El Toro de la Vega en Tordesillas
El Toro de la Vega es una fiesta que se celebra cada año en el municipio vallisoletano de Tordesillas. Con mucho éxito desde hace tiempo, este año ha conseguido reunir a más de 30.000 personas. Valentón, un pobre toro que ha tenido que ir desde la Plaza Mayor del Pueblo hasta el Palenque (pradera donde lo sacrifican), ha sido torturado durante 12 minutos hasta que ha muerto agonizando. Deplorable.

A esta fiesta hemos podido ver como acudía gente de todas las edades. Eso sí, un 80% eran personas mayores de 45 años y el resto seguramente no han tenido más remedio que ir con sus padres para no quedarse en casa. Por suerte, con el tiempo esta barbaridad dejará de tener importancia, sólo personas mayores sin ningún tipo de escolarización ni sensibilidad pueden disfrutar viendo este tipo de maltrato a los animales.

Pese a que el Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal (PACMA) convocó el domingo dos protestas para acabar con esta fiesta que se remonta desde la época medieval con Juana la Loca, no lo han podido conseguir. El Ayuntamiento ha permitido que esta salvajada se haya llevado a cabo un año más. Hoy, durante la celebración de esta fiesta, ha aparecido un ultraligero que rezaba “Respeta a los animales”. Los turresilanos han silvado y le han abucheado dedicándole insultos.

El Toro de la Vega en Tordesillas
Gracias a un reportaje del programa de Telecinco “Está pasando”, hemos podido ver como los participantes en la matanza no permiten que los medios de comunicación graben el momento en el que matan al toro lentamente. Además, de manera agresiva (no podía ser de otra forma) amenazaban al cámara y a la reportera. Encima, se han despachado con algunas frases que en pleno siglo XXI cuesta creer que todavía se puedan escuchar.

Sólo ha durado 12 minutos, tendría que haber durado mucho más.

Esta fiesta es la mejor que hay en el mundo, se hacía desde Juana la Loca y no nos la van a quitar nunca.

Esto es un cara a cara entre el hombre y el toro, las organizaciones antitaurinas no se pueden quejar.

Es indignante que todavía haya gente tan ignorante, sin educación, sin respeto por los animales, gente que disfruta con el morbo de ver morir a un pobre animal. ¿Sí se hiciera eso con el perro que tienen en casa como mascota se vería gravísimo, verdad? Un toro tiene el mismo derecho a vivir que un perro o cualquier otro animal. Basta ya. Hay que detener esto. Por suerte, confío en las nuevas generaciones, mucho más educadas y sensibles que las que arrastramos todavía. ¡Qué se acabe ya el ‘palurdismo’ de muchos pueblos de España…que menudo ejemplo damos!

El Toro de la Vega en Tordesillas
300 caballistas, la mitad de ellos con lanza, y algo más de una veintena de lanceros a pie, han terminado con la vida de un único animal. COBARDES.