Muere Tilikum, la orca cautiva que inspiró ‘Blackfish’
Tilikum (Tily), conocida como la orca asesina, es para los activistas y amantes de los animales mucho más que ese simple e injusto término peyorativo. Sin dejar de lamentar las muertes y otros incidentes que provocó desde que fue capturada, para ellos sobre todo se trata de un animal que ha sufrido un insoportable cautiverio durante prácticamente toda su existencia.

Si bien esta orca macho, muerta por una infección rebelde, ha sido responsable de la muerte de tres de sus entrenadores, la tragedia también hay que verla en su triste vida: 33 años de cautividad tras ser libre durante sus primeros dos años.

Los activistas piden que sea la última

Un negro destino que el ser humano se ha ocupado en diseñarle a la medida de sus intereses lucrativos. Al igual que ha ocurrido con tantos otros animales: cazados, criados dentro de la industria cárnica, encerrados o sacrificados en zoológicos, así como amaestrados para actuar en circos o, pongamos por caso, en parques acuáticos como el que nos ocupa.

Según PETA, cuyo lema en estos casos es “los animales no son nuestros”, el anuncio de la muerte de Tily significa que la batalla por su libertad se ha perdido pero, al menos, ha podido recuperar la paz.

Por fin, podrá estar tranquila. Su “secuestro” ha acabado, aunque sea de la peor manera. Porque solo con un hecho que no iba a producirse, devolverlo a la vida salvaje, podría ser feliz de nuevo. O, al menos, recuperar su equilibrio y, con ello, su vida.

Muere Tilikum, la orca cautiva que inspiró ‘Blackfish’
O quizá ni siquiera ya eso podía hacerse. Más de tres décadas en cautividad habían dejado su indeleble huella, y difícilmente podría recuperar aquella libertad perdida, su grupo familiar, su lugar en el mundo, al fin y al cabo. En palabras de Lisa Lange, uno de los portavoces de la organización animalista:

Desde el momento en que Tily fue separado de su familia en el océano, su vida fue trágica y llena de dolor, al igual que las vidas de tantos otros animales que permanecen en los tanques y exposiciones de SeaWorld. Esta situación debe detenerse: Tilikum debe ser la última orca en morir en un parque de atracciones.

Lloran la muerte de Tily

No solo son palabras de denuncia de parte de una ONG animalista. Tras 33 años de cautiverio, es decir, apresada con apenas dos años de vida y amaestrada en el parque acuático SeaWorld para sus espectáculos, han sido muchos ciudadanos los que han llorado la muerte de Tilikum en todo el país.
Seguir leyendo

Las ballenas orcas pasan la menopausia
Las ballenas orcas, como ocurre con los seres humanos, experimentan la menopausia, un rasgo evolutivo muy poco común que aumenta en algunas especies las posibilidades de que los descendientes sobrevivan. Las orcas son, por tanto, una de las tres especies capaces de seguir viviendo años después de que puedan seguir reproduciéndose. La explicación es, según los expertos, que permite a las madres pasar el resto de su vida cuidando a sus hijos.

Investigadores de la Universidad de Exeter y de la Universidad de York han conseguido una subvención para estudiar datos de más de 550 ballenas orcas recabados durante más de treinta años. Los datos han sido recopilados por el Centro de Investigación de Ballenas de Estados Unidos.
Seguir leyendo

Blackfish, nuevo documental de una orca asesina (tráiler)
El documental Balckfish trata sobre una ballena orca. No es el típico documental donde sólo se ve la parte más linda de los animales. Se ve la naturaleza en toda su amplitud: su belleza, por supuesto, pero también su lado más salvaje y violento. El documental demuestra que esto, no sólo ocurre en la fauna salvaje, sino también en la que se encuentra en cautiverio.

Blackfish se centra en una orca de nombre Tilikum, una ballena asesina que ha estado involucrada en la muerte de tres personas, aunque no se sabe si directamente. La orca es un peligro incluso estando presa. Tilikum fue capturada en 1983 frente a las costas de Islandia. En esa primera época de cautiverio, fue acosada por otras ballenas, lo que pudo producir en ella problemas de comportamiento y miedos.
Seguir leyendo

Orca herida en un zoológico de San Diego
Usar los animales para la diversión humana es algo reprobable. Pero si, además, se causa daño al animal, podría llegar a ser considerado un delito. La organización por la defensa de los animales PETA ha denunciado las heridas sufridas por una orca en un parque zoológico acuático de San Diego, Estados Unidos.

La lesión se ha producido en la mandíbula de la ballena, una de las que se exponen en el parque temático llamado SeaWorld. Hay fotografías en las que se puede ver a Nakai, una orca de once años, con una terrible herida en su mentón.
Seguir leyendo