Un derrame de crudo ha afectado a los pingüinos de penacho amarillo
Otro accidente de un buque ha producido un desastre medioambiental y afectado gravemente a una colonia de pingüinos de penacho amarillo, una especie en peligro de extinción. Miles de ejemplares de esta especie han quedado embadurnados de petróleo después que un barco de carga encallara en un remoto territorio en el Atlántico Sur. El accidente también ha afectado a otras especies, como la langosta, de cuya pesca vive la comunidad local.

El barco Olivia, con bandera de Malta, encalló en la isla Nightingale, en el archipiélago Tristan da Cunha. El buque viajaba de Brasil a Singapur con 1.650 toneladas de petróleo crudo y 66.000 toneladas de semillas de soja. Los veintidós tripulantes fueron rescatados. La embarcación quedó partida en dos.

Un equipo de rescate zarpó desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) para unirse a una operación internacional de limpieza de los miles de pingüinos que han quedado embadurnados de crudo. El buque Oliva llevaba unas 1.400 toneladas de combustible que, al partirse en dos, derramó cerca de la isla de Nightingale, a medio camino entre Sudáfrica y Sudamérica.

Unas 20.000 aves, la mayoría de ellas pingüinos de penacho amarillo, han resultado afectadas directamente por el vertido de crudo. El dispositivo de limpieza cuenta con pescado congelado, medicamentos, calefactores y piscinas portátiles, así como trampas y cebos envenenados para roedores. Todo el material es nuevo para evitar el riesgo de introducir enfermedades en las islas.

Un problema se añade al desastre: la inaccesibilidad de algunas de las colonias de este pingüino. Siete de las nueve colonias en la isla aún no se han visitado. Se hará cuando la meteorología lo permita. Además, sólo se puede llegar a estos lugares con pequeñas embarcaciones y con la ayudad de las habilidades marineras de los propios habitantes de Tristan da Cunha.

Además, se han hallado dos focas muertas por la marea negra y otras muy cubiertas de combustible, además de otras aves en las mismas condiciones. La población de pingüinos de penacho amarillo de estas islas puede llegar a representar el 70% del total de la especie.