París intensifica su lucha contra el coche
París, la muy contaminada capital francesa, sigue plantándole cara al coche. El gobierno municipal, con Anne Hidalgo como alcaldesa, no deja de ganar batallas en su decidida guerra contra la polución urbana ocasionada por el tráfico rodado. Sin duda, un ejemplo a seguir a nivel europeo y también global.

En esta ocasión, sencillamente se ha dado un paso más en la política de restricción de automóviles, que no es poco. Tanto por lo avanzada que ésta se encuentra como por lo difícil que resulta seguir haciéndolo, habida cuenta de lo polémico de muchas de sus medidas a nivel ciudadano.

Ese más difícil todavía adopta la forma de medidas anunciadas este domingo, 8 de enero, para que el centro no sufra tanto la tiranía del coche y luchar contra la polución ambiental que este provoca.

Su objetivo, a fin de cuentas, no es otro que conseguir que el coche deje de ser un elemento omnipresente en la urbe mediante políticas que animen a optar por el transporte público o la bici. En suma, a apostar por la movilidad sostenible.

París intensifica su lucha contra el coche
Su política ya de largo plazo en este sentido ha convertido a París es una de las ciudades europeas que más han hecho para mejorar el aire de la ciudad. Su punto de partida era complicado, pues París es una ciudad tremendamente polucionada, y solucionarlo implica, sí o sí, detener los altos niveles de polución atmosférica provocada por el coche.

Las nuevas eco medidas

Hidalgo ha explicado la importancia de que el cruce de París de oeste a este sea limpio, y no se refiere a animar a hacerlo comprando un billete de metro, precisamente.

Entre otras cosas, porque la recomendación del uso del transporte público es más que obvia. La atención de la primera edil se centra en reducir drásticamente la circulación sus dos ejes principales: las plataformas elevadas y la Rue de Rivoli.

París intensifica su lucha contra el coche
Otro ejemplo de restricción del tráfico se ha planeado en la vía Georges Pompidou que va a lo largo del Sena, se reducirán las altas plataformas para dar protagonismo a un tranvía-autobús eléctrico o ferrocarril cuya entrada en funcionamiento se prevé para 2018.

En números, el objetivo de los nuevos planes, que priorizan peatonalizar áreas importantes del centro urbano y restringir el tráfico en la urbe, es reducir a casi la mitad el número de vehículos privados en las carreteras de París.
Seguir leyendo

El aire polucionado mata a casi medio millón de europeos al año
El último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) concluye que la contaminación atmosférica provoca muertes prematuras que se cuentan por cientos de miles en el espacio comunitario. Aunque su concentración es cada vez menor, una excelente noticia, el balance no deja de ser dramático, pues el 85 por ciento de los europeos que viven en ciudades siguen respirando sustancias tóxicas que comprometen su salud e incluso su vida.

El informe, titulado “Calidad del aire en Europa 2016”, realiza un análisis del 2000 al 2014. Es decir, abarca prácticamente los tres primeros lustros del siglo, ofreciendo una visión general de esta seria problemática a nivel europeo.

Según el informe, la contaminación atmosférica provoca ya la muerte de 467.000 personas al año en la Unión Europea, una alarmante conclusión obtenida a partir de datos procedentes de estaciones de seguimiento oficiales de toda Europa, haciendo especial hincapié en los datos ofrecidos por más de 400 ciudades.

Una evolución positiva

Sin embargo, no todo es negativo. Como hemos apuntado, también se han encontrado datos positivos, que resultan esperanzadores. Durante los últimos años, la evolución de la calidad del aire ha sido digna de resaltar, si bien no puede hablarse de niveles aceptables.

El aire polucionado mata a casi medio millón de europeos al año
O, lo que es lo mismo, no pueden lanzarse las campanas al vuelo, pues las tendencias no significan una garantía de seguir produciéndose en el futuro, al tiempo que en 2014, el último año del estudio, se detectaron niveles de contaminación del aire nocivos para la salud en el entorno urbano. Aquel 85 por ciento de población urbana expuesta a un aire tóxico se considera un problema para la salud por ser una exposición que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera insoportable.

Estas sustancias no solo provocan problemas respiratorios pasajeros, sino también episodios de asma que pueden convertirse en crónicos, además de causar o agravar las enfermedades cardiovasculares, o cánceres. Entre otros, el cáncer de pulmón.
Seguir leyendo