Inventos que generan electricidad a partir de las plantas o del fuego
Conseguir un punto de recarga para un dispositivo móvil o un pequeño electrodoméstico es posible a partir de fuentes de energía renovable bastante atípicas. No hablamos de la energía solar, eólica, ni siquiera de la geotérmica o de la procedente de la biomasa convencional, sino de obtener electricidad del fuego o de la misma fotosíntesis de las plantas.

Aprovechar para este uso la fotosíntesis y el poder calorífico del fuego ofrece ventajas por doble partida, pues pueden utilizarse de manera continuada y se regeneran fácilmente, aunque no sean estricamente una fuente inagotable al estilo de aquellas.
Seguir leyendo

Ikea instala cargadores para coches eléctricos en el Reino Unido
Ikea continúa desarrollando su política de sostenibilidad. Al menos, en el Reino Unido. Si hace un tiempo empezaba a vender paneles fotovoltaicos de autoconsumo, ahora ha decidido instalar puntos de recarga para los vehículos eléctricos. Desde diciembre de 2013, se ofrecerá este servicio en sus 18 tiendas del Reino Unido.

Según un estudio realizado por la propia empresa, uno de cada seis británicos cambiarían su vehículo contaminante por un coche eléctrico si hubiera más puntos de recarga disponibles en el país. Así que Ikea ha decidido comprobar si el estudio se corresponde con la realidad.
Seguir leyendo

¿Por qué no se venden más coches eléctricos en Europa?
La industria automovilística europea no ve avances en la movilidad eléctrica. Nadie duda de que hay que impulsar las ventas de vehículos no contaminantes para disminuir la contaminación de las ciudades y luchar contra el cambio climático. Pero las ventas de este tipo de coches no acaban de despegar en Europa. Siempre parece que va a ser el año de la movilidad eléctrica… pero nunca lo es.

Los organismos públicos deben impulsar la movilidad eléctrica para lograr un futuro en el que esté garantizada la movilidad sostenible. Sin embargo, según la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA), las condiciones actuales no incitan a los ciudadanos a confiar en los vehículos propulsados por electricidad y, por tanto, no compran este tipo de coches. ¿Por qué?
Seguir leyendo

Obstáculos y oportunidades para la implantación del coche eléctrico
Los vehículos eléctricos ya están aquí. Las marcas automovilísticas sacan más y más modelos. Hay coches eléctricos para todos los gustos, pequeños y grandes, para ciudad y para recorrer kilómetros. Hay, así mismo, varios modelos de motocicletas eléctricas. Pero, por la calle, se ven pocos. Los conductores no se deciden a comprar este tipo de vehículos no contaminantes. ¿Por qué?

El sector tiene algunos obstáculos que le impiden llegar al público de una forma masiva, pero también posee algunos potenciales que quizá aún no se hayan desarrollado y que podrían suponer el último empujón que necesita el coche eléctrico. El gran inconveniente (aparte de un precio mayor respecto a los coches contaminantes, que, en realidad, se amortiza por el ahorro en combustible más barato) es la necesidad de crear una infraestructura de puntos de carga. Pero, ¿es tan caro?
Seguir leyendo

Aprovechar la frenada de los trenes para recargar coches
Según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Sevilla, se desaprovecha hasta un 15% de la energía generada por la red de cercanías y metro. En colaboración con el consorcio ADIF, se va a desarrollar un sistema para recuperar parte de esa energía para recargar coches eléctricos.

El grupo de investigación de Tecnología Electrónica de la Universidad de Sevilla formará parte así de un consorcio liderado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) para desarrollar este sistema de recarga de vehículos eléctricos. Se trata de utilizar la energía sobrante de las redes de trenes de cercanías y metro, explican los responsables del proyecto.
Seguir leyendo

Nuevos cargadores de coches eléctricos
Mucha gente se pregunta por qué no se ven en las calles más coches eléctricos, sospechan que hay intereses económicos o de otro tipo (que los hay, seguro), que las petroleras boicotean el uso de vehículos que no contaminan el medio ambiente. Quizá haya parte de razón, pero el verdadero problema es el tiempo de carga de las baterías eléctricas. En un coche impulsado con derivados del petróleo se tarda un par de minutos en llenar el depósito y seguir circulando. En los coches eléctricos hay que programar la apretada agenda para reservar un mínimo de media hora para recargar la batería y poder llegar a casa sin quedarse tirado a mitad de camino. Éste es, en realidad, el gran inconveniente que existe en el mundo de los vehículos eléctricos. Sin embargo, una empresa nipona, JFE Engineering, promete que el problema está casi solucionado.

Los responsables de JFE Engineering saben que incluso las baterías que tardan poco en recargarse (poco para el uso que se le da, se entiende) suele suponer, como mínimo, unos 30 minutos para conseguir un 80% de la carga total. Sin embargo, desde esta empresa anuncian que han desarrollado una nueva batería que tardará solamente tres minutos en estar al 50% de su carga o cinco en estar al 70%. En otras palabras, un tiempo comparable al tiempo que se tarda en repostar con coches a gasolina o diésel.

En las pruebas realizadas por la compañía automovilística Mitsubishi con el modelo i-MiEV se pudo recorrer una distancia de, aproximadamente, 80 kilómetros con una carga de sólo cinco minutos. Si se carga la batería por completo se podrán recorrer unos 160 kilómetros, más que suficiente para cualquier desplazamiento diario de, por ejemplo, casa al trabajo.

Además, la empresa JFE Engineering anunció que han desarrollado una versión económica de su cargador que no requiere un transformador y que, por tanto, su instalación cuesta 60.000 dólares (casi la mitad que un cargador convencional). Si cumplen los plazos, desde JFE pretenden que los nuevos cargadores se utilicen en Japón a finales de 2011. Podría ser el empujón definitivo que necesitan los coches que no contaminan el aire.

Iberdrola inicia la creación de la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos
La empresa eléctrica ha comenzado la instalación de la red de puntos de recarga destinada a vehículos eléctricos en sus edificios corporativos. Iniciarán la estrategia con la ubicación de diversas estaciones en Madrid y Bilbao que se utilizarán para empezar la adapatación de su flota a los nuevos requisitos de movilidad eléctrica.

Iberdrola, que durante el 2010 prevé adquirir coches eléctricos para todos sus desplazamientos contará con este tipo de infraestructuras en todos sus centros de trabajo.

La instauración de estas estaciones de carga se encuentra dentro de la apuesto de la empresa por la movilidad eléctrica, además de ratificar también su compromiso con la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera y el desarrollo sostenible.

El interés de la compañía por este tipo de vehículos se remonta a hace más de 10 años, con la realización de proyectos como el Zeus o la iniciativa piloto impulsada junto con el Ayuntamiento de Valladolid para introducir motocicletas eléctricas y sus infraestructuras de recarga.
Seguir leyendo