Tú también puedes colaborar en la lucha contra el fuego
El ministro español de Medio Ambiente, Arias Cañete, se siente “orgulloso” de la respuesta del Gobierno ante el peor año de incendios ocurrido en España, e incluso se atreve a criticar a las Comunidades Autónomas por no solicitar antes la ayuda de medio humanos y técnicos. Sin embargo, esta situación se preveía desde hace meses y se tenía que haber hecho algo antes de que se produjeran los incendios. De momento, la única solución (?) que ha ofrecido el ministro es endurecer las penas para los pirómanos. Señor Arias Cañete, la única solución es gestionar los bosques de forma adecuada para prevenir el desastre.

Ante la ineptitud del ministerio y sus máximos responsables, quizá te preguntes qué puedes hacer tú para ayudar en la lucha contra los incendios. A continuación, te ofrecemos algunas propuestas.

– Infórmate e informa también a tu círculo social. Es un problema que atañe a todos y el primer paso es saber cómo perjudican los incendios al medio ambiente y a la economía de un país.

– Colabora con instituciones que trabajen en la prevención de los incendios, a través de la limpieza de bosques y montes y en el mantenimiento de cortafuegos.

– Participa en la utilización múltiple del monte: un monte bien usado y bien gestionado por los propios vecinos es la mejor prevención contra los incendios.

– Ingresa en grupos de vigilancia y extinción de incendios o colabora como voluntario en las labores de extinción, incluso aunque estés de vacaciones. Es esencial en este caso seguir las indicaciones de los expertos y las autoridades (bomberos, guardas forestales, etc.).

– Apoya a asociaciones que luchan contra la repoblación forestal con especies de crecimiento rápido o el uso de maquinaria pesada en los montes. Es mejor plantar especies vegetales autóctonas.

– Utiliza las redes sociales para difundir campañas educativas y de concienciación.

– Apoya a movimientos sociales que tratan de descubrir y denunciar los intereses ocultos que hay detrás de los incendios. Hay empresas y particulares que se pueden beneficiar económicamente durante y tras los incendios.

– Evita consumir productos elaborados a partir de madera quemada extraída con maquinaria pesada u otras técnicas que perjudican el suelo. Busca las certificaciones sostenibles de la gestión de los bosques: PEFC y FSC, entre otras.

– Si tienes que caminar sobre terreno calcinado, hazlo con mucho cuidado: hay nuevos brotes de vegetación que surgen entre las cenizas.

– Presiona a tu Gobierno para que adopte medidas urgentes y elabore planes de protección para que no se repitan los incendios. La prevención es la mejor arma.