Tips para hacer una mudanza ecológica
No es necesario contratar una empresa de mudanzas ecológicas, cada vez más en boga, para conseguir un traslado lo más verde posible. Sin agobios ni trabajo extra de ningún tipo, sólo cambiando el chip mental en algunas pequeñas cosas, podemos hacer una gran diferencia casi sin darnos cuenta.

Considerando que las mudanzas son una actividad estresante, a la par que contaminante, cualquier ayuda que minimice cualquiera de estos dos aspectos será bienvenida. Sin embargo, no siempre será fácil hacerlo, precisamente porque lo ecológico suele ser poco práctico en este mundo que vivimos, tan amigo de soluciones poco ambientales.

Pero no por eso hay que tirar la toalla. Aunque difícil, la buena noticia es que podemos hacer muchas cosas para que nuestra mudanza sea práctica sin necesidad de disparar la huella de carbono. Sin ir más lejos, podría ser de gran ayuda sustituir las típicas cajas de cartón por otras de plástico u otros materiales que luego nos sirvan para almacenar bien esos mismos objetos u otros distintos.

Rizando el rizo, elijamos el modelo (tamaño, colores, diseño, etc.) contenido de cada una de ellas en función de su ubicación y función posterior. Es más, si son traslúcidas o transparentes nos facilitarán localizar lo guardado sin tener que abrirlas.

Cajas y papel

Antes de buscar periódicos o revistas para envolver objetos o rellenar huecos en las cajas, mejor comprar un rollo de papel reciclado que no lo ponga todo perdido de tinta o, mejor todavía, no envolver nada y optar por las cajas rígidas.

Tips para hacer una mudanza ecológica
Lógicamente, además, cuantos más viajes hagamos mayor será el impacto ambiental, por lo que quizás sea el momento de decidir qué objetos es necesario trasladar, realmente. También podemos aprovechar la ocasión para deshacernos de objetos inservibles, bien reciclándolos, regalándolos o vendiéndolos.