El 35 por ciento del pescado tiene plástico en el estómago
Como un diabólico boomerang, los plásticos que arrojamos al océano vuelven a nosotros de un modo elocuente, llenando nuestros platos de una buena ración de esa misma basura que sufren los mares a consecuencia de una contaminación desmedida.

Al desequilibrio de los ecosistemas y a la muerte de la fauna por ingerir plásticos o por acabar heridas a consecuencia de su ingestión o por quedar atrapadas en ellos se le une el evidente peligro que supone colocar el pescado en el plato. Porque, además, la presencia de plásticos no es anecdótica, pues según los expertos, “el 35 por ciento de los peces que pescamos tienen una media de uno o dos piezas de plástico en sus estómagos”.
Seguir leyendo

Greenpeace pide más información sobre los métodos de pesca del atún
Greenpeace ha entrevistado a varias personas a las puertas de algunos centros comerciales para comprobar si realmente tenemos toda la información que deberíamos conocer sobre el atún. Con ello se ha constatado que sabemos muy poco por culpa del etiquetado y no tenemos ni idea de los métodos de pesca que se utilizan.

El atún es uno de los pescados más demandados en todo el mundo y eso hace que sea muy importante protegerlo (hay siete especies en peligro de extinción). España es líder en producción, exportación y consumo de atún per cápita en Europa, así que nuestra industria es muy importante para el futuro de todas las pesquerías.
Seguir leyendo

Salmón genéticamente modificado para consumo humano
A los científicos les gusta jugar a ser Dios, como se suele decir. Pero es que, en el fondo, es su trabajo, ¿no? Es lo que pasó con la oveja Dolly. Aunque, a veces, hay efectos no deseados, efectos colaterales, que se subsanarán por el método de ensayo y error.

Después de Dolly, clonada en 1996, un grupo de biólogos asegura haber creado el primer pez genéticamente modificado para el consumo humano. ¿Te atreverías a probarlo? En Canadá, la empresa de biotecnología AquaBounty (que es estadounidense) cultiva huevos de salmón atlántico genéticamente modificados.
Seguir leyendo

Ceviche para salvar los corales
¿Es que acaso la gastronomía tradicional puede salvar uno de los ecosistemas más amenazados del mundo? Pues parece que Andrea Polanco, del Instituto Colombiano de Investigaciones Marinas y Costeras, INVEMAR, cree que sí. La clave está en un pez que es un voraz depredador: el pez león (Pterois volitans).

El pez león es un depredador activo que se come a los juveniles de peces y crustáceos, así que es una amenaza de gran impacto para el ecosistema y, más allá, para la seguridad alimentaria. En especial, para los corales del Caribe colombiano. Pero este tipo de pescado se puede usar para preparar el típico ceviche, un plato de pescado macerado propio de la región.
Seguir leyendo

Restaurantes con pescado sostenible
Del mismo modo que se puede consumir carne ecológica o verduras y frutas cultivadas de forma sostenible y sin usar fertilizantes químicos, se puede consumir pescado ecológico. Y, de hecho, desde cierto punto de vista, sería aún más importante para la conservación del medio ambiente, ya que la pesca industrial está acabando con algunas especies de pescado.

Fish2Fork (pescado para el tenedor, en traducción libre) es una iniciativa que nace con ese objetivo: ayudar a los consumidores que quieran optar por comer pescado ecológico. Para ello, ponen al servicio de los restaurantes que lo deseen una web informativa para que se registren. Así, el sitio web muestra los restaurantes que sirven pescado que no está en peligro de extinción y, en general, que sirven alimentos de calidad. Una forma de proteger y conservar los océanos y la vida marina por parte del consumidor.
Seguir leyendo

Reunión mundial para controlar la contaminación por mercurio
En 2009, la mayor parte de ministros de Medio Ambiente de todo el mundo, por iniciativa del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUE), acordaron la creación de un tratado mundial vinculante que controlara la contaminación por mercurio. La primera reunión del Comité Intergubernamental de Negociaciones se llevó a cabo en Estocolmo en junio de 2010. Era el inicio de una negociación para lograr un acuerdo internacional jurídicamente vinculante sobre el mercurio, metal pesado persistente, muy tóxico y bioacumulable.

En esa primera reunión se discutió sobre el objetivo y la estructura del futuro acuerdo, sobre su financiación, el respeto de las obligaciones y la asistencia técnica, entre otros asuntos. Se habló también de la extracción minera, de los usos del mercurio, de medidas comerciales, de zonas contaminadas… En Japón, se celebró la segunda reunión, en la que se acordó invitar a los gobiernos a aportar su punto de vista sobre el asunto, para que el acuerdo sea internacionalmente aceptado y legalmente vinculante.
Seguir leyendo

Grandes pescados, hortalizas y crustáceos, cada vez más tóxicos
Nos quedamos sin peces en el mar y, los pocos que quedan, cada vez resultan más peligrosos de comer debido a las sustancias contaminantes que contienen. Entre las especies que es necesario no consumir para que se recuperen de la sobreexplotación pesquera y las que no se pueden comer porque pueden causar problemas en la salud, tal vez lleguemos a un punto en que lo mejor será no comer pescado.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha endurecido las recomendaciones sobre el consumo de pescados como el atún o el pez espada para mujeres embarazadas y niños menores de tres años. Pero no sólo de pescados, sino también las espinacas o las acelgas suponen riesgos para los bebés menores de un año.
Seguir leyendo

Etiquetas para un consumo de pescado sostenible
Las autoridades británicas son conscientes del peligro que supone para la biodiversidad marina un exceso de pesca y un exceso de consumo de ciertos tipos de pescado. Porque, sí, es verdad que los gobiernos y los pescadores tienen una gran parte de responsabilidad en este asunto, pero también los consumidores tenemos otra gran parte. Consumir peces en vías de extinción y no permitir que se recuperen sus poblaciones pone en peligro la supervivencia de muchas especies.

Por ello, la Asociación por la Conservación Marina (MCS, por sus siglas en inglés), organismo británico que tiene como objetivo preservar la biodiversidad y el medio ambiente marino, ha puesto en marcha una iniciativa que consiste en etiquetar los pescados para que el consumidor sepa en qué estado de conservación se encuentra y pueda así ejercer su derecho de comprar con responsabilidad.
Seguir leyendo