Una carretera que produce energía
Ya hemos comentado la primera autopista verde que se va a construir en Europa, en concreto, en Finlandia. Pero en Estados Unidos, país inmenso y exagerado, capaz de lo peor y de lo mejor, quieren ir más allá: han pensado que, ya que hay que construir carreteras, que éstas sirvan también para generar energía. De momento, no deja de ser más que un proyecto utópico, pero ahí queda.

La empresa Solar Roadways es la responsable de la idea. Ha presentado el proyecto para un concurso organizado por el Gobierno del país norteamericano de ideas para que las calles sean más sostenibles. La votación sigue abierta. La idea es pavimentar las calles, en vez de con asfalto común, material contaminante, con paneles solares y, de este modo, además de no contaminar en su construcción, producir energía de manera limpia y sostenible.

Pero ahí no queda la cosa. El proyecto también propone que el relleno de la carretera se componga de basura reciclada. Así mismo, gracias a los materiales con los que se construiría, sería fácil incluir señales en el camino mediante iluminación LED para indicar incidencias en el tráfico, desvíos o advertencias en caso de accidentes.

Sólo hay una gran dificultad: las placas solares deben estar protegidas del paso de coches y camiones, al tiempo que recibir los rayos solares para generar la energía. La idea de los diseñadores de Solar Roadways es encapsular los paneles solares dentro de un vidrio que sea ultra-resistente y que tenga una textura parecida al pavimento y permita el agarre de las ruedas a la carretera.

Así que, de momento, se continúa con las investigaciones antes de llevar adelante el proyecto. La iniciativa es costosa y exige un importante y meticuloso trabajo previo. Aunque la financiación del proyecto no sería un problema a largo plazo: sólo habría que vender la energía que la carretera produzca.

Este proyecto demuestra que sólo hay que recurrir a la imaginación y a la creatividad para lograr un modo de vida sostenible y libre de contaminación.