Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Las cáscaras de huevo son un desecho cotidiano que podemos salvar de la basura dándoles un sinfín de usos prácticos y creativos. Y es que si su contenido alimenta, no lo hacen menos sus cáscaras, ya sea la imaginación, a nuestras plantas o al bolsillo.

En este post te damos ideas que pueden resultar interesantes en un momento dado. Puesto que los huevos son un alimento básico en la dieta de muchas personas, lo suyo es conocer cuantas más posibilidades de reutilizarlo o reciclarlo, mejor.

Solo así podremos evitar que acaben en la basura las más de las veces. Además, te contamos algunos truquitos para evitar las bacterias que se acumulan en la cáscara o, al menos, minimizar sus efectos cuando el huevo está crudo gracias al uso que le demos.

Algunos trucos y consejos

En primer lugar, por lo tanto, tengamos en cuenta que los huevos cocidos son los más seguros a nivel de salubridad. Tras hervirlos habremos eliminado buena parte de éstas, con lo que a la hora de usarlas para cualquier manualidad es mejor que no sean crudos.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Igualmente, serán muy prácticos convertidos en polvo y guardados en un tarrito de cristal, pongamos por caso, con lo que lo tendremos listo para utilizar en unos u otros usos. O, por ejemplo, guardarlos conservando su forma, trocearlos y guardarlos para ir acumulando la cantidad que necesitemos para un proyecto determinado.

Sin embargo, no habría problema con echarlas tal cual en la pila del compost previamente desmenuzados o con molerlos o machacarlos hasta obtener un fino polvo para usar en el jardín, como explicamos en este post.
Seguir leyendo

Orina como abono ecológico para la agricultura y jardineríaTanto da de sí la reutilización de la orina humana para su uso como fertilizante en la agricultura y la jardinería que bien podríamos definirla como una auténtica joyita, y alabar su color dorado con destellos verdes…

¿Una exageración? Después de documentarme y comprobar lo revolucionado que anda el mundo con esta insólita materia prima, mucho me temo que no cabe definirla de otro modo. Porque, aunque parezca un desecho, la varita mágica de la ecología puede convertirla en un auténtico filón que además cuida el planeta.

En muchos casos la inventiva juega un papel importante, pero en otros simplemente se trata de métodos utilizados desde la antigüedad. En este post repasaremos varias iniciativas curiosas basadas en esta práctica ancestral.

Orina como abono ecológico para la agricultura y jardinería
Si ya vimos que hacer pipí mientras nos duchamos ahorraba agua, lo cierto es que también podemos usarlo para evitar otro tipo de gastos y poluciones innecesarias. Sin ir más lejos, su uso como abono permite ahorrarnos los fertilizantes en los jardines y los campos de cultivo.

Un abono orgánico barato y eficaz

En realidad, la cosa no tiene misterio alguno. Puesto que la orina es un desecho orgánico, puede utilizarse como fertilizante orgánico. Sin embargo, hay peros. Por una parte, es cierto que contiene nutrientes que son útiles para las plantas, en especial el nitrógeno y ácido úrico o potasio, magnesio y calcio, entre otros.

A su vez, contiene restos de medicamentos. De hecho, la composición de la orina varía en función de otros muchos factores, como la dieta, posibles enfermedades o el tipo de agua que ingerimos y, en lo que respecta a los microbios, tiene menos que la saliva o las heces.

Además, si se almacena aumenta el pH y minimizaremos los agentes patógenos. ¿Entonces, podemos usarla tal cuál, y así obtener un fertilizante barato y eficaz? Aunque si procede de una persona sana es utilizable, pues no tiene virus o bacterias y es biodegradable, es mejor saber cómo hacerlo.

¿Y qué dice la ciencia?

En efecto, el uso de la orina como fertilizante de las plantas es una práctica ante la que no se ponen peros, salvo cuando se contamina en su recolección o almacenamiento, pongamos por caso. Actualmente, por ejemplo, los estudios buscan determinar si existen determinados restos de medicamentos que puedan acabar llegando a los alimentos y, por lo tanto, entrar en la cadena alimentaria.
Seguir leyendo

Diez cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente
Reutilizar los productos u objetos cotidianos que se desgastan o que simplemente dejan de servirnos tras utilizarlos una sola vez es un gesto ecológico que además nos resulta útil, al tiempo que nos ahorra un buen dinero.

En este post vamos a repasar algunos de los usos prácticos que podemos realizar con cosas del día a día antes de convertirlos en desechos. No en vano, alargar la vida útil de los objetos o productos que utilizamos es una manera fácil y práctica de cuidar el planeta y también nuestro bolsillo.

La intención del post no es solo dar ideas concretas para sacar partido de ellas. Sería mucho mejor si, además de quedarnos con la parte literal, intentáramos hacer lo propio con otros objetos similares.

Las siguientes diez cosas cotidianas, por lo tanto, son solo un ejemplo de lo mucho que podemos hacer en nuestro hogar o lugar de trabajo para extraer todo el zumo posible de todo aquello que admita un nuevo uso o utilidad.
Diez cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente
Seguir leyendo

Ideas para reciclar cajas de pañuelos de papel
Las cajas de pañuelos de papel vacías son una invitación a compensar el daño ambiental que ha supuesto el uso de su contenido original, ese centenar de pañuelos de papel que muy probablemente podríamos haber sustituido por los de tela.

¿Que son más cómodos? Nadie lo duda, y con suerte quizá hasta se hayan fabricado con una celulosa procedente de madera certificada, con lo que el daño será menor. Aún así, siempre es más sostenible el mencionado pañuelito de tela, si bien combinar el uso de uno y otro es una opción práctica que también puede considerarse un gesto eco-amigable.
Seguir leyendo

Ideas para hacer jardines verticales con botellas de plástico
Los jardines verticales creados con botellas de plástico pueden hacerse casi en cualquier lugar donde haya una pared, una valla o simplemente un techo del que poder colgar unas simples sujeciones. Ya sea para hacer un mini huerto urbano o un jardín ornamental, serán mínimos el esfuerzo y los medios necesarios.

Básicamente, necesitamos las botellas, una buenas tijeras, material de sujeción, tierra y los plantones o semillas para obtener resultados. Eso sí, como ocurre en todo, también a la hora de diseñar un jardín vertical existe un amplio abanico de posibilidades, que van desde las básicas a otras realmente complejas, tanto en la disposición de las botellas como en lo que respecta a los sistemas de riego automatizado.
Seguir leyendo

Cinco cosas cotidianas que es mejor no reciclar
El reciclaje o reutilización de objetos puede ser práctico, un buen negocio para el bolsillo y al tiempo un gesto en favor del medio ambiente. Sin embargo, en algunos casos dar una segunda vida a determinados objetos cotidianos no siempre es buena idea, básicamente por cuestiones de higiene, riesgo tóxico y/o microbiológico.

En este post veremos cinco tipos de objetos cotidianos que será mejor comprar nuevos antes de reciclarlos para darles un uso similar. En el caso de darles un uso distinto, quizá no haya problema, aunque hacerlo no siempre será sencillo.
Seguir leyendo

Ideas locas para reciclar botellas de plástico
El reciclaje de botellas es uno de los más populares. No solo porque son un material muy versátil, que admite mil y una posibilidades, sino porque además son fáciles de manipular y transformar. Y además lo tenemos siempre a mano, si no es porque bebemos agua mineral a diario o de vez en cuando, porque bebemos leche, refrescos, usamos cosas tan cotidianas como gel de baño, lavavajillas, colonias frescas, entre un larguísimo etcétera.

En efecto, las botellas tienen el don de la ubicuidad, y como da la casualidad de que la imaginación tampoco tiene fronteras, había de pasar justo lo que ha pasado… ¡Tarde o temprano tenía que desatarse la locura con el reciclaje de botellas de plástico!
Seguir leyendo

Cinco curiosas maneras de reciclar botellas de plástico
La reutilización de las botellas de plástico PET es uno de los reciclajes creativos más populares. Tener una botella de este tipo a mano para transformarla en cualquier objeto es fácil, tanto que en realidad lo extraño sería no tenerla.

Darle esa segunda vida también resulta sencillo, si bien las botellas son una materia prima que admite desde los trabajos más básicos (una sola botella puede acabar siendo “otra cosa” sin necesidad de nada, y las posibilidades aumentan si tenemos varias, y aún más si reunimos muchas) hasta auténticas obras de arte e incluso arquitectónicas: casas invernaderos preciosos…
Seguir leyendo