Un futuro con energía ecológica en casa
No es fácil dar el paso hacia las energías renovables en nuestro hogar. La decisión final dependerá de la conciencia ecológica de cada consumidor. A pesar de ello, con el petróleo cada vez más caro y escaso y con una preocupación creciente sobre el cambio climático (además de avances tencnológicos y normativos), que este tipo de energía se implante en todos los hogares es cuestión de unas décadas, según creen los que defienden este tipo de suministro.

Un futuro con energía ecológica en casa
Hay quienes hablan de una auténtica revolución de manos de la “generación distribuida”: los consumidores producirán, almacenarán y administrarán de manera ecológica su propia energía, llegando incluso a no tener que depender para nada de las compañías eléctricas que actualmente son dueñas de este negocio.
Tecnologías que hoy en día están poco desarrolladas serán habituales dentro de unos años. Las pilas de hidrógeno, pinturas que generan energía solar o biocombustibles a base de algas pueden ser nuestro pan de cada día en un futuro no muy lejano.