Un supertrigo que convierte en innecesarios a los transgénicos
El problema de los transgénicos no es sólo ecológico. Cuando un agricultor compra semillas transgénicas está entrando en un sistema de patentes del que es muy difícil salir. El verdadero problema de los transgénicos es que puede acabar con los pequeños agricultores locales, el problema de los transgénicos es económico y social pues es un sistema injusto.

Pero un nuevo tipo de trigo creado por un equipo de científicos ingleses podría significar el fin de los transgénicos. Según este grupo de investigadores, este trigo puede aumentar la producción hasta un 30%. Para su creación, han combinado una antigua variedad de trigo con una más moderna.

El equipo de investigadores trabaja para el Instituto Nacional de Botánica Agrícola, con sede en Cambridge. En los primeros ensayos, el grano resultante fue mayor y más fuerte que las actuales variedades de trigo. Para la creación de la supersemilla, los científicos han usado métodos como la polinización cruzada y tecnologías de transferencia embrionaria. De este modo, han transferido parte de la resistencia del ancestro del trigo a la variedad moderna. En ningún momento se ha tenido que recurrir a la modificación genética artificial.

Un supertrigo que convierte en innecesarios a los transgénicos
En todo caso, habrá que esperar hasta que este tipo de trigo se pueda usar: al menos, cinco años de experimentación en el laboratorio. Después, se deberá contar con la aprobación del organismo correspondiente. Algunos granjeros creen que no se puede esperar tanto y piden al Gobierno británico y a los propios científicos que aceleren el proceso. La demanda de alimentos en las próximas décadas será cada vez más difícil de cubrir. Y el trigo es uno de los alimentos que más calorías proporciona a las personas en todo el mundo.

Las cosechas empeoran

Durante el siglo XX, las cosechas eran cada vez mejores. Pero, en los últimos quince años, la cosecha media de trigo se ha estancado (por el cambio climático, los transgénicos, la contaminación, el empobrecimiento del suelo y otros factores).

Este descubrimiento de los científicos británicos puede ser la solución para la pérdida de productividad en las cosechas. El trigo, el maíz y el arroz son los tres granos básicos para la alimentación mundial. Con el trigo se elaboran productos esenciales como la harina, la sémola, la cerveza y muchos otros.