Cómo usar nuestro ordenador de una forma más sostenible

Hoy en día, prácticamente todo el mundo tiene un ordenador y lo utiliza muy a menudo, tanto para trabajar, como para comunicarse, hablar, entretenerse o incluso jugar. Lamentablemente, estos pequeños y funcionales aparatos no se caracterizan por ser elementos muy “verdes”. Su uso y construcción contaminan y hacen daño al medio ambiente. Sin embargo, aunque lo utilices prácticamente a diario, te gustara saber que hay una serie de hábitos que podemos llevar a cabo para tener un comportamiento mucho más sostenible y adecuado. ¡Toma nota y reduce la huella ambiental arrojada por tu ordenador!

Pásate al ordenador portátil

Los ordenadores de mesa, que se usan todavía en muchas casas y en gran parte de las empresas, contaminan y consumen más que los ordenadores portátiles. Estos ordenadores más nuevos, cómodos y que nos permiten trabajar en cualquier lugar emiten nada menos entre en 50% y el 80% de energía menos que las torres del disco duro con su pantalla y periféricos. Ciertamente, los grandes ordenadores de mesa son cosa del pasado: su instalación es complicada, requieren de muchos periféricos, ocupan mucho espacio, dan mucho calor en la habitación, no son nada prácticos y no nos permiten movernos. Si en un país como España todo el mundo reemplazara su ordenador de mesa por un portátil de pantalla LCD, la economía de energía anual sería de aproximadamente 1TW/hora. Seguir leyendo