El Pacma pide prohibir los coches de caballos en Sevilla
Sevilla, esa ciudad que es una maravilla, tiene un sinfín de atractivos turísticos. ¿Qué tal si nos montamos en calesa? Tirada por caballos, subir a ella es dar un paseo inolvidable recorriendo sus calles y olvidar el estrés, sentir ese relax único que nos ayuda a evadirnos.

¿Pero, y los caballos que tiran de la calesa, ellos también dan un agradable paseo? Para el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) y, por supuesto, para los amantes de los animales en general, esta es la pregunta del millón. Y todos ellos, of course, tienen clara la respuesta: obviamente, no, puesto que se les explota.

Tras realizar un seguimiento a pie de calle de las condiciones de los caballos que arrastran coches para turistas en la capital hispalense, Pacma considera que se trata de un claro caso de “explotación animal” que exige tomar medidas.

Por contra, los cocheros de Sevilla niegan estos extremos de forma rotunda. Ante la posibilidad de que puedan revocarse sus licencias, afirman, por ejemplo, que el horario del caballo es el mismo que el de ellos. En fin, veamos unos y otros argumentos para poder formarnos una opinión al respecto.

Esto es lo que denuncia Pacma

El partido político animalista denuncia jornadas de hasta 13 horas a unas temperaturas infames, de hasta 45 grados centígrados a pleno sol. Así lo afirman tras presentar el trabajo realizado con el fin de conocer cuáles eran sus condiciones de trabajo y, en definitiva, de vida.

El Pacma pide prohibir los coches de caballos en Sevilla
El informe (que puedes leer en la dirección https://goo.gl/TWYqKv) recoge el resultado de un seguimiento realizado durante una semana, constatando que los caballos son sometidos a unas penosas condiciones de trabajo que catalogan de “explotación animal”. Así pues, con el objetivo de evitarles tal sufrimiento, piden la “prohibición imediata” de los coches de caballos.

También denuncian que en la Ordenanza Reguladora del Transporte de Viajeros en Coches de Caballos en el Municipio de Sevilla no exista norma alguna que regule aspectos básicos como los horarios o la temperatura a la que se debe o no trabajar. Es decir, se trata de una cuestión desregulada, que depende de cada cochero.
Seguir leyendo