Tejado que combina energía solar e hidrógeno
Hasta ahora, los paneles solares fotovoltaicos convertían la luz solar en electricidad. Pero un ingeniero de la Universidad de Duke (Estados Unidos) ha creado un nuevo sistema que se basa en la creación de hidrógeno y aumenta la eficiencia energética de la energía procedente del sol.

El nuevo sistema recibe los rayos del sol para calentar una combinación de agua y metanol que se encuentra dentro de una serie de tubos ubicados en la azotea de la vivienda. En esos tubos, y gracias a dos reacciones catalíticas, el sistema produce hidrógeno de una forma más eficiente que la tecnología actual, ya que este hidrógeno casi no contiene impurezas. Este hidrógeno puede almacenarse y utilizarse después.

Según Nico Hotz, el inventor del sistema, éste logra una eficiencia exegética del 28,5% en verano y del 18,5% durante el invierno, mucho más que el 15% que consiguen algunos sistemas convencionales en verano o el 5%, como máximo, que logran en invierno. Hotz analizó el comportamiento del sistema durante los meses de julio y febrero para medir en diferentes condiciones meteorológicas y de temperatura.

Como otros sistemas basados ​​en la energía que proporciona el sol, comienza a funcionar recibiendo la luz solar. Aunque, aparentemente, visto desde el exterior, las placas se asemejan a las placas solares tradicionales, en el interior son bien distintas, ya que se compone de tubos de cobre recubiertos con una fina capa de aluminio y óxido de aluminio y están, en parte, llenas de nanopartículas catalíticas. Una combinación de agua y metanol fluye a través de los tubos, que están sellados al vacío.

Esta especial configuración es la que permite que hasta el 95% de la luz del sol sea absorbida: casi no se pierde calor. Esto permite alcanzar temperaturas de más de 200 ºC dentro de los tubos. En comparación, una célula solar estándar sólo se puede calentar hasta los 60 o 70 ºC.

Una de las ventajas que puede ofrecer el sistema es que el hidrógeno producido puede usarse inmediatamente en una celda de combustible y suministrar electricidad al edificio durante el día o almacenarse en un tanque para abastecer de energía más tarde.
Tejado que combina energía solar e hidrógeno