Un barrio con bancos fabricados con bolsas de plástico
El barrio de La Luna, en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid cuenta con papeleras y bancos fabricados con plástico reciclado. El proyecto ha estado a cargo de la empresa Cervic Environment, según ha comunicado el propio Ayuntamiento. La producción de un banco o un contenedor con este material supone la reutilización de 4.500 bolsas de plástico (un total de 55 kilogramos).

El barrio cuenta con unas 130 papeleras y más de cien bancos que han fabricado gracias a los residuos que los ciudadanos depositan en el contenedor amarillo. El beneficio medioambiental de este mobiliario urbano reside en que para fabricar un kilo de material reciclado de alta calidad son necesarias ochenta bolsas de basura. Bolsas de plástico que no irán a parar al mar o a los vertederos.

Según el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, los materiales ecológicos con los que se fabrica la línea de mobiliario urbano instalada en el barrio de La Luna de Rivas ofrecen propiedades ventajosas frente a otros. Entre otros, su alta resistencia a los fenómenos meteorológicos y la facilidad de limpieza. Además, claro, de reutilizar un material tan contaminante como el plástico.

El municipio madrileño ha elegido los modelos Babilonia (en la imagen) y Giunone para esta línea de bancos. Estos modelos combinan el material reciclado con el acero inoxidable. En el caso de las papeleras, se han combinado en la zona versiones para un residuo (modelo Ares) e islas ecológicas para recoger hasta tres tipos de materiales (modelo Nefer).

Para el gerente de Cervic Environment, el barrio de La Luna es un ejemplo de que es posible crear espacios sostenibles y ecológicos en las ciudades. Además, de esta forma se fomenta el reciclaje y la concienciación ciudadana en temas como la importancia del gestión de residuos para la construcción de nuevos materiales que pueden conformar, como en este caso, nuevos espacios al aire libre para el disfrute de los ciudadanos.