Los deportes de invierno afectan negativamente al urogallo
Los aficionados europeos a los deportes de invierno estarán encantados con este invierno de nieve y frío que les permite ir a las cordilleras centrales de Europa a practicar sus deportes favoritos: esquí, snowboard y otros deportes al aire libre. Pero los animales que habitan esas zonas no están tan contentos con esa inesperada presencia humana. Especialmente, el urogallo.

A pesar de la crisis, el turismo de invierno en las montañas del centro de Europa aumenta cada año, algo que podría estar amenazando al urogallo y a otras especies autóctonas de aves. Una investigación señala que el aumento de seres humanos en estos meses es un factor clave en la rápida disminución de la población de la especie mítica.
Seguir leyendo

Acuerdo para salvar al urogallo
El Secretario de Estado de Medio Rural y Agua ha presentado un proyecto LIFE+ para la conservación del urogallo cantábrico y su hábitat natural. El proyecto estará cofinanciado al 50% por la Comisión Europea a través de los fondos LIFE+, y participarán las Comunidades Autónomas de Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León, además del Organismo Autónomo Parques Nacionales, SEO/BirdLife y la Fundación Iberdrola, y estará coordinado por la Fundación Biodiversidad. Por último, el programa plantea la implicación de propietarios privados de fincas en un marco de custodia del territorio, aportando un enfoque innovador a la conservación de esta especie. Esta iniciativa tiene como objetivo fundamental frenar la pérdida de esta subespecie, endémica de la Península Ibérica, que en las últimas décadas ha perdido gran parte de su población, y fomentar su recuperación.

El urogallo cantábrico se encuentra catalogado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en peligro crítico de desaparición. Las causas que amenazan su estado de conservación se encuentran principalmente en la fragmentación de su hábitat, la baja tasa de reproducción y el alto grado de depredación. Para neutralizar estas amenazas se ha diseñado un programa de acción homogéneo, completo y transversal para todo el área de distribución de la especie, combinando acciones de conservación in-situ (mejoras de hábitat, control de predadores y competidores, reducción de mortalidad no natural, etc.) con acciones ex-situ (programa de cría en cautividad y reforzamiento de poblaciones).

El programa se articula en torno a tres ejes de actuación para la conservación de esto emblemático animal: favorecer el éxito reproductor y la supervivencia de los adultos; garantizar la conservación de sus hábitats favorables mediante actuaciones de restauración y mejora, asegurando la conectividad entre núcleos de población; y promover la conciencia social y la participación pública, aumentando el conocimiento sobre la especie y su hábitat. Su área de actuación es la cordillera cantábrica y se ejecutará entre octubre de 2010 y septiembre de 2014, con un presupuesto de 7 millones de euros.