Tips para alargar la vida de los aparatos electrónicos
Excepto en casos de electrodomésticos viejos que despilfarran energía, alargar la vida útil de los aparatos electrónicos es un gesto ambiental interesante también para nuestro bolsillo.

Por desgracia, la durabilidad no es el fuerte de la nueva electrónica de uso doméstico, no sólo por los materiales con los que se han fabricado, sino también por sus precios relativamente bajos. Hasta tal punto es así que en muchas ocasiones compensa económicamente comprar uno en lugar de arreglarlo.

Sin embargo, dar boleto a un aparato que ha fallado no es una buena idea para la protección del medio ambiente. Como es sabido, la basura electrónica es tremendamente peligrosa para el entorno y también para la salud de las personas, por lo que si hemos de tirarla, siempre hay que hacerlo a través de un punto limpio.

Eso sí, tengamos en cuenta que la reparación de aparatos siguiendo tutoriales colgados en la red puede ser peligroso, por lo que mejor abstenerse de hacerlo. Por mucho que internet nos ponga fácil adquirir piezas de recambio, habida cuenta de cómo están hechas ahora las máquinas, tenemos muchas papeletas de que el invento nos salga rana y acabemos incluso lesionados o provoquemos algún desajuste que sea negativo para la calidad ambiental.

Huir del consumismo

Así, mientras seguimos a la espera de que los fabricantes diseñen aparatos más durables, nosotros podemos hacer algunas cosas para proteger el medio ambiente. Sin ir más lejos, una buena manera de contribuir a ello es cambiar el chip mental, es decir, no caer en el error de adquirir nuevos aparatos sólo porque son un modelo más avanzado o porque nos parecen más bonitos.

Tips para alargar la vida de los aparatos electrónicos
El correcto uso del equipo también es algo fundamental para alargar su vida, como por ejemplo leer el manual, tenerlo siempre a mano, no golpear el aparato ni abrirlo, desenchufarlo cuando no se utilice, así como estar pendiente de su mantenimiento.

Comprar aparatos de segunda mano y hacer lo propio con los tuyos que ya no utilices son otras formas sencillas de minimizar el problema de la basura electrónica. En todo momento, nuestro objetivo ha de ser encontrar el equilibrio entre los gestos sostenibles y una vida confortable, que aproveche las ventajas de las nuevas tecnologías.