En África, la polución del aire mata más que la malnutrición infantil
En África, una región del planeta pobre pero rica en naturaleza, la polución atmosférica urbana es demoledora. Según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el continente negro tiene un presente muy poco verde en las ciudades y la consecuencia no es otra que el aumento de enfermedades y de muertes prematuras.

Las dimensiones del problema son realmente abrumadoras. Sin ir más lejos, este tipo de contaminación se cobra más vidas que la malnutrición infantil. Así de duro y de cierto, con el agravante de que su avance además es muy rápido.

A tenor de éste informe y de otros muchos relativos a lo dañina que resulta la polución para la salud, si los cuatro jinetes del Apocalipsis son el hambre, la guerra, la muerte y la peste, la polución del aire puede considerarse uno más. Así, al menos, lo sugieren las cifras de mortandad que provoca.

Muertes prematuras por la polución del aire

Cifras preocupantes. Escalofriantes, si nos paramos a pensar tan solo unos segundos en las tragedias personales que esconde cada una de ellas. Además, no se trata de algo nuevo. Los resultados del estudio de la OCDE, de hecho, van en la misma línea que los de la OMS, que consideran la mala calidad del aire una emergencia de salud pública mundial.

En África, la polución del aire mata más que la malnutrición infantil
Sin embargo, el informe sí es único en su género. En concreto, se señala que las muertes prematuras asociadas a la polución del aire han aumentado un 36 por ciento entre 1990 y 2013, hasta alcanzar alrededor de un cuarto de millón de decesos.

Aunque la mortandad asociada a la polución interior, aquella que encontramos en espacios domésticos, es muy superior (en 2013 alcanzaba las 466.000 muertes), lo grave de la polución urbana es su veloz evolución, puesto que avanza dos veces más rápida.

En cuanto al coste, sin embargo, ya es similar. Si ésta supuso un coste de 215 mil millones de dólares en 2013, la polución del aire en exteriores ronda los 232 mil millones de dólares, según el estudio. Su suma, de nuevo, arroja unas cifras que asustan.

En África, la polución del aire mata más que la malnutrición infantil
Por otro lado, sumar ambos tipos de polución y las muertes prematuras que provocan todavía agrava más la situación. Sea como fuere, ambas constituyen una fuente de intoxicación importante, que puede tener consecuencias fatales tanto para personas sanas como, en especial, si son enfermos crónicos.
Seguir leyendo

Contaminación de China, en alerta roja
Como es bien sabido, la contaminación atmosférica es un grave problema en China. Desde hace años, numerosas ciudades, entre ellas su capital, registran unos niveles de contaminación exterior que ocupan los primeros puestos a nivel mundial.

Por lo general, las urbes son lugares polucionados. Las ciudades en las que se cumplen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para que el aire tenga unos mínimos de pureza representan una excepción.

En China, lógicamente, no todo el país la sufre. El problema también se concentra en las ciudades, pero la situación ha alcanzado unas dimensiones que supone una serie amenaza para la salud de más de 100 millones de personas.

Alerta roja en 50 ciudades

Si numerosas ciudades del sur de China llevan lo suyo en contaminación, acortando la vida de sus habitantes una media de unos 5 años, últimamente sin embargo están siendo noticia las del noreste del país.

Sus altos niveles de contaminación son alarmantes desde hace semanas. Solo en los últimos días, se han cancelado alrededor de 200 de vuelos en la capital. La alerta roja también ha supuesto una especie de toque de queda voluntario.

Contaminación de China, en alerta roja
Las autoridades han recomendado a más de 100 millones de personas que no salgan a la calle. En total, una decena de ciudades han decretado la alerta roja en la provincia de Shandong, con una población de 96 millones de habitantes.
Seguir leyendo

La contaminación en India acorta la vida de 660 millones de personas
El crecimiento económico acelerado que experimentan los países emergentes, como India o China, tiene un alto precio. A nivel de contaminación atmosférica, la situación es tan grave en ambos que desde hace años han saltado todas las alarmas y no dejan de hacerse investigaciones para comprobar hasta qué punto la polución está afectando a la salud de sus habitantes.

Si bien es cierto que China se ha convertido en el problema ambiental del planeta, sobre todo su capital, Pekín, cada vez más irrespirable, lo cierto es que India no le va a la zaga.
Seguir leyendo

Empeora la calidad del aire de las ciudades
La polución atmosférica mata a millones de personas cada año, pero con todo y con eso todavía puede acabar cargándose a mucha más gente. Si nos guiamos por los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene una bendita fijación con este tema, las estadísticas son de auténtico espanto.

Si hace nada supimos que en 2012 unos siete millones de personas murieron por esta causa, -una cifra que asusta comparada con la de 2008, con 3,2 millones de fallecimientos-, ahora llega un nuevo estudio también para echarse a temblar que hace un repaso a la calidad del aire del mundo.
Seguir leyendo

Un ciudadano chino demanda a las autoridades por la grave contaminación
Tenía que ocurrir o, mejor dicho, es difícil entender por qué no ha pasado antes, y en plan masivo, habida cuenta de la terrible polución atmosférica que padece buena parte de la ciudadanía china. Sea como fuere, finalmente ha llegado, y aquí tenemos a Li Guixin en pie de guerra contra las autoridades chinas, a las que acusa de no frenar la insufrible contaminación en una ciudad del norte de China.

Quizás no sea el primer ciudadano que haya dado este paso, pero sí lo es oficialmente. Es decir, según datos de Yanzao Metropolis Daily, un diario controlado por el Estado, Guixin es la primera persona que denuncia al Gobierno por no lograr reducir los niveles de polución del aire.
Seguir leyendo

Pekín, una ciudad cada vez más irrespirable
Los intentos de mejorar la nefasta calidad atmosférica de Pekín por parte de las autoridades locales parecen no servir de mucho. Ni siquiera se confía en un mañana menos contaminado. Con un gran pesismismo, los expertos afirman que es una ciudad “apenas habitable” a consecuencia de su polución atmosférica, según concluye un informe recientemente publicado por Academia de Ciencias Sociales de China (ACSCh), una prestigiosa institución que realiza pronósticos sobre temas de interés social.

Que el aire es irrespirable en las calles de la capital del gigante asiático es una realidad que no cesa de copar titulares en los medios de comunicación. Pasan los años y la populosa ciudad no parece ver el final del túnel, buscándose soluciones que no van mucho más allá de las típicas mascarillas, de los purificadores de aire o de hacer cosas tan a la desesperada como colocar enormes pantallas para ver los amaneceres y atardeceres o vender aire puro en lata, literalmente.
Seguir leyendo

China no puede espiar a sus ciudadanos a causa de la contaminación
No sé si se podría decir de esta situación que no hay mal que por bien no venga. Que un Gobierno espíe a sus ciudadanos no es democrático y atenta contra los derechos fundamentales de las personas. Pero que no hacerlo sea por la altísima polución, tan densa que parece la famosa niebla de Londres, que no deja ver qué hay a un palmo de tus narices, no parece mucho mejor.

Es lo que está ocurriendo en China. Los ciudadanos se pueden sentir más libres, ya que nadie es capaz de controlar su comportamiento. Pero difícilmente pueden respirar. El oxígeno escasea en el norte de China, como escasea la libertad de prensa: los medios afines al Gobierno (casi todos, China es una dictadura) llaman niebla a la contaminación.
Seguir leyendo

En Ulan Bator, Mongolia, las estufas causan 1 de cada 10 muertes
Mongolia es un país con diversidad de paisajes, desierto, bosques, praderas, un país soleado la mayor parte del año donde se puede respirar aire puro y sano. Pero no en la capital, Ulan Bator, donde, en invierno, se puede llegar a los -40 ºC. Ante un frío tan intenso, las calefacciones se ponen a toda potencia durante todo el día.

Lo malo es que el sistema de la mayoría de las calefacciones contamina. Ulan Bator es la segunda ciudad más contaminada del mundo, sólo superada por Ahvaz, en Irán, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En otras grandes ciudades, la contaminación proviene de las fábricas e industrias y de los vehículos a motor, pero no en Ulan Bator, donde el 60-70% de la contaminación de invierno es causada por las estufas obsoletas.
Seguir leyendo