El arte de hacer perfumes naturales caseros

Dicen que el perfume endulza los corazones y es verdad que es un elemento muy agradable de usar una vez estamos duchados y aseados. Para muchos hombres y mujeres, usar perfume a diario es más que un placer, es una seña de identidad. Sin embargo, tristemente en la industria cosmética y de perfumes cada vez más productos están fabricados a partir de moléculas perjudiciales para el medio ambiente como el nano-dióxido de titanio, una partícula microscópica que usan muchos productos de cosmética, por poner sólo un ejemplo. Estas partículas se quedan impregnadas en nuestra piel y, al ducharnos, van a parar al desagüe y acaban luego en las aguas municipales, pudiendo entran en ríos, lagos o en el mar.

La perfumería existe desde siempre y, en un principio, se usaban sustancias naturales para dar aroma, como el espliego, las plantas, los aceites esenciales, etcétera. En los últimos años, con el fin de abaratar costes, muchas industrias cosméticas incluyen componentes sintéticos en ellos.

El arte de hacer perfumes naturales caseros

Sólo del 1 al 3% del precio de venta final de los perfumes vendidos en las cadenas corresponde al precio de la materia prima utilizado. El resto se utiliza, principalmente, para marketing y publicidad. Para rentabilizar más los costos publicitarios, usan muchos productos sintéticos. Poco a poco, los perfumes son cada vez más uniformes y con menos personalidad.
Seguir leyendo