Un futuro con bicicletas eléctricas
Las bicicletas eléctricas han llegado a nuestro país para ser un medio de transporte que se convierta en la alternativa número uno a los vehículos convencionales. Pequeña, ligera, barata, apenas contamina, evita atascos y no supone una pérdida de tiempo a la hora de aparcar. Esas son algunas de las ventajas que nos brinda la bicicleta eléctrica. Eso sí, los ecologistas también avisan: contamina un poco debido a que la electricidad en nuestro país no procede de energías renovables como sí sucede en otros países.

En países como Holanda, la bicicleta eléctrica ya es un medio de transporte normal como cualquier otro. El hecho de que incorpore un pequeño motor, puede hacer que mucha gente aquí en España se anime también a utilizarla. La pereza, las pocas ganas de hacer deporte y las cuestas que hay en las carreteras nacionales, son los principales obstáculos que siempre han servido como excusa para no subirse a las bicicletas de toda la vida.

Antonio Guerín, director de la marca EcoBike, explica el boom de estos nuevos modelos de bicicleta:

En China, donde la bicicleta es el medio de transporte más utilizado, se están pasando a los modelos eléctricos, y en Italia se han llegado a vender 100.000 unidades en un año. El gasto de electricidad de los motores de estos vehículos es de tan sólo 1 euro por cada 100 kilómetros.