Tipos de bombillas de bajo consumo
Apostar por bombillas de bajo consumo es algo muy inteligente en los tiempos que corren. Con ello no sólo ahorraremos dinero en la factura de la luz, también contribuiremos a que nuestro planeta no esté tan castigado. Hoy en día, como era de esperar, ya existen varios tipos de bombillas de bajo consumo. Son los siguientes:

Tipos de bombillas de bajo consumo
CFL globo: Son ideales para cuando son visibles. Se pueden colocar tanto en un salón como en una cocina, pues suelen ser bastante elegantes. También puedes utilizarlas para patios o galerías abiertas con techo. Son de tipo plato e iluminan bastante.

Tipos de bombillas de bajo consumo
CFL en espiral: Son muy conocidas por la mayoría de la población pero no son muy bonitas que digamos. Son un poco grandes y antiestéticas, aunque son un icono de las bombillas de bajo consumo por excelencia.

Tipos de bombillas de bajo consumo
CFL parecido a las bombillas incandescentes: Son prácticamente como las de toda la vida, aunque en este caso hablamos de bombillas de bajo consumo. Son ideales para quienes quieren cambiar las antiguas por las nuevas sin más.

Tipos de bombillas de bajo consumo
CFL lineal: Junto a las bombillas con espiral podemos decir que son las más comunes de todas. Son poco estéticas pero predominan en muchos lugares. Es muy común verlas en oficinas.

Tipos de bombillas de bajo consumo
CFL reflectora: Sirven para dirigir el haz de luz. Direccionan la luminosidad y se convierten en una gran opción para lámparas altas y verticales, combinadas con sofás y cuadros.