Nacen pandas trillizos
Aquí están ellos: uno, dos y tres… pero no, no se llaman Juan, Perico y Andrés, porque estos bebés panda, trillizos para más detalles, todavía no tienen nombre. Por ahora, lo importante es que están vivitos y coleando, con toda una vida por delante y media humanidad pendiente de ellos. De cada movimiento, de sus biberones, de sus primeros pasos, de sus ternura infinita…

Nacieron el 29 de julio en China, concretamente en el zoológico de la ciudad sureña de Guangzhou, pero no se ha sabido de la buena nueva hasta ahora. Según la agencia de noticias estatal, sus cuidadores no querían pecar de imprudentes y han preferido esperar hasta estar seguros de que los trillizos sobrevivirían a sus primeros días, habida cuenta de que la mortalidad entre las crías de panda es bastante elevada.
Seguir leyendo

Presentación de 14 adorables crías de osos panda
Si una cría de oso panda ya es todo un espectáculo, la presentación al público de 14 resulta algo increíble, como atestiguan las imágenes de todos ellos ocupando una cuna vestida con una sábana de color rosa que no podía competir en ternura con ellos.

Mostrarlos al mundo es una manera de seguir concienciando sobre la difícil situación que atraviesan estos animales, de los que apenas quedan en libertad 1.800 ejemplares. En cautividad, sin embargo, se trabaja afanosamente para intentar aumentar esa cifra, llegando ya al medio centenar los centros de investigación de estos pandas gigantes en China.
Seguir leyendo

Osos pandas de cartón para concienciar sobre la especie
Un oso panda, dos pandas, tres pandas… y así hasta 1.600 figuras de oseznos de esta especie van recorriendo ciudades para alertarnos de que otros tantos están en grave, gravísimo peligro de extinción. Ahora se hallan en Alemania, donde acaban de iniciar un tour que los llevará por todo el país para concienciar sobre su situación límite.

Parecen muchos colocados uno junto a otro, ocupando parques y plazas, pero en realidad no lo son si tenemos en cuenta que queda el mismo número de pandas libres en el mundo. Así mirado, es impepinable que ni siquiera con todos los pandas salvajes podría ocuparse un espacio público urbano.
Seguir leyendo

El bebé panda del Zoo de San Diego celebra sus cien días
Tal y como aconseja la tradición china, este osito panda debía esperar hasta cumplir los cien días para tener nombre. Y así ha sido, el pequeño ha sobrepasado la mágica cifra siendo criado en cautividad, algo realmente difícil y, por lo tanto, meritorio. Ahora, su mirada vivaracha y los seis dientes que ya le han salido hacen ver su futuro con optimismo. Siguiendo la costumbre, pronto será bautizado con un lindo nombre que todavía se desconoce.

Espabiladito como él sólo, hace las delicias del público y de sus cuidadores, que lo miman con celo día y noche. De hecho, que el pipiolo haya superado los cien días de vida es gracias a ellos, en buena parte. Sus desvelos han obtenido sus frutos, y el pequequín es un auténtico primor, toda una joyita para el zoo, así como una gran contribución para la especie.
Seguir leyendo

China busca niñeras para sus pandas
Si quieres vivir la aventura de tu vida cuidando adorables osos panda, todavía estás a tiempo para presentar tu solicitud. Eso sí, has de darte prisa, mucha prisa, pues esta misma noche finaliza el plazo para optar a una de las tres vacantes para cuidarlos en el centro de Chengdu, en la provincia china de Sichuan, así como para ayudarlos a adquirir habilidades para la vida con el objetivo de reintroducirlos en su entorno natural.

La competencia es terrible, a juzgar por las decenas de miles de candidaturas presentadas al concurso que ha lanzado este año la asociación Panda.org para contratar a la siguiente tanda de cuidadores, también denominados Pambassador o embajadores de los osos pandas.
Seguir leyendo

El grito desgarrador de la madre alerta de la muerte de una cría de oso panda nacido en el zoo de Washington
Es impactante cómo se enteraron los cuidadores de la muerte del oso panda gigante nacido hacía apenas una semanita en el zoo de Washington. Un triste grito de la madre y un extraño silencio del pequeño les alertó sobre este hecho irreversible que les ha supuesto un gran disgusto del que todavía no han podido reponerse.

Corrieron a ver qué ocurría y encontraron a la cría ya sin vida. Se le practicó una reanimación cardiopulmonar pero no pudo hacerse nada por él. Era el último intento por cuidarlo, por mantener con vida a un ser frágil, que todavía no tenía nombre, precisamente, porque son muchos los osos panda que mueren antes de celebrar siquiera su primer cumpleaños.
Seguir leyendo

Un centenar de pandas bailan en el centro de Londres
El 4 de julio se lanzó la Panda Awareness Week (PAW), un evento en el que participan más de un centenar de personas disfrazadas de panda y que llevan a cabo un baile inspirado en el tai-chi en medio de Trafalgar Square, en Londres.

La PAW cuenta con el apoyo del experto en pandas y presentador de programas de naturaleza Nigel Marven, pionera en la Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding, una institución que investiga la situación de los pandas gigantes en la provincia de Sichuan, en el sudoeste de China. La PAW pretende concienciar y encontrar apoyo para la conservación y protección de los pandas, una de las especies más amenazadas del mundo.
Seguir leyendo

Muere el bebé panda nacido en un zoo japonés
Como decía la tierna canción de Enrique y Ana, este osito panda aún no andaba, y tampoco tenía nombre, siguiendo la tradición china que aconseja esperar cien días para ponérselo, pues muchos no sobreviven, como, por desgracia, le ha pasado a este pobrecito.

Su madre, Shin Shin dio a luz a su cría hace una semana, y el nacimiento fue un acontecimiento muy celebrado en Japón, ya que se trataba del primer panda nacido en el Zoológico Ueno desde 1988, y también en el mundo entero, pues la especie cuenta con millones de fans incondicionales y se encuentra en grave peligro de extinción. No en vano, únicamente quedan 1.600 pandas en estado salvaje, la mayoría en Sichuan, al suroeste de China. De hecho, de China es de donde vino Shin Shin poco antes del terremoto y tsunami que sufrió Japón el pasado año.
Seguir leyendo