Toneladas de basura en Ciudad de México podrían convertirse en gas metano
Mientras el ser humano genere basura, el modo de vida no puede llamarse sostenible. El ciclo de vida de cualquier producto debe ser lo que se conoce como de la cuna a la cuna, que los desechos acaben formando parte del planeta sin contaminarlo. Por tanto, hay que aprovechar todo, también esa basura.

El problema de la enorme cantidad de basura que se genera, lejos de solucionarse, se convierte en un problema cada vez mayor. La sobrepoblación, especialmente, en las ciudades, y la poca cultura de reciclaje producen millones y millones de toneladas de basura cada año. Una de estas megaciudades, México, D.F. ha cerrado su principal vertedero, que recibía los miles de toneladas de basura que generaban sus más de ocho millones de habitantes.

Pero, evidentemente, la basura se sigue produciendo. Lo que ha proyectado el Gobierno mexicano es recoger todos esos desechos para producir gas metano y reducir, de este modo, las emisiones de efecto invernadero. Se calcula que con el gas metano que se logre capturar, se alimentará una planta energética que abastecerá de electricidad a más de 35.000 hogares. Casi ochenta millones de toneladas de basura que ahora tendrán un uso sostenible.

La planta de gas tendrá un uso limitado a lo largo de los años. Con todo, la iniciativa será rentable económicamente, según los expertos, ya que la energía que se producirá ayudará a financiar el dinero invertido en el cierre del vertedero, unos 200 millones de dólares. Además, se calcula que con el cierre del vertedero, se podrán reducir hasta en un 20% las emisiones de efecto invernadero en el D.F, además de reducir los riesgos para la salud y de aparición de plagas.

Los ciudadanos, sin embargo, no lo ven claro. Se siguen generando unas tres mil toneladas de basura cada día y algo hay que hacer con ellas. El Gobierno del Distrito Federal ha hecho una petición a la población para que separe y organice los desechos, de manera que ocupe menos espacio. Incluso, se habla de poner multas por exceso de basura. Ciudadanos y políticos tienen que luchar juntos para solucionar este grave problema.