Un barrio entero de bambú en Colombia
¿Qué se puede fabricar con bambú? Bicicletas, coches, autobuses, suelos, hasta una catedral. Pero hasta ahora no habíamos tenido noticia de un barrio entero de bambú.

El bambú ofrece varias características que le convierten en un material perfecto para muchos usos. Por ejemplo, su flexibilidad, que permite que pueda resistir un terremoto. Pero, al mismo tiempo, es más resistente que el acero. Son algunas de las características por las que un estudio de arquitectura colombiano, Zuarq Arquitectos, lo ha elegido como material básico para construir los edificios de todo un barrio vacacional llamado Dinastía del Sol, en el municipio de Carmen de Apicla, a 160 kilómetros de Bogotá, Colombia.

El barrio cuenta con 96 parcelas de una extensión de entre 900 a 1.100 metros cuadrados. Además, hay dos parcelas para comercios y una zona comunal con una piscina, un parque de agua, restaurante, capilla, salón de juegos, salón comunal y canchas para practicar diferentes deportes. El proyecto es una combinación de ecología y diseño. El bambú es un material con muchas posibilidades y se puede utilizar en proyectos de alto diseño.

El proyecto quiere ofrecer viviendas construidas con criterios bioclimáticos, al tiempo que ofrece un espacio para practicar múltiples actividades recreativas, todo ello sin afectar al medio ambiente. Se ha intentado, en la medida de lo posible, aprovechar los recursos locales y se han usado tecnologías baratas y resistentes.

Un barrio entero de bambú en Colombia
Las viviendas están integradas en el paisaje. Cuentan con sistemas de refrigeración e iluminación naturales. Sus fachadas están bien orientadas y el diseño de las viviendas se ajusta a las condiciones del sol y el viento del lugar. Hay zonas verdes para ajustar las necesidades de humedad y evaporación ambiental.

La estructura de bambú es capaz de soportar grandes ventanales y cubiertas curvas. El uso de esta madera junto a los colores, formas y texturas apropiadas consiguen que las casas se integren perfectamente en el paisaje. En la decoración interior, se usó la madera de modo que el desperdicio fuera mínimo.

Los arquitectos explican que su idea ha sido trabajar con técnicas del pasado, manejando conceptos de diseño actuales. El uso del bambú y de materiales locales, no sólo conlleva un beneficio medioambiental, sino también social.