Un mapa muestra la altura de los bosques del planeta
Medir la extensión de las selvas y bosques a través de los satélites es relativamente fácil, ya que es una medición horizontal, por decirlo de alguna manera. Sin embargo, la cosa se complica si lo que se quiere es medir la altura de los árboles. Pero todo es posible gracias a la tecnología.

Un equipo de científicos dirigido por la NASA ha creado un preciso mapa de alta resolución de la altura de los bosques de la Tierra. Este recién creado mapa puede ayudar a los científicos a entender mejor el papel que desempeñan los bosques en el cambio climático, cómo influye su altura en los hábitats de la vida silvestre que albergan o cuánto carbono son capaces de almacenar.

Los científicos del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, la Universidad de Maryland y el Centro de Investigación Woods Hole han sido los responsables de la creación de este mapa. Para ello, han realizado 2,5 millones de mediciones de pulso láser desde el espacio, cuidadosamente seleccionadas y distribuidas por todo el planeta. Los datos LIDAR (Light Detection and Ranging) se recogieron en 2005 por el instrumento de Altímetro Láser de Geociencias a bordo del satélite ICEsat de la NASA.

Conocer la altura de los bosques de la Tierra es fundamental para la estimación de la biomasa o la cantidad de carbono que retienen, ha señalado el investigador principal, Marc Simard, del JPL. El mapa se puede utilizar, entre otras cosas, para mejorar los esfuerzos globales para controlar el carbono. Además, aunque la altura de los bosques es una característica integral de los hábitats de la Tierra, no está bien medida, por lo que los resultados también beneficiarán a los estudios de las variedades de vida que se encuentran, en particular, en hábitats boscosos.

El mapa está disponible en internet y representa los puntos más altos en el dosel del bosque. Su resolución espacial es de un kilómetro. El mapa fue validado con datos provenientes de una red de cerca de setenta sitios en todo el mundo.

Los investigadores encontraron que, en general, los bosques disminuyen en porte en latitudes más elevadas y son más altos en las latitudes bajas. También disminuyen en altura cuanto más lejos están de los trópicos. Una excepción importante se encuentra alrededor de la latitud 40 grados sur, en los bosques tropicales de Australia y Nueva Zelanda, donde las masas de eucalipto rebasan con facilidad los cuarenta metros.