Nueva alternativa en ecología: las velas naturales

Una de las opciones para decorar y “dar ambiente” favoritas en hogares, lugares para el bienestar y restaurantes son las velas. Cada día, se encienden millones de velas, pero quizá pocas veces nos hemos puesto a pensar cuánto contaminan. Depende del material del que estén hechas, pueden llegar a ser muy nocivas para el planeta.

Sin embargo, existen otras opciones menos dañinas para el aire, como las velas llamadas “ecológicas” o las naturales que podemos hacer nosotros mismos, con excelentes resultados.

Una gran parte de las velas que encontramos en el mercado están hechas de parafina, un derivado del petróleo que puede causar problemas de salud y contaminación ambiental, ya que se trata de un material tóxico. Además, es un combustible fósil cancerígeno y no renovable. Sus riesgos ya han sido advertidos por la Asociación Pulmonar Americana. Además, entre sus componentes, hay contaminantes como benceno y el naftaleno. Se utilizan con mayor frecuencia porque resultan más económicas que otros tipos, como las hechas de grasa animal, las velas de cera de abeja o las de aceite. Además, al ser de un color neutro, teñirlas resulta muy sencillo. La vela hecha de cera de abeja, por ejemplo, contaminan el aire muchísimo menos.

Nueva alternativa en ecología: las velas naturales

Alternativas: cera de abeja

Como decíamos, es una cera cien por cien natural extraída de la glándula de las abejas. Al ser una cera natural, contamina muchísimo menos que la artificial vela de parafina. Su desventaja es que tienen un coste mucho más elevado.
Seguir leyendo