Transocean se declara culpable por el derrame del Golfo
Tenemos nuevo capítulo en el culebrón de las empresas petroleras pendientes de juicio por el terrible derrame del Golfo de México. Tras el notición que supuso la histórica multa de 4.500 millones de dólares que pagó la British Petroleum (BP) con tal de no sentarse en el banquillo, también en esta ocasión hay acuerdo extrajudicial para Transocean, dueño de la siniestrada plataforma petrolífera Deepwater Horizon.

En el acuerdo alcanzado encontramos similitudes con el caso de BP, el principal culpable, como el reconocimiento de su culpabilidad en el que ha sido el peor desastre ambiental de la historia de Estados Unidos, acaecido en abril del 2010.

Igualmente, se pagará una multa importante, en este caso bastante menor, de un total de 1.400 millones de dólares (1.073 millones de euros) y, también en este caso, se logra evadir un juicio que hubiera podido suponer una penalización económica muy superior. La cantidad a pagar incluye 1.000 millones de dólares en multas civiles y 400 millones por sanción penal.

La multa podría triplicarse

Con este acuerdo se da carpetazo a los cargos presentados por el Gobierno de Estados Unidos tras el desastre ocurrido en un pozo Macondo de BP para el que la empresa suiza Transocean estaba realizando una perforación desde su plataforma. Sin embargo, queda pendiente un acuerdo con demandantes privados que podría hacerle pagar hasta 4.000 millones de dólares en total, una cifra cercana a la de BP.

Fue un repentino escape de gas metano el que provocó una explosión el 20 de abril, en la que murieron 11 trabajadores y se produjo un atentado ecológico sin precedentes a consecuencia de una fuga de alrededor de 800 millones de litros o 4,9 millones de barriles de crudo.

Transocean se declara culpable por el derrame del Golfo
Como apuntábamos, todavía está pendiente un acuerdo con la comisión de demandantes que representa a más de 100.000 particulares y pequeños empresarios que reclaman daños y perjuicios económicos y médicos. En este punto, los analistas han manifesado que la multa final por el derrame en Macondo podría dispararse hasta los 4.000 millones de dólares, si bien la lentitud judicial hará que se tarde años en resolverse en su totalidad.