Tráfico ilegal de animales muertos en Gabón
Un total de doce cabezas y treinta manos de chimpancé y manos y una cabeza de un gorila han sido incautadas en una redada llevada a cabo en Gabón, en la costa oeste de África central. Se considera una de las mayores redadas contra el tráfico ilegal de animales muertos de la historia. En la operación, han sido detenidos cinco hombres.

El ministerio de Defensa y el de Agua y Bosques han colaborado para poder llevar a cabo la operación policial, en la que también han participado algunas organizaciones defensoras del medio ambiente como WWF. En las selvas del país africano se encuentra una de las reservas más importantes de este tipo de primates. También hay en la zona elefantes africanos de bosque. El país es rico en recursos naturales. En total, un 10% del territorio gabonés está ocupado por parques nacionales. Su selva tropical está considerada la más densa y virgen de África.

Además de las manos y cabezas de monos y gorilas, en la redada se encontraron doce pieles de leopardos, una porción de piel de león, piel de serpiente y cinco colas de elefante. Para la organización ecologista WWF/Adena es preocupante que se hayan encontrado tantas partes de especies protegidas. Según sus datos, hace diez años que no se produce una detención de tal magnitud en esa zona del planeta.

En Gabón se está llevando a cabo un programa de recuperación de los gorilas que ya se ha sido aplicado con éxito en los países vecinos, pero acciones como ésta ponen en peligro el éxito de tal programa. En todo caso, el problema de la caza furtiva ilegal y el comercio no es específico de Gabón, sino que ocurre en todo el África occidental y central. Las organizaciones ecologistas aplauden el buen trabajo que están realizando las autoridades para acabar con el tráfico de marfil y ahora esperan que se haga lo mismo con el tráfico ilegal de otras especies como los simios y los grandes felinos.

En algunas zonas de África central la carne de animales salvajes proporciona un 80% de las proteínas en la dieta de los seres humanos. Además, existe un lucrativo mercado negro de partes de animales que se utiliza para la magia negra y para la medicina tradicional africana.