Los techos verdes mejoran la productividad de los trabajadores
Los tejados verdes han demostrado ser beneficiosos para un sinfín de aspectos, sobre todo a nivel paisajístico y ambiental. Ahora, además, conocemos una nueva ventaja, en este caso curiosamente relacionada con la productividad y el bienestar de los trabajadores.

Solo contemplar los jardines que crecen en las cubiertas de los edificios contiguos, lógicamente de alturas similares o inferiores, es suficiente estímulo para conseguir una mejora de la atención y la concentración, así como una sensación de bienestar y felicidad que redunda en una mayor satisfacción laboral y en un mayor rendimiento.

Así lo afirma, al menos, un nuevo estudio dirigido por la doctora Kate Lee, en el que se analizó cómo podía llegar a influir la recuperación de la atención en el rendimiento laboral, y sus resultados han sido sorprendentes. No tanto porque establezca una asociación entre los efectos beneficiosos de un entorno verde en la productividad, sino por encontrar una significativa diferencia entre descansar mirando techos verde o, como suele ocurrir, el típico paisaje urbano gris.

Los techos verdes mejoran la productividad de los trabajadores

Ventanas con vistas verdes

El estudio concluyó que la presencia de techos verdes en el paisaje al que tengan acceso los trabajadores desde las ventanas era clave para mejorar la atención y el rendimiento en el trabajo. Se logró demostrar que los participantes en las pruebas que descansaron durante 40 segundos mirando paisajes en los que había techos verdes después realizaban sus tareas de forma más productiva que aquellos que vieron una imagen aburrida de tejados convencionales.

Del mismo modo que se había llegado a la conclusión de que la naturaleza despierta nuestra creatividad y nos ayuda a desconectar, ya sea dando un paseo por un entorno verde o, como mal menor, trabajando rodeado de plantas, este estudio confirma esta misma idea.

Bastó con ese descanso visual para que el trabajador cometiese menos errores al realziar su tarea. Según la directora del estudio, Kate Lee, resulta interesante comprobar, por una parte, la estrecha relación que hay entre el mantenimiento de la atención y el rendimiento y, por otra, el hecho de que “la naturaleza no necesita ser percibida como altamente reparadora para impulsar la atención”.

Los techos verdes mejoran la productividad de los trabajadores
Si bien estar rodeados de jardines sería igualmente positivo, no siempre es fácil tener la suerte de que las oficinas o cualquier otro lugar de trabajo estén ubicados en zonas tan idílicas. Lo habitual es todo lo contrario, un entorno urbano o industrial polucionado a distintos niveles, incluyendo el paisajístco.

Habida cuenta de la triste realidad, la transformación de las cubiertas en jardines puede hacer una gran diferencia. Sus grandes ventajas a nivel arquitectónico, de eficiencia energética y ambiental se suman ahora a este otro aspecto, no menos importante, como es la satisfacción laboral y la productividad.

Los techos verdes mejoran la productividad de los trabajadores
El estudio se realizó ofreciendo vistas verdes virtuales a uno de los grupos participantes, mientras otros observaron la misma imagen, pero sin retoques que llenaban de verde cubiertas de edificios.

A la vista de los resultados, los científicos consideran que una prueba realizada con vistas reales hubiera ofrecido resultados aún mejores. Queda pendiente de llevarse a cabo, por lo tanto, si bien estos resultados ya permiten afirmar tanto que la concentración sostenida es esencial para conseguir un rendimiento óptimo, así como la importancia de hacer un descanso en el que una visión verde permiten obtener excelentes resultados.

De acuerdo con el estudio, un fondo de pantalla de un paisaje urbano lleno de cubiertas verdes podría resultar útil, pero puestos a pedir, mejor que la ventana nos ayude para poder estirar las piernas y, mejor que mejor si además nuestro edificio también tiene ese acogedor jardín esperándonos, aunque solo sea para hacerle una visita rápida.