Tomar un baño de forma ecológica

Es uno de los principios ecológicos más repetidos, que los baños consumen mucha menos agua que las duchas y es cierto. En países como España, donde las temperaturas suelen ser altas, un ciudadano se ducha de media una vez al día, mientras que en los países del norte de Europa, más fríos, sólo se duchan o se bañan tres veces a la semana. Los baños en bañera tienen una gran tradición en países como Inglaterra, Holanda o Alemania.

Al final, una persona que se ducha cada día gasta el mismo agua que una que se baña dos o tres veces por semana, dependiendo del tiempo que solamos pasar bajo la ducha. En un baño gastamos entre 70 y 100 litros de agua. Cuando nos duchamos usamos solo unos 30 litros, por lo que una ducha es mucho más ecológica que un baño, pero el gasto de agua y energía depende de otros factores como la frecuencia de las duchas o el tiempo que pasemos bajo el grifo. Por supuesto que bañarse a diario es un acto antiecológico, pero podemos darnos un baño de vez en cuando si lo necesitamos para combatir el estrés diario, con conciencia ecológica.

No abusar de los baños, intentar reducir las duchas que no sean necesarias o proponerse invertir menos tiempo de media bajo el chorro de agua nos ayudará a ser más ecológicos. Está demostrado que 4 minutos bajo la ducha es suficiente para lavarse adecuadamente. Puedes poner una alarma para intentar hacerlo en ese tiempo. Si un día sólo tenemos que lavarnos el pelo, podemos hacerlo con un barreño y agua caliente, lo que es más práctico, rápido y ecológico.

Aclarado este punto, ¿cómo podemos tomar un delicioso baño relajante de la forma más natural y ecológica posible?

Para nuestro aseo diario, que también nos servirá para los lavados o las duchas, una buena idea es valerse de jabones naturales. Los encontrarás en tiendas especializadas o los podemos hacer nosotros mismos, con la ventaja de que estaremos ahorrando mucho dinero y podemos personalizarlos a nuestro antojo.

Crear jabones caseros naturales

Hay muchas recetas para fabricar de forma sencilla nuestros propios jabones naturales, un ejemplo son aquellos que llevan esencias (como eucalipto, naranja, lavanda…) Para ello necesitarás una barra de jabón de glicerina natural y las gotas de esencia del aroma que más te guste para tu piel. Podemos conseguirlo mediante aceites aromáticos, disponibles en tiendas naturales y en perfumerías.

Tomar un baño de forma ecológica

Sólo hay que rallar la barra de jabón con un rallador y colocarla en una cazuela al baño maría (la cazuela con el jabón sin agua dentro de una más grande llena de agua hirviendo continuamente en el fuego). Cuando esté líquido, apagamos el fuego, añadimos las gotas de aceite esencial del aroma elegido hasta que nos parezca suficiente, lo dejamos en un molde (simplemente cuadrado para luego cortar o un molde con formas divertidas, como estrellas y corazones). Dejaremos entonces enfriar hasta la solidificación.

Tomar un baño de forma ecológica

Siguiendo esta sencilla receta, puedes elaborar jabones de todos aromas y colores (añadiendo pigmentos) para tus duchas y baños. Por ejemplo, de limón (podemos adornar con ralladura de la cáscara de limón), rosa (adornamos con pétalos), jazmín o aloe vera en su forma natural, que resulta sanísimo para la piel.

Tomar un baño de forma ecológica

Con una tarde de manualidades “jaboneras”, podrás dar un nuevo aspecto a tu bañera decorándola con jabones de todos los colores, texturas y aromas. ¡Quedará muy bonita y el aseo diario se convertirá en todo un placer!

Tomar un baño de forma ecológica

Si no tienes tiempo para elaborarlos, podemos encontrar una amplia oferta de jabones artesanos hechos con aceites vegetales totalmente naturales y muy beneficiosos para la salud de nuestra piel. También son perfectos para regalar y los encontrarás de tipos muy diferentes: jabones de aguacate, de chocolate, de barros de mar, de rosa de mosqueta o de karité. También encontrarás jabones aromáticos, de violeta, regaliz, flores tropicales o canela.

Tomar un baño de forma ecológica

Preparando nuestro baño cien por cien natural

El baño puede resultar perfecto para alejar las tensiones del día, para personas que sufren de insomnio o simplemente para suavizar los tensos músculos después de un duro día laboral. No dejes que los químicos se cuelen en nuestra bañera y crea un baño relajante perfecto con sólo aceites esenciales, nuestros jabones naturales, plantas y hierbas varias.

Para empezar, llenaremos la bañera (no en exceso, porque estaríamos gastando demasiada agua y además puede salirse cuando nos introduzcamos en ella), de manera que nos cubra lo suficiente. La llenaremos con agua caliente para después completar con agua fría. La temperatura del agua no debe superar los 36 grados, si está muy caliente puede ser malo para tu cuerpo y producir sequedad en la piel.

Baño contra el insomnio

Para este baño que nos ayudará a conciliar el sueño, añadiremos a la bañera unas gotas de esencia de lavanda y de manzanilla. Otras plantas como la melisa o la valeriana son igualmente muy apropiadas. Podemos poner hojas de estas plantas para una decoración extra. Si tienes un jabón a base de lavanda o manzanilla, úsalo. No olvides el toque con música suave para conseguir una relajación total.

Tomar un baño de forma ecológica

Baño si estamos resfriados

En este caso, te recomendamos hervir previamente unas hojas de eucalipto, romero o menta, o todas ellas a la vez, con unas gotas de aceite de oliva. Después, sumergimos la mezcla en la bañera, una vez hervido. Verás cómo el vapor con olor a menta ayuda a combatir la congestión.

Baño para coger energía

Quizá tengas un evento al que asistir, pero te sientes muy cansado/a. Este baño será ideal para darte fuerzas y embellecerte al mismo tiempo. Usaremos para ello varias hierbas como albahaca, salvia, romero y canela (las encontraras en herbolario), hierve durante 10 minutos en 3-4 litros de agua y añade a la bañera.

espuma

Baño para resaltar tu belleza

Sólo tendrás que añadir unas cucharadas de aceite de oliva a la bañera, leche en polvo diluida en dos litros de agua y miel sobre la esponja para masajearte y frotarte con ella. Es un baño para embellecer e hidratar la piel. La miel desintoxica la piel y la suaviza. Además, puedes añadir algunos puñados de sal gorda y exfoliarte la piel de forma natural.

baño relajante sazon boricua

Baño burbujeante

Resulta sumamente placentero y relajante darse un baño con burbujas para aliviar el dolor muscular. Para ello, solo tenemos que añadir media taza de jabón natural líquido, o cocer previamente el jabón al baño maría si lo tenemos en pastilla. Añadiremos al jabón líquido una clara de huevo y una cucharada de miel. Esta mezcla la añadimos antes de comenzar a llenar la bañera, para crear más espuma, que durará mucho más gracias a la acción del huevo. Combinarlo con aceite de oliva o aceites esenciales ayudará a combatir la sequedad en la piel.

Tomar un baño de forma ecológica

Baño romántico

Un baño entre dos no sólo nos ayuda a ahorrar agua, sino que resulta una experiencia enriquecedora y romántica. Prepara este baño con velas naturales, música suave y una combinación a tu estilo de todo lo que te hemos dicho anteriormente: jabones caseros, aceites naturales esenciales, burbujas, miel, así como ramas de romero u otros elementos naturales.

sales

Sales de baño caseras biodegradables

Las sales de baño también son un elemento que ayudará a relajarse y a hacer nuestro baño aún más placentero. No uses aquellas de las tiendas con perfumes y aditivos tóxicos por lo general, sino que puedes prepararlas de forma artesana. Las sales tienen propiedades beneficiosas, actúan como relajante muscular, combaten el estrés y nos proporcionan una dosis de energía y de revitalización siempre necesarias, por la acción de sus minerales.

Tomar un baño de forma ecológica

En un recipiente, colocamos 1 kilogramo de sal gorda de mar, una cucharada sopera de bicarbonato de sodio, tres cucharadas de sulfato de magnesio, aceites esenciales (unas cien gotas combinando olores varios) y, si quieres algo de color, colorante alimenticio, por ejemplo, azul. También, para darle un mayor efecto, podemos añadir flores secas.

Guardamos la mezcla en un tarro grande y agitamos bien para que todo se mezcle convenientemente. Después lo distribuimos en tarros menores para su almacenamiento. No hagas demasiadas porque su efectividad dura unos 3 meses.

Consejos adicionales

– Sé responsable con los baños.

– Báñate en compañía, con tu pareja o tu hijo/a.

Tomar un baño de forma ecológica

– Asegúrate de que el tapón no permite la pérdida de agua para evitar recargar la bañera después de unos minutos.

– Reutiliza el agua para dejar en remojo objetos y quitarlos la suciedad.

– Aclara bien la bañera tras el baño para evitar una limpieza adicional posterior.