Traviesas de plástico reciclado para las vías del tren
No deja de sorprender los diferentes usos que se puede dar al plástico reciclado y reutilizado. Cada vez más y mejores usos para este material que permanece durante cientos de años en el medio ambiente. Uniendo imaginación y tecnología, las posibilidades que ofrece el plástico parecen infinitas.

La última idea que ha aparecido a este respecto es reutilizar el plástico desechado para usarlo en las vías de tren. El proyecto se está llevando a cabo en Alemania. Las traviesas de plástico sustituirán a las actuales, compuestas de hormigón (material poco sostenible) o de madera. A cargo del proyecto se encuentra el Instituto Fraunhofer de Tecnologías Químicas (ICT).

Las sólidas y resistentes traviesas para la red de ferrocarril alemana se han fabricado con el contenido de los contenedores de basura habilitados para los residuos plásticos. Ya se ha iniciado la producción de las primeras traviesas de plástico negro. Se espera que sean colocadas a partir del próximo otoño en una línea de ferrocarril que servirá como prueba del material.

La gran ventaja de las nuevas traviesas de material plástico reciclado es su bajo peso y masa, por lo que resultan ideales para colocar en los puentes, ha asegurado Jörg Woidasky, del departamento de Tecnologías Medioambientales del ICT. Además, se ha calculado que la vida útil de estas traviesas será de cincuenta años (las de madera sólo duran unos veinte).

El objeivo es precisamente sustituir las traviesas de madera de la red de ferrocarriles de Alemania, que suponen un tercio del total. Pero, más adelante, también se podrían sustituir a las más modernas de hormigón, que se utilizan en las líneas de alta velocidad.

El desarrollo de la nueva traviesa ha supuesto un trabajo de tres años y una inversión de un millón de euros. Se necesitarán otros cuatro millones para la construcción de la primera planta de producción.