Un parque natural reserva de cielo oscuro
Las autoridades del Parque Nacional Brecon Beacons, en Gales, Reino Unido, quieren apagar las luces para que los visitantes puedan disfrutar del cielo oscuro y contemplar las estrellas y demás elementos astronómicos en todo su esplendor. Una acción contra la contaminación lumínica. No parece difícil en un parque natural. Sin embargo…

Los encargados del parque quieres ir más allá y convertirse en una reserva natural, no sólo de la naturaleza, lo que ya es, sino también de cielo oscuro. Para lograr tal reconocimiento deben instalar controles de luz en la zona que prevenga cualquier tipo de contaminación lumínica.

El parque Brecon Beacons ofrece, desde hace años, uno de los cielos nocturnos más atractivos de todo el país, ideal para mirar hacia las estrellas durante horas. Según las autoridades, en una noche sin nubes la gente puede ver la Vía Láctea, numerosas constelaciones, nebulosas brillantes y lluvias de meteoritos.

El objetivo es atraer nuevos turistas. Para ello, necesitan ayuda del exterior. Se ha repartido un folleto a la población local para informar de cómo pueden ayudar o involucrarse en el proyecto. Se explica qué hay que hacer en las casas para evitar la contaminación lumínica.

Jim Wilson, director de la Sociedad del Parque Brecon Beacons, ha dejado claro que nadie va a ser molestado en su casa sin pedir permiso antes ni van a pedir que la gente desinstale sus luces. Lo que quieren es que sean más cuidadosos en la forma en que las usan, lo que, por otra parte, disminuirá su factura de la luz.

Algunas pequeñas acciones que se pueden llevar a cabo son orientar las luces hacia abajo, y no hacia el cielo, o poner sensores de movimiento.

Otros lugares del Reino Unido han conseguido el preciado estatus, como el Exmoor National Park o la Isla de Sark, nombrados reservas de cielos oscuros por la Asociación Natural de Cielos Oscuros.

Pero la contaminación lumínica, no sólo dificulta la observación del cielo, sino que también afecta a los animales salvajes. Las luces de la calle y las luces de seguridad tiene un gran impacto en los ciclos de vida de la fauna. Por ejemplo, las luciérnagas son un espectáculo lumínico cada vez más raro de ver. Con cielos oscuros podremos disfrutar de espectáculos luminosos en el cielo y en la tierra.