Tarjeta de fidelización verde
Cada vez está más claro que la conservación del medio ambiente es una responsabilidad de todos. Así, mientras este sistema económico no cambie, es decir, mientras la economía se base, fundamentalmente, en el consumo, será preferible optar por que, al menos, sea responsable. Algunas empresas, bancos y organizaciones se están dando cuenta de ello y ofrecen servicios de consumo responsable.

Así, la empresa Ice ha creado una tarjeta de fidelización basada en el consumo de productos ecológicos o responsables con el medio ambiente. Del mismo modo que si se reposta el coche siempre en la misma cadena de gasolineras o se viaja a menudo en el mismo medio de transporte se consiguen puntos canjeables por regalos o por descuentos, con esta nueva tarjeta verde se reciben descuentos siempre que se adquieran bienes y servicios en los negocios asociados, negocios que venden productos respetuosos con el medio ambiente, desde alimentos ecológicos a placas solares.

Empresas tan diferentes como Eurostar, que gestiona los viajes en tren a través del túnel bajo el Canal de la Mancha, o la compañía distribuidora de chocolates Green & Black’s son dos de las compañías qeu colaboran con esta nueva tarjeta verde que tratará de incentivar a que los consumidores compren productos sostenibles.

Se trata de que cualquier producto que contribuya a la economía sostenible, como los viajes en tren, la comida local, los taxis de coches híbridos o eléctricos, o la energía solar, otorgue puntos al usuario de la tarjeta. El objetivo: que la gente opte por una vida más sostenible.

El banco británico Co-operative Bank, un banco ético que invierte en proyectos verdes y de desarrollo humano, apoya la tarjeta verde de Ice. Para los responsables de este banco, cada vez más gente demanda servicios y bienes con un fondo ético. Según sus datos, el mercado ético supone en Reino Unido entre un 5 y un 8% del total del consumo. Esto supone el doble que la pasada década.

El consumo responsable sólo puede surgir de la responsabilidad personal de cada uno con el medio ambiente. Pero, con este descuento de la tarjeta verde tal vez más gente se planteará comprar de forma más sostenible.