distancia. En cotas más altas siguen viviendo los robles y los pinos, pero también encontramos bosques de hayas.

En cuanto a la fauna, es de destacar la presencia del quebrantahuesos, especie de buitre en peligro de extinción, pero que allí podemos ver casi a diario. Milanos, águilas reales… también vuelan por los cielos de esa sierra. En las zonas altas habita también el urogallo. Con un poco de suerte, en las primeras horas del amanecer podréis ver algún ciervo, sobretodo cuando en la vecina sierra del Boumort empieza la temporada de caza y los ciervos huyen hacia el Aubenç.

Si sois amantes de las plantas medicinales, en la sierra de Aubenç éstas tienen un paraíso particular: encontraréis ajedrea, hisopo, marrubio, cola de caballo (donde haya riachuelos), milenrama, gayuba…

Y por último, no olvidéis daros un baño en las cristalinas aguas de las impresionantes pozas de la zona.