Basura electrónica: demasiada tecnología para el medio ambiente
La basura electrónica ha alcanzado tales dimensiones que supone un gravísimo problema para el medio ambiente. Inmersos en plena Era del Big Data, el problema crece de forma imparable. Bastará con dar unas pocas cifras para entender la dramática situación: en los últimos años, en todo el mundo se producen anualmente alrededor de 50 millones de toneladas métricas de basura electrónica, lo que supone 7 kilogramos por persona. Además, según advierte la ONU, para 2017 la cifra aumentará un 33 por ciento.

Eso significa que en 2017 el volumen anual de basura electrónica será de unas 65,4 millones de toneladas, lo que equivale a un peso similar al de 200 edificios como el Empire State de Nueva York o a 11 construcciones como la Gran Pirámide de Giza. ¿Impresiona, verdad?

Basura electrónica: demasiada tecnología para el medio ambiente

Los lagos también están contaminados con plástico
No sólo los océanos (donde los vórtices de plástico se han convertido en un problema ambiental cada vez más difícil de solucionar), sino también en los grandes lagos del planeta se acumulan desechos plásticos. Así se demuestra en un estudio elaborado por investigadores alemanes que han descubierto una cantidad excesivamente alta de partículas de plástico en el lago de Garda, el mayor lago italiano.

El estudio ha sido dirigido por Christian Laforsch, de la Universidad de Bayreuth, y Reihard Niessner, de la Universidad Técnica de Munich. Los investigadores esperaban encontrar bajos niveles de contaminación en el lago, ya que se encuentra cerca de los Alpes y los arroyos que bajan desde las montañas depositan agua cristalina.

Los lagos también están contaminados con plástico

La mafia se beneficia de la legislación ambiental
En la película Gomorra se cuenta cómo la mafia hace desaparecer residuos nucleares. Las empresas pagan millones y se lavan las manos, simulando ser, además, responsables con el medio ambiente. Esta ficción no está muy lejos de la realidad. El crimen organizado de Italia mata gente y trafica con drogas y armas. Pero, su última apuesta es ayudar a que las empresas sean más ecológicas.

Negocios a los que la crisis económica europea está dañando buscan métodos para subsistir, aunque sean ilegales. Se trata de reducir costes. Y, con una legislación europea que cada vez penaliza más el daño ambiental, una de las formas de reducir esos gastos es tratar los residuos por vías que no son legales.

La mafia se beneficia de la legislación ambiental

Trucos básicos para no tirar comida a la basura
La comida no se tira, se come. Porque, además, si al final se la acaba zampando la basura, agravamos el problema mundial de los residuos de comida: una doble irresponsabilidad tanto ambiental como de tipo moral, habida cuenta de las miles, millones de personas que se mueren de hambre en todo el mundo.

En realidad, no es necesario comerla para no acabar tirándola. Bastaría con dejar de cocinarla o de comprar la que no se vaya a consumir para ahorrar dinero, al mismo tiempo que conseguimos un mundo más sostenible. No en vano, los alimentos son un recurso de inestimable valor que hemos de preservar al máximo.

Trucos básicos para no tirar comida a la basura

La EMT recicla el 59% de los residuos que genera
La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) generó en el año 2012 algo más de 748 toneladas de residuos como consecuencia de la actividad que desarrolla. La EMT recicla, regenera o recupera el 59% de dichos residuos, unas 441,3 toneladas.

En la actividad que desarrolla la EMT se generan diferentes tipos de residuos. En especial, se producen desechos por la actividad que se lleva a cabo en los talleres de mantenimiento y reparación de autobuses. Hay 23 tipos diferentes de residuos que son clasificados, atendiendo a su impacto ambiental, como peligrosos y no peligrosos.

La EMT recicla el 59% de los residuos que genera

GM gana 1.000 millones de dólares por reciclar sus residuos
El fabricante de automóviles General Motors (GM) saca dinero de la basura. Literalmente. La compañía gana 1.000 millones de dólares al año por la reutilización o el reciclaje de los materiales de desecho de su cadena de producción. Desde chatarra de acero, pintura o cajas de cartón, hasta los neumáticos usados, todo se puede recuperar, reciclar o reutilizar y generar beneficios para la empresa.

En todo Estados Unidos, las instalaciones industriales generan unas 7.600 millones de toneladas de residuos no peligrosos cada año, según datos de la Agencia de Protección Ambiental. La mayor parte de estos residuos termina en los vertederos. La empresa GM, en cambio, los considera como algo útil, como un recurso más que debe gestionar.

GM gana 1.000 millones de dólares por reciclar sus residuos

Manshiyat Naser, la ciudad de la basura
Cada uno de nosotros genera miles de toneladas de basura cada año y seguramente no tienes ni idea donde va a parar tal cantidad de residuos. Los vertederos están llenos y muchas ciudades tienen verdaderos problemas para almacenar y tratar todas esas basuras y residuos orgánicos. Las soluciones pasan por un consumo más controlado, más sostenible y fomentar el reciclaje. Hay muchas cosas que se pueden volver a utilizar o darle un nuevo uso. Es cuestión de pensar unos instantes antes de directamente tirarlo a la basura.

Manshiyat Naser, la ciudad de la basura

Contenedores de reciclaje inteligentes
Las nuevas tecnologías también se pueden aplicar al sector del reciclaje. Del mismo modo que hay marquesinas de autobús inteligentes o neveras inteligentes, que ofrecen muchos servicios aparte del más obvio y principal, ahora hay contenedores inteligentes. Lo malo es que, a veces, es el ser humano el que no tiene la suficiente inteligencia para usarlos.

El objetivo es mejorar las tasas de reciclado facilitando dicha labor a los ciudadanos e, incluso, motivar su uso (o penalizar a quien no recicle). Son contenedores con las últimas tecnologías que cuentan con sistemas que conocen a la persona que recicla y, cómo no, el tipo de residuo que arroja al contenedor, que dan dinero al reciclar, que avisan cuando están llenos y mandan un aviso a la empresa encargada de la gestión del contenedor, contenedores que compactan los residuos para que ocupen menos espacio, sistemas adaptados a personas con discapacidad o, los más modernos, con pantallas en las que ofrecen información. Recicla tus desechos y navega por internet.

Contenedores de reciclaje inteligentes