Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climáticoLas políticas municipales y sus políticos, es decir, eso que podemos llamar el ámbito de la municipalidad, suele considerarse un sector secundario cuando de actuar se trata. Sin embargo, también es cierto que la política más cercana al ciudadano es precisamente ésta, la que procede de la alcaldía y que, por otra parte, sumar esfuerzos siempre puede cambiar otorgar una fuerza tremenda.

Partiendo de ambas ventajas, así como de creciente protagonismo que está adquiriendo la urbanización en todo el mundo, alcaldes de grandes ciudades de todo el mundo se reunieron en Ciudad de México para aunar esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

La coalición C40

Creada hace ya más de una década, concretamente en 2005, la coalición C40 de urbes comprometidas con el clima, tiene su sede en Londres y que reúne a un total de 90 de las ciudades más grandes del mundo, como Londres, Nueva York, París, Madrid, Río, Caracas, Nueva York, París, Dakar, Adís Abeba, Johannesburgo, Seúl, Pekín, Shanghái, Estambul o Atenas.

Para hacernos una idea de la importancia de este grupo de ciudades, bastará saber que todas ellas representan 650 millones de ciudadanos, emiten tan solo el 7 por ciento de las emisiones urbanas del mundo y que además sus territorios generan el 25 por ciento del PIB mundial.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
El hecho de que sus emisiones ni siquiera alcancen el 10 por ciento de las emisiones urbanas totales también nos da una clara idea de lo urgente que resulta trabajar a nivel urbano para combatir el cambio climático. Aunque queda mucho por hacer, también es cierto que las iniciativas que emprenden las grandes ciudades o urbes punteras por cualquier motivo sirven de faro guía para que el resto las tome como modelo.
Seguir leyendo

Se avecinan buenos tiempos para el autoconsumo eléctrico
La proposición de mejoras clave en los textos comunitarios sobre la energía y el clima por parte de la Comisión Europea (CE), el brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), se esperaba para finales de año. Finalmente, ha llegado el momento y podemos afirmar que gracias a la futura directiva sobre renovables, en breve empezarán a correr buenos tiempos para la lírica el autoconsumo eléctrico.

En efecto, las energías renovables en general y, en concreto, el autoconsumo eléctrico se verán impulsados en el espacio comunitario, lo cual significa un cambio cualitativo en el ámbito español. Al margen de las peculiaridades de las distintas normativas nacionales, la española actualmente obstaculiza el avance en ambos aspectos.

Se trata, en suma, de fomentar la participación de los consumidores en la generación de energía mediante una normativa favorable, que acabe con normativas restrictivas. Que, en definitiva, no obstaculice la producción de electricidad para consumo propio y venta de excedentes.

Se avecinan buenos tiempos para el autoconsumo eléctrico
Las nuevas medidas energéticas que prepara la CE en forma de directivas, cuya presentación se prevé para el 30 de noviembre, se centran tanto en las energías renovables como en la eficiencia energética y el mercado interior de la energía.
Seguir leyendo

Las emisiones de CO2 se estabilizan, pero el futuro pinta negro
Si se detienen o, dicho con mayor propiedad, se estabilizan las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero, solo podemos alegrarnos. Sin duda, pero junto con esta noticia nos dan otra mala que, a la postre, anula a aquella. Y es que las alegrías relacionadas con el cambio climático suelen durar poco o, como mucho, tener su contraparte.

En este caso, la misma fuente que nos da la buena noticia también la contextualiza, para finalmente concluir que realmente no es tan buena. Se trata del último informe del Global Carbon Project, una asociación científica perteneciente a la Universidad británica de East Anglia, cuya revisión anual se concluye que 2015 supuso un balón de oxígeno para la lucha contra el cambio climático.

La razón no es para echar cohetes, pues sencillamente se produjo un estancamiento de las emisiones mundiales de CO2 liberados por las actividades humanas. Pero no solo eso, porque además se espera que la tendencia siga hasta final del presente año, permaneciendo estable durante todo 2016.

Hasta aquí, la conclusión del estudio, publicado en vísperas de la reunión de jefes de estado en la reunión climática en Marrakech (COP22), que se clausura hoy. Son conclusiones positivas, pero al mismo tiempo dramáticas, porque este descenso de emisiones no nos acerca en absoluto a los objetivos de la lucha contra el cambio climático.

Las emisiones de CO2 se estabilizan, pero el futuro pinta negro
O, lo que es lo mismo, frenarlo para evitar llegar a un punto de no retorno en el que se disparen los eventos extremos y el deshielo requiere de más. De mucho más compromiso y, sobre todo, accción y, en este sentido, haberlo presentado en la COP22 ha sido muy acertado.

Como apuntamos en un anterior post, la conferencia climática celebrada estos días en Marruecos se orienta a la acción. Aunque ésa sea incipiente, al menos se espera que sirva como pistoletazo de salida para empezar a convertir en hechos lo acordado en el histórico Acuerdo climático de París, en vigor también hace apenas nada.
Seguir leyendo

¿Donald Trump saboteará el acuerdo climático?Si ya vimos que Donad Trump era un negacionista climático que espantaba a los científicos siendo candidato a la presidencia de los Estados Unidos, una vez electo, las consecuencias podrían ser mucho más que una anécdota, propia de una reñida campaña electoral.

Ahora, la cuestión cobra tintes que bien pueden tacharse de dramáticos, en línea con algunos de los titulares que han dedicado a su elección medios como The New Yorker (“Una tragedia americana”) o el Huffington Post, con su “Luto en América”. O, aún mejor, tratándose del cambio climático, un problema global, aludamos el titular que le dedica el periódico británico Oldham evening chronicle (“Sueño americano, ¿pesadilla del mundo?”) o Le Figaro, cuando afirma que “La elección de Trump sumerge al mundo en la incertidumbre”.

Aplicado al cambio climático, el problema no es precisamente la incertidumbre, sino todo lo contrario, si nos atenemos a lo proclamado a lo largo de la campaña por el polémico magnate, próximo presidente de los Estados Unidos. Sus palabras dejaron clara la posición de este “empresario exitoso”, tal y como él mismo se define, sin experiencia política y seguro de conseguir “lo que mi ego quiere”.

Frenazo y retroceso

Hombre de acción que abomina de los políticos porque “hablan y no actúan” y son “lo contrario a mí”, afirma el empresario, que ha cimentado su fama con faraónicas obras en Manhattan, como la Torre Trump, un rascacielos en plena Quinta Avenida, con una cascada interior, entre un mar de lujos. Una obra que más pronto que tarde podría acabar sepultada por las olas, según pronostica la ciencia.

¿Donald Trump saboteará el acuerdo climático?
Pero, todo sea dicho, esta no es una cuestión que preocupe en absoluto a nuestro midas que, como mínimo, ocupará la Casa Blanca los próximos cuatro años. Que, en suma, todo apunta a que detendrá el reloj en la lucha contra el cambio climático de uno de los países claves para lograrlo.

Tratándose de un problema que no espera, que requiere respuestas para ayer, solo puede esperarse lo que se obtiene cuando uno espera sentado. O, lo que es lo mismo, según advierte la ciencia por activa y por pasiva, no podemos permitirnos hacerlo si queremos evitar un auténtico drama para el planeta.

Estados Unidos, en particular, no puede permitírselo, con el perjuicio global que ello supone. No solo por tratarse de uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, sino por ser el país más poderoso del mundo, con lo que ello supone como referencia y motor a la hora de tomarse decisiones de índole tanto nacional como internacional.

¿Donald Trump saboteará el acuerdo climático?
En concreto, podría quedar sin cumplimiento el acuerdo al que llegaron Barack Obama y el presidente chino Xi Jinping en 2014, por el que ambos comprometían a reducir drásticamente las emisiones. Si el líder republicano no garantiza su cumplimiento, como bien podría ocurrir, ello afectaría tanto a su socio asiático como a otras economías emergentes. Recordemos que la mayoría conservadora de la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó en febrero el Plan de Energía Limpia, de cuya adopción depende aquel.

Un acuerdo histórico en peligro

Sin que Obama sea un ejemplo en gestión ambiental (recordemos su apoyo a Shell para perforar el Ártico), no pueden dejar de reconocérsele importantes logros. Entre otros, su histórico plan contra el cambio climático o la creación de una inmensa reserva marina.
Seguir leyendo

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
Casi todos los países del mundo, 200 en concreto, han acordado reducir el uso de los hidrofluorocarbonos (HFC), unos gases de efecto invernadero utilizados en el sector de la refrigeración y aires acondicionados como sustitutos de los que dañaban la capa de ozono.

Con el objetivo de eliminarlos de forma progresiva, este sábado se ha llegado a un acuerdo internacional en Kigali (Ruanda) que previsiblemente supondrá una reducción entre un 80 y un 85 por ciento para mediados de siglo.

En el acuerdo se estipula que los países desarrollados darán ejemplo comenzando con los recortes de su uso en 2019, antes que el resto, siendo el último plazo previsto para 2050. Si todo sale según lo previsto, para entonces la reducción estará en torno al porcentaje mencionado.

Una vez se lleve a cabo lo firmado, a finales de siglo se podrá evitar el aumento global de la temperatura hasta 0,5 grados centígrados, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
De lo contrario, el panorama es poco halagüeño. No porque sea un gas de efecto invernadero abundante, porque no lo es. No, por ahora, pero acabará siéndolo si no se actúa, y puesto que retienen más el calor que el CO2, principal gas de efecto invernadero, dispararía el calentamiento global.

El acuerdo, por otra parte, también prevé la creación de un fondo económico que ayude a alcanzar estos ambiciosos objetivos. Sin embargo, todavía no se ha establecido una cantidad, ni tampoco se han tratado de forma detallada qué sustancias podrían ser buenas alternativas. Aún así, el PNUMA ha señalado el amoniaco o el dióxido de carbono como posibles sustitutos.

Qué son los hidrofluorocarbonos (HFC)

Los HFC se empezaron a emplear en los años noventa en sustitución de los gases que dañaban de la capa de ozono y actualmente su uso aumenta en torno al 10 por ciento, con previsiones de que este porcentaje se dispare.

Acuerdo histórico para eliminar un potente gas de efecto invernadero
Su uso se decidió en el Protocolo de Montreal, el tratado de 1987 que buscaba frenar la pérdida de la capa de ozono y ahora, el pacto firmado en Ruanda significa incluir una enmienda a aquel.
Seguir leyendo

El cambio climático disparará la pobreza
Muchos son los desafíos a los que se enfrenta la humanidad en los próximos años. Algunos de ellos vienen de atrás, como acabar con el hambre mundial o reducir las desigualdades entre pobres y ricos. Otros, sin embargo, son nuevos, como ocurre con el cambio climático, la seguridad alimentaria o, por ejemplo, las cifras de superpoblación para un futuro no lejano a consecuencia del imparable crecimiento poblacional.

De uno u otro modo, todos ellos están relacionados. En el caso del cambio climático y la pobreza, el avance de aquel supone que ésta también incremente. Así lo ha advertido un reciente estudio del Banco Mundial (BM) y el fondo del Global Facility for Disaster Reduction and Recovery (GFDRR) que administra aquel, cuya conclusión dibuja un panorama demoledor para la población con menos recursos.

El trabajo concluye que los esfuerzos que se hacen para luchar contra la pobreza servirán de bien poco si el cambio climático no se combate de forma paralela. La razón es sencilla: el poder devastador del cambio climático a consecuencia de sus eventos extremos, así como por el aumento promedio de la temperatura es factor suficiente para que la pobreza se dispare.

El cambio climático disparará la pobreza
Ocurrirá antes de lo que podríamos imaginar. Al margen de otros esfuerzos, el cambio climático condenará a la pobreza a millones de personas, actualmente la mayoría de ellas ya en situación vulnerable. O, lo que es lo mismo, el cambio climático se basta y se sobra para sumir en un ciclo de pobreza que atrape de forma insalvable a grandes masas de población.
Seguir leyendo

Trump, un negacionista climático que espanta a los científicos
Si el negacionismo climático encuentra en Estados Unidos a sus principales exponentes, también es cierto que está en sus horas bajas. Hasta ahora, porque la negación del cambio climático está viviendo ahora un momento pletórico en boca de Trump.

Probablemente sea efímero, pero también puede ocurrir todo lo contrario. Si Donal John Trump, actual candidato del Partido Republicano a la presidencia de los Estados Unidos llega a la Casa Blanca, lo que está siendo mera anécdota puede convertirse en un auténtico baluarte de esta corriente.

Aunque en realidad poco tiene de anécdota. Al menos, así es para los científicos. La proyección mediática de Trump es tal que sus declaraciones sobre el cambio climático bien merecían una respuesta. En este post vamos a repasar brevemente tanto aquellas como ésta.

Trump, un negacionista climático que espanta a los científicos
Antes, apuntemos que la corriente negacionista del cambio climático más importante no consiste en una negación del mismo, sino en su atribución a causas naturales.

La postura de Trump sobre el cambio climático

En la misma línea que éstos, y en ocasiones yendo más allá, durante la campaña presidencialista de Trump se sostiene que el cambio climático no está produciéndose o, en todo caso, que éste se debe a causas naturales.
Seguir leyendo

Avances en la lucha contra el cambio climático
Tras la aprobación y ratificación del acuerdo climático global logrado en París a finales de 2015 y Nueva York hace apenas unos meses, respectivamente, esta semana hemos asistido a dos pasos adelante que bien pueden considerarse avances importantes.

Si no históricos, -eso el tiempo lo dirá- sí decisivos para que frenar el calentamiento global se convierta en una realidad o, al menos, poco a poco deje de ser una utopía, como lo es actualmente.

Avanzar en este sentido no es fácil, qué duda cabe, y precisamente por eso este tipo de noticias son rara avis sobre las que es necesario poner el foco. Una de ellas nos lleva a la India, mientras la otra se refiere al ámbito europeo.

Por otra parte, la Union Europea también ha avanzado gracias a una reciente decisión que busca agilizar el proceso para que la contribución de sus países miembros sea más decidida e influyente y, cómo no, también rápida. No en vano, el cambio climático no se aborda con grandes planes, sino con hechos que deben empezar a demostrarse cuanto antes.

Avances en la lucha contra el cambio climático

La India dice sí al acuerdo climático

Sobre todo, el sí de la República de la India, cuya ratificación ayer, día 2 de octubre, supuso la suma del gran polucionador mundial de emisiones que todavía no lo había hecho. Junto con China y Estados Unidos, ahora sí, la India también se ha comprometido a luchar para la reducción de emisiones de acuerdo con lo establecido en el pacto.

Avances en la lucha contra el cambio climático
Este gran reto para la India se plasma en un compromiso adquirido por el país realmente ambicioso. En concreto, la INdia se ha comprometido a que en 2030 al menos el 40 por ciento de su energía eléctrica no proceda de fuentes fósiles. O lo que es lo mismo, la enregía renovable adquirirá un protagonismo progresivo.

Si todo sale según lo previsto, en 2022 alcanzará los 175 GW. “Es uno de los objetivos de energía renovable más audaces delm undo, por lo que probablemente será uno de los principales actores en los mercados de energía solar y eólica”, dice Manish Bapna, vicepresidente ejecutivo y director general del Instituto de Recursos Mundiales.
Seguir leyendo