Turismo mientras se disfruta de la naturaleza
La Red Española de Desarrollo Rural (REDR) es una asociación sin ánimo de lucro constituida en el año 1995. Su objetivo principal es promover el desarrollo rural integral y sostenible. Entre otras actividades, la REDS quiere promover el turismo en el medio rural, un turismo sostenible y una de las mejores maneras de disfrutar de la naturaleza.

La REDR está formada por Redes Regionales que unen a más de doscientos Grupos de Desarrollo Rural de toda España. Además, es miembro de la Red Europea de Desarrollo Rural (ELARD), en la que también participan redes similares de países como Italia, Francia, Irlanda, Grecia y Portugal, y a la que pertenecen unos quinientos Grupos de Desarrollo europeos.

La Red Española de Desarrollo Rural está presente en la feria Fitur 2011, la feria más importante sobre turismo que se celebra en España. La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marina de España, Rosa Aguilar, ha inaugurado el estand de la REDR. Se trata de promocionar un turismo responsable y relacionado con el termalismo, el patrimonio cultural, el ecoturismo, el turismo gastronómico, el turismo ornitológico y la trashumancia.

En Fitur, algunas asociaciones de desarrollo rural que participan en el proyecto mostrarán los logros alcanzados por diversos proyectos pilotos y de cooperación en sus zonas geográficas, iniciativas cofinanciadas por el Ministerio de Medio Ambiente. Entre otras, se presentarán proyectos como Ornitología y Desarrollo Sostenible, Itinere 1337, Red Natura 2000, Europa románica, Camino Mozárabe de Santiago, Innovación y desarrollo sostenible mediante la recuperación de especies en peligro de extinción, o Dehesacultura, trashumancia y biodiversidad.

Una forma de combinar el turismo rural y el enológico es a través de la iniciativa Rutas del Vino, también presente en Fitur. Este proyecto está impulsado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) y trata de promocionar los productos con Denominación de Origen.

Pero el objetivo de la REDR no es sólo promocionar el turismo en zonas rurales. También se quiere desarrollar bienes y servicios para las comunidades locales de esos territorios, impulsar políticas de desarrollo sostenible para ayudar a la permanencia de la población en el medio rural, garantizando, sobre todo, el empleo existente en el mismo. Más de nueve millones de personas se pueden ver beneficiadas por estas políticas.