Una catedral construida con cartones
El arquitecto japonés Shigeru Ban ha diseñado una nueva catedral para reemplazar a la que destruyó el terremoto de 2011, de 6,3 grados en la escala Ritcher y que se cobró 185 vidas. Para su construcción eligió un original material, el cartón. La catedral ha sido levantada con tubos de cartón de 60 centímetros de diámetro recubiertos con poliuretano resistente al agua y retardantes. El edificio tienen un aforo de setecientas personas.

Shigeru Ban tiene fama mundial por este tipo de diseños, mezcla de responsabilidad medioambiental y social. The Wall Street Journal, la revista Time y otros medios lo alaban. Es uno de los pioneros en lo que se conoce como arquitectura de emergencia.

Ya en los noventa del siglo pasado, este arquitecto trabajó para la ONU en la construcción de albergues temporales para los refugiados que huían de Ruanda. También ha ayudado a construir refugios para los damnificados de los terremotos de Turquía o Japón.

Ban comenta que es parte de su responsabilidad social. Normalmente, los arquitectos trabajan para personas privilegiadas que usan su dinero para construir edificios monumentales. Pero hay que construir más para el público, según su opinión. En especial, para personas que han perdido sus casas.

Una vida útil de 50 años

Una estructura temporal como las que diseña Ban puede convertirse en un hogar. Los materiales usados en su construcción son reciclados, como contenedores y cajas de cerveza rellenados con sacos de arena. Son materiales que, incluso después de un desastre natural, se encuentran fácilmente disponibles. La madera o el acero no se pueden usar en esas circunstancias. Un extremo de la catedral se llenará de vidrios de colores y el techo será de policarbonato. Su vida útil se calcula en 50 años.

Además, es un material que está disponible en todo el mundo. Es ligero y barato. La nueva catedral estará terminada en abril de 2013. Será la mayor estructura de cartón diseñada por Ban. Estará financiada por donaciones de la iglesia, las compañías de seguros y los ciudadanos.